Notas

Sin plan propio, el Ministerio de Ciencia apuesta a las universidades

Sin plan propio, el Ministerio de Ciencia apuesta a las universidades
septiembre 26
22:13 2017

Tras la ocupación pacífica del Ministerio de Ciencia (MinCyT), la Secretaría de Políticas Universitarias finalmente estudiará las demandas de los becarios afectados por el ajuste en CONICET de revisar las condiciones de ingreso a las universidades, y dará una respuesta el próximo martes 3 de octubre.

Desde el Ministerio de Educación confirmaron a Notas que el reclamo de garantizar condiciones laborales similares a las de un investigador de CONICET, la antigüedad docente y la cláusula que habilita a las universidades a salirse del convenio en caso de recorte presupuestario, serán revisadas el viernes en la próxima reunión plenaria del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), por las autoridades académicas.

A pesar de que las expectativas de los 498 damnificados por el ajuste presupuestario 2016 que los dejó fuera de la carrera de Investigador del CONICET, estaban puestas en la reunión del martes, los funcionarios de la cartera conducida por Lino Barañao solo se limitaron a comunicar la decisión de las universidades y no ofrecieron alternativas complementarias desde Ciencia.

Tras ocho días de toma el gobierno nacional había accedido a extender al 13 de octubre los plazos de negociación con el organismo que nuclea a las casas de altos estudios incluidas en el Programa de reinserción de los investigadores.

Desde la Red que representa a los afectados por el recorte del 60% en la admisión a la carrera de Investigador del CONICET en 2016, explicaron que fueron las presiones del gobierno para acelerar la firma del acuerdo en condiciones adversas, lo que movilizó la medida de fuerza.

Es que la confrontación entre el gobierno y los científicos se remonta a diciembre del año pasado cuando los funcionarios nacionales se comprometieron a reinsertar a los hombres y mujeres de ciencia en las instituciones del sistema científico, garantizando igualdad de condiciones laborales y salariales.

Sin embargo, si el convenio entre las carteras de Ciencia y Educación de la Nación no fuese revisado, hoy los investigadores percibirían un salario 30% más bajo (unos diez mil pesos menos) de lo que hubieran recibido si ingresaban a la carrera de Investigador de CONICET.

Pero además verían perjudicada su estabilidad laboral en razón de una cláusula por la que las universidades se declaran con potestad para auto-excluirse del acuerdo en caso de ajuste presupuestario, situación de la cual hoy no se encuentra exenta ninguna institución superior.

Otra de las demandas que fricciona la negociación es que se garantice el ingreso de todos los afectados al “Programa de Fortalecimiento de la Investigación en Universidades”, y que se priorice el perfil de investigadores con “doble recomendación” del CONICET en los concursos con los que revalidarían los cargos, en 2020.

El “Programa” forma parte de un convenio entre los ministerios de Ciencia y Educación para negociar la reinserción de los damnificados en el ámbito académico mediante la creación de 410 cargos nivel Jefe de Trabajos Prácticos (JTP), con dedicación exclusiva para investigación.

Todas estas demandas implican decisiones que requieren, necesariamente, la determinación autónoma de los rectores de las universidades nacionales. El problema es que las instituciones académicas dependen del presupuesto asignado al Ministerio de Educación, no de Ciencia.

Es por eso que Agustín Campero, secretario de Articulación Científica y Tecnológica del Mincyt, gestionó con Danya Tavella, su par en Educación al frente de la Secretaría de Políticas Universitarias, que las demandas sean tratadas por las autoridades académicas en la reunión plenaria del CIN de este viernes.

Ahora bien, esto motivó críticas desde la Red de Afectados y desde la gremial que nuclea a los trabajadores de ciencia (ATE-CONICET) puesto que los secretarios del Ministerio de Ciencia no mostraron una propuesta alternativa ante la posibilidad de una negativa de las universidades a aceptar las demandas de los investigadores.

Notas dialogó con integrantes de diferentes sectores de la mesa de negociación con la cartera científica, quienes pusieron el acento en este punto.

Juan Manuel Sueiro, titular de ATE-CONICET, expresó que “en el balance político [tras la reunión] quedó demostrado que no hay un problema de financiamiento, es una decisión política del gobierno de Mauricio Macri no otorgar el presupuesto para incorporar a los becarios a la Carrera de Investigador en CONICET”.

Desde la Red Federal de Afectadxs, Andrés Stagnaro, doctor en Historia, ofreció, también, su mirada a este medio tras la reunión, al manifestar que “el ministerio [de Ciencia] no se compromete para la resolución política de los detalles técnicos, por ejemplo ante el caso que la SPU no se disponga a colaborar con nuestra situación con presupuesto, condiciones o salario. Eso es un compromiso político y todas esas definiciones políticas no las están tomando y dicen que no las pueden tomar”.

Eduardo Porto – @PortoEdu

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Ciencia y Tecnología

  • conicetLa ciencia en peligro: la voz de los afectados por el ajuste

    El testimonio de los afectados es la muestra evidente del declive que se viene dando en el CONICET desde hace años. Cinco investigadores y becarios doctorales -que integran la interminable lista de postulantes rechazados- contaron su historia dentro del organismo y destacan la importancia que tiene la ciencia de cara al futuro.

  • CONICET Científicos“El Conicet está atravesando una crisis presupuestaria e institucional muy grave"

    Este miércoles, día de los y las Trabajadoras de Ciencia y Tecnología, se realizará una jornada nacional de protesta por los masivos rechazos para la Carrera de Investigador Científico (CIC) del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), dados a conocer días atrás.

  • ciencia-hiloLa ciencia argentina y la falacia de la escasez

    Por Nicolás Trivi. La historiadora Cecilia Gárgano mantuvo una entrevista con LN+ sobre las consecuencias de la última dictadura cívico-militar-eclesiástica en el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA). ¿Qué sucedió en este período oscuro para la historia del organismo y del país?

  • Terraplanistas (1)El terraplanismo y los límites de la difusión

    A principios de marzo se desarrolló un encuentro de la Sociedad de la Tierra Plana, cuyos convocantes rechazan la idea de que nuestro planeta tiene forma de esfera. Si bien existe desde hace muchas décadas, en Argentina el movimiento cobró popularidad a partir de las redes sociales. ¿Cuáles son los peligros de abonar a la divulgación de estas y otras teorías ya refutadas?

  • conicet1La Plata: movilización de trabajadores del CONICET contra el ajuste en Ciencia

    Investigadores y trabajadores del CONICET se concentraron en las inmediaciones de plaza San Martín de La Plata con el propósito de dar a conocer la situación en la que se encuentra el organismo. Las reducciones en el número de becas, recortes presupuestarios y la consecuente pérdida de poder adquisitivo fueron algunas de las consignas de la jornada.

  • martin-isturizCiencia y tecnología: Martín Isturiz y la responsabilidad social del Estado

    Por Eduardo Díaz de Guijarro. El domingo 10 de febrero falleció Martín Isturiz, investigador superior del CONICET especializado en inmunología e incansable luchador por la defensa de la ciencia y la tecnología al servicio de las necesidades sociales.