Notas

Un Plan que no fortalece el trabajo científico

Un Plan que no fortalece el trabajo científico
octubre 03
22:51 2017

La reunión del 3 de octubre entre el Ministerio de Ciencia (MinCyT) y la Red de Afectadxs junto a Sindicatos y organizaciones del sector por el ajuste presupuestario de este año en CONICET terminó con definiciones poco alentadoras para los damnificados. La certeza más contundente es la fecha del próximo encuentro, este viernes.

Desde mayo, el MinCyT entró en un proceso de mediación con las universidades, a través de la Secretaría de Políticas Universitarias, para negociar las demandas de los 498 becarios de revisar las condiciones de acceso a las instituciones académicas, por considerarlas adversas.

Sin embargo, las autoridades de la cartera científica les comunicaron este martes que ambos ministerios, Ciencia y Educación, decidieron rechazar la inclusión de las “adendas” propuestas por los investigadores al Programa que los inserta al ámbito universitario.

El “Programa” forma parte de un convenio entre los ministerios de Ciencia y Educación para negociar la reinserción de los damnificados en el ámbito académico mediante la creación de 410 cargos nivel Jefe de Trabajos Prácticos (JTP), con dedicación exclusiva para investigación.

Las “adendas” son solicitudes de los investigadores para ampararse de recortes presupuestarios; para priorizar su perfil becario cuando renueven el cargo; y para que se equipare el salario con aquel que hubieran percibido si ingresaban a la Carrera de Investigador de CONICET, este año.

La tercera solicitud afecta a 65 de los investigadores, quiénes por poseer una antigüedad por debajo de cinco años, entran al “Programa” con un salario diez mil pesos menor que el de un ingresante al máximo organismo de ciencia del país. Las otras dos contemplan a 410 damnificados.

A pesar de que en las reuniones previas los funcionarios se habían comprometido a analizar estas condiciones, el martes recibieron la noticia por parte del subsecretario de Evaluación Institucional, Lucas Luchilo, que no se incluirían en el acuerdo con las universidades.

Es más, desde la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU), confirmaron a Notas la semana pasada, que en la reunión del Consejo Interuniversitario (CIN) que agrupa a rectores de 60 casas de altos estudios, se tratarían las solicitudes, aunque finalmente no se hizo.

La cláusula que habilita a las instituciones académicas a salirse del convenio si hay recorte presupuestario es una de las que más preocupación genera entre quienes quedaron fuera de CONICET el año pasado, a pesar de haber obtenido la doble recomendación del organismo.

Es que la auto-exclusión del acuerdo vulnera directamente la estabilidad laboral y expone a la totalidad de los becarios postdoctorales a quedar sin trabajo.

Hay que recordar que el pedido parte del compromiso asumido en diciembre pasado por el gobierno nacional de elaborar los mecanismos para reinsertarlos en las instituciones del sistema científico, garantizando igualdad de condiciones laborales y salariales.

Ahora bien, la otra de las demandas que finalmente quedaría fuera del acuerdo entre Ciencia y Educación es la que buscaba que sea priorizado el perfil de investigadores con “doble recomendación” del CONICET en los concursos con los que revalidarían los cargos, en 2020.

Esto, claro, teniendo en cuenta que el acuerdo entre ambos departamentos se presenta como una política destinada a robustecer la investigación científica en el sistema académico.

Las determinaciones del ministerio ponen en jaque el convenio e inducen a los afectados por el recorte en Ciencia a firmar en condiciones adversas.

Notas dialogó con Andrés Stagnaro, doctor en Historia, becario postdoctoral de CONICET e integrante de la Red de Afectadxs, que intervino en la reunión con las autoridades del Ministerio. “Hace un mes que les estamos pidiendo estabilidad e igualdad salarial y nos dijeron que no, lo que están generando es precarización del trabajo de investigación”, afirmó.

Por su parte, Guadalupe Maradei, doctora en Filosofía y Letras, e integrante de la organización que agrupa a los científicos, advirtió que “la SPU dejó una puerta abierta para que no podamos reclamar porque en el contrato dice que en caso que el ministerio se quede sin fondos, ni la universidad ni el docente van a poder demandarlo”.

Eduardo Porto – @PortoEdu

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

África