Notas

Sin plan propio, el Ministerio de Ciencia apuesta a las universidades

Sin plan propio, el Ministerio de Ciencia apuesta a las universidades
septiembre 26
22:13 2017

Tras la ocupación pacífica del Ministerio de Ciencia (MinCyT), la Secretaría de Políticas Universitarias finalmente estudiará las demandas de los becarios afectados por el ajuste en CONICET de revisar las condiciones de ingreso a las universidades, y dará una respuesta el próximo martes 3 de octubre.

Desde el Ministerio de Educación confirmaron a Notas que el reclamo de garantizar condiciones laborales similares a las de un investigador de CONICET, la antigüedad docente y la cláusula que habilita a las universidades a salirse del convenio en caso de recorte presupuestario, serán revisadas el viernes en la próxima reunión plenaria del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), por las autoridades académicas.

A pesar de que las expectativas de los 498 damnificados por el ajuste presupuestario 2016 que los dejó fuera de la carrera de Investigador del CONICET, estaban puestas en la reunión del martes, los funcionarios de la cartera conducida por Lino Barañao solo se limitaron a comunicar la decisión de las universidades y no ofrecieron alternativas complementarias desde Ciencia.

Tras ocho días de toma el gobierno nacional había accedido a extender al 13 de octubre los plazos de negociación con el organismo que nuclea a las casas de altos estudios incluidas en el Programa de reinserción de los investigadores.

Desde la Red que representa a los afectados por el recorte del 60% en la admisión a la carrera de Investigador del CONICET en 2016, explicaron que fueron las presiones del gobierno para acelerar la firma del acuerdo en condiciones adversas, lo que movilizó la medida de fuerza.

Es que la confrontación entre el gobierno y los científicos se remonta a diciembre del año pasado cuando los funcionarios nacionales se comprometieron a reinsertar a los hombres y mujeres de ciencia en las instituciones del sistema científico, garantizando igualdad de condiciones laborales y salariales.

Sin embargo, si el convenio entre las carteras de Ciencia y Educación de la Nación no fuese revisado, hoy los investigadores percibirían un salario 30% más bajo (unos diez mil pesos menos) de lo que hubieran recibido si ingresaban a la carrera de Investigador de CONICET.

Pero además verían perjudicada su estabilidad laboral en razón de una cláusula por la que las universidades se declaran con potestad para auto-excluirse del acuerdo en caso de ajuste presupuestario, situación de la cual hoy no se encuentra exenta ninguna institución superior.

Otra de las demandas que fricciona la negociación es que se garantice el ingreso de todos los afectados al “Programa de Fortalecimiento de la Investigación en Universidades”, y que se priorice el perfil de investigadores con “doble recomendación” del CONICET en los concursos con los que revalidarían los cargos, en 2020.

El “Programa” forma parte de un convenio entre los ministerios de Ciencia y Educación para negociar la reinserción de los damnificados en el ámbito académico mediante la creación de 410 cargos nivel Jefe de Trabajos Prácticos (JTP), con dedicación exclusiva para investigación.

Todas estas demandas implican decisiones que requieren, necesariamente, la determinación autónoma de los rectores de las universidades nacionales. El problema es que las instituciones académicas dependen del presupuesto asignado al Ministerio de Educación, no de Ciencia.

Es por eso que Agustín Campero, secretario de Articulación Científica y Tecnológica del Mincyt, gestionó con Danya Tavella, su par en Educación al frente de la Secretaría de Políticas Universitarias, que las demandas sean tratadas por las autoridades académicas en la reunión plenaria del CIN de este viernes.

Ahora bien, esto motivó críticas desde la Red de Afectados y desde la gremial que nuclea a los trabajadores de ciencia (ATE-CONICET) puesto que los secretarios del Ministerio de Ciencia no mostraron una propuesta alternativa ante la posibilidad de una negativa de las universidades a aceptar las demandas de los investigadores.

Notas dialogó con integrantes de diferentes sectores de la mesa de negociación con la cartera científica, quienes pusieron el acento en este punto.

Juan Manuel Sueiro, titular de ATE-CONICET, expresó que “en el balance político [tras la reunión] quedó demostrado que no hay un problema de financiamiento, es una decisión política del gobierno de Mauricio Macri no otorgar el presupuesto para incorporar a los becarios a la Carrera de Investigador en CONICET”.

Desde la Red Federal de Afectadxs, Andrés Stagnaro, doctor en Historia, ofreció, también, su mirada a este medio tras la reunión, al manifestar que “el ministerio [de Ciencia] no se compromete para la resolución política de los detalles técnicos, por ejemplo ante el caso que la SPU no se disponga a colaborar con nuestra situación con presupuesto, condiciones o salario. Eso es un compromiso político y todas esas definiciones políticas no las están tomando y dicen que no las pueden tomar”.

Eduardo Porto – @PortoEdu

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Teatro

  • No me vuelvas a hablar de amorNo me vuelvas a hablar de amor: el cinismo como amenaza del sentimiento

    ¿Qué pasa cuándo el amor es muy parecido al odio? ¿Es su contracara perfecta o hay matices casi invisibles que involucran otras cuestiones? No me vuelvas a hablar de amor es una obra que parece tambalear en el canto de una moneda en que las dos caras terminan por fundirse en una sola. Y esa fundición no es nunca clara ni precisa.

  • La Intemperie de las cosasLa intemperie de las cosas: la existencia como un ahogo resplandeciente

    ¿Quién decide cuándo hablar y cuándo callar? ¿En qué momento la rutina se convierte en un pantano distante de nosotros mismos? Preguntas que sirven de disparadores para "La Intemperie de Las Cosas", una obra de teatro físico, compleja, que requiere una atención particular por parte del espectador acostumbrado al teatro clásico.

  • Refugio-InvisiblesEl Refugio de los Invisibles: parir la libertad

    La obra de Catalina Briski propone quitarse las máscaras de la comodidad. Los invisibles son aquellos que la sociedad elige no ver. Una construcción que surge de negar la mirada que en el fondo es lo mismo que negar su existencia.

  • LápicesLa Noche de los Lápices versión ópera rock

    "Lápices: un musical con memoria" es una ópera rock basada en lo ocurrido en La Noche de los Lápices en la que estudiantes secundarios fueron secuestrados y desaparecidos durante la última dictadura militar. Paula Grosse, una de sus autoras y directoras, dialogó con Notas.

  • Les LuthiersMedio siglo de Les Luthiers

    El 4 de septiembre de 1967 nació formalmente el grupo humorístico Les Luthiers. Si bien sus integrantes ya realizaban espectáculos juntos, no fue hasta esa fecha que adoptaron el nombre con el cual se harían famosos en Argentina y el mundo.

  • Citlalí"Para hacer teatro musical es más valiosa la creatividad que lo económico"

    Entrevista con Mariano Cejas, escritor y director de Citlalí, un musical del teatro independiente porteño que sitúa reflexiones sobre el poder, los liderazgos y el rol de la mujer en una comunidad originaria.