Notas

Hollywood: se destapó la olla del acoso sexual

Hollywood: se destapó la olla del acoso sexual
noviembre 13
09:58 2017

Hollywood es la meca del cine a nivel mundial desde donde salen las películas más taquilleras, por vestirse de gala una vez al año en la entrega de los premios Oscars y sobre todo porque sus productos crean y reproducen los estereotipos y modelos del american dream a la perfección.

A esta altura del año, generalmente los tópicos son los nuevos estrenos y quiénes serán los más nominados a los premios de la Academia. Sin embargo, lo que desvela a más de uno es cuándo cesará la crecida de denuncias que se vienen realizando a reconocidos magnates de la industria hollywoodense.

El escándalo se desató a mediados de octubre, cuando varias actrices comenzaron a relatar situaciones de abuso y acoso sexual que sufrieron en manos del (ex) productor de cine Harvey Weinstein. El diario The New York Times y la revista The New Yorker fueron los encargados de dar a conocer los testimonios de aquellas mujeres que pudieron contar las incómodas situaciones a las que las exponía el dueño de la productora Miramax y cofundador de The Weinstein Company, conocido por películas como Pulp Fiction, El discurso del Rey, Shakespeare enamorado, entre otras.

Entre las reconocidas actrices que se animaron a denunciar se encuentran Angelina Jolie, Gwyneth Paltrow, Ashley Judd, Cara Delevingne, Lea Seydoux, Lupita Nyong’o y alrededor de 40 mujeres más. “Tuve una mala experiencia con Weinstein en mi juventud y como consecuencia de ella elegí nunca volver a trabajar con él y advertir lo que me había sucedido a quienes lo hacían. Este comportamiento hacia las mujeres en cualquier industria, en cualquier país, es inaceptable”, sostuvo Angelina Jolie.

Por su parte, Paltrow relató que a los 22 años, y recién contratada por el productor para protagonizar “Emma”, Weinstein la convocó a su suite del hotel Península en Beverly Hills. Allí la tocó y le propuso que pasaran a una habitación para un masaje, a lo que la actriz se negó.

Otro de los relatos ha sido el de la modelo Ambra Battilana Gutiérrez a quien Weinstein invitó a su oficina en Nueva York, donde se lanzó hacia ella, tocó sus pechos e intentó meter la mano en su pollera. Ella protestó y fue directamente a la policía a presentar una denuncia. Tras hacerse público el escándalo, se filtró una grabación donde él confiesa haber acosado a la modelo e intentar convencerla para que no lo haga público.

La ola que no cesa

El escándalo Weinstein habilitó una ola imparable de denuncias. Hasta la actualidad, nunca, ni en los casos más resonantes como el de Bill Cosby denunciado desde 2015 por más de 50 mujeres, se puso tan al desnudo la maquinaria de abusos, violaciones y acosos que sufrieron actrices, actores y trabajadores de la industria del cine.

Otro caso fue el del director James Toback, quien fue denunciado por 38 mujeres de acoso sexual de acuerdo a un informe publicado por LA Times el 22 de octubre.

Las víctimas relataron al medio estadounidense que el modus operandi del director nominado a un Oscar en 1991 era invitarlas a la habitación de un hotel, al estreno de una película o al Central Park a una supuesta entrevista de trabajo que terminaban siendo el escenario para acosarlas.

Las últimas en denunciarlo fueron la protagonista de Grey’s Anatomy, Ellen Pompeo, y la actriz Rachel McAdams que con 21 años hizo el casting para la película ‘Harvard Man’. Luego de la audición Toback “Me invitó a sentarme en el suelo y la conversación se volvió rápidamente sexual. ‘¿Sabes? Hoy me he masturbado incontables veces desde la audición pensando en ti’. Empezó a decirme ‘¿Cómo eres de valiente? ¿Hasta dónde llegarías para ser actriz?'”, relató McAdams.

En las últimas semanas los casos más resonantes fueron los de Dustin Hoffman y el del actor de House Of Cards, Kevin Spacey acusado de haber abusado de un menor en 1986, por lo que Netflix decidió suspender la serie y el director Ridley Scott lo eliminó de su película  All the money in the world a un mes y medio de su estreno. También el de Bret Ranner, director y productor de películas como Rush Hour (1998), Red Dragon (2002) o X-Men: The Last Stand (2006) a quien seis denuncias en su contra le costaron un contrato de 450 millones de dólares con Warner Bros.

Los más recientes fueron el de Jeremy Piven, de la serie Entourage, denunciado por acoso sexual por la modelo Ariane Bellamar quien afirma haber sido “arrinconada” y manoseada por el actor y el del comediante Louis C.K. A días del estreno de su última película I Love You, Daddy se informó su suspensión ya que el New York Times publicaría el testimonio de cinco mujeres que fueron acosadas por el reconocido cómico.

Me Too, el movimiento detrás de los relatos

Cuando salieron a la luz estas denuncias en las redes sociales se desató una ola de publicaciones luego de que la actriz Alyssa Milano pidiera a sus seguidores en Twitter que respondieran y compartieran el mensaje que le había enviado una amiga anónima: “Si todas las mujeres que han sido abusadas o acosadas sexualmente escribieran ‘Yo también’ en sus perfiles, quizás podamos transmitir la magnitud del problema”. En cuestión de horas, los hashtags #MeToo (“Yo También”) y otros similares invadieron las redes. Al menos 200 mil personas compartieron en menos de 24 horas el mensaje afirmando haber sido víctimas de acoso sexual. En Francia se viralizó la frase Balance ton porc (denunciá a tu cerdo) donde circularon alrededor de 150 mil mensajes sobre el tema.

La campaña “Yo También” la llevó adelante una activista llamada Tarana Burke hace más de una década. En 1996, mientras trabajaba, Burke escuchó el testimonio de una niña que había sido abusada por un familiar y no pudo quedarse de brazos cruzados. A partir de allí nació el “Me too Movement” (Movimiento yo también) destinado a mujeres jóvenes víctimas de abuso, agresión o explotación sexual.

Burke, al ver el fenómeno viral que se había producido con esas dos palabras confesó: “Me preocupa que revelen su estatus de supervivientes en masa en las redes sociales y no tengan espacio para procesarlo”.

La activista negra fue reconocida por Alissya Milano, quien difundió en las redes sus iniciativas y consideró “descorazonadora e inspiradora” la historia que dio origen al movimiento. “Me llenó el corazón ver a las mujeres usar esta idea, una que llamamos ‘empoderamiento a través de la empatía”, tuiteó Burke y agregó “Está más allá de un hashtag. Es el comienzo de una conversación más amplia y un movimiento para la curación radical de la comunidad. Únete a nosotras #metoo”.

Jorgelina Tomasin – @jorgelinaa_t

Foto: Reuters

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Cine y TV

  • potro-rodrigo-peliculaEl Potro, la película: cuando el mito se desprende de la persona

    El Potro, lo mejor del amor es la película de un icono popular, un personaje de la gente, de esos que a veces sin intención representan una identidad inclusive política. Su producción forma parte de un cine que reivindica a los ídolos populares, de abajo. Un cine peronista dirán algunos, esa especie de subgénero que inauguró el cineasta más popular de nuestro país y a quien Muñoz -la directora de este film- pareciera rendirle homenaje.

  • Woody AllenA Rainy Day in New York: la historia dirigida por Woody Allen que puede no salir a la luz

    El movimiento #MeToo develó una serie de abusos sexuales provocados por las estrellas masculinas hollywoodenses más famosas y acabó con proyectos millonarios que tenían como protagonistas a los actores, directores y productores mejor pagos del medio. Hoy, las réplicas del terremoto que sacudió a la industria cultural más rica del mundo golpean a Woody Allen y su última película se quedó sin fecha de estreno.

  • Patricio Escobar"Los curas villeros le lavan la cara a la Iglesia Católica"

    Patricio Escobar, director del documental Bienaventurados los mansos conversó con "Fuera de Servicio" por Radio Sur FM 88.3 sobre su obra y su mirada del rol de la iglesia en nuestro país.

  • Castle RockCastle Rock: basta de homenajes

    Producida por los tanques J.J. Abrams y Stephen King, la serie estrenada en julio pasado en exclusiva para Hulu no logra afianzar una historia sólida. Actuaciones poco convincentes, giros demasiado obvios y poca originalidad en el guión dan como resultado un bizcochuelo aplastado en la repostería del terror contemporáneo.

  • El Angel 2El Ángel y la metáfora de South Park

    Aclarar en estos tiempos las diferencias entre ficción y realidad parecería innecesario. Aunque no tanto para las distintas voces emergidas de las redes sociales que explotaron con el afiche de El Ángel, la última película de Luis Ortega.

  • El AngelEl Ángel: la mística del mal

    La película de Luis Ortega hace un recorte libre sobre los años juveniles de Robledo Puch, el asesino serial con mayor tiempo en prisión del país. Con más de 670.000 espectadores, el éxito se basa en actuaciones destacadas, un guión bien adaptado y lo mejor: gran calidad visual acompañada de una banda sonora impecable.