América Latina

17 noviembre, 2017

Bolivia es el país que más redujo la brecha salarial en América Latina

Un informe del Banco Mundial da cuanta que el país del altiplano logró en los últimos años los mayores avances en la región para reducir la diferencia entre los que más y menos dinero ganan.

Un informe del Banco Mundial da cuanta que el país del altiplano logró en los últimos años los mayores avances en la región para reducir la diferencia entre los que más y menos dinero ganan.

De acuerdo con el coeficiente Gini Laboral, la brecha de los salarios en 2003 era de 0,53 y ahora se ubica en 0,44 puntos. Cabe recordar que el coeficiente de Gini expresa un número entre 0 y 1, donde 0 corresponde al mejor indicador (en este caso la igualdad absoluta) y 1 el peor. Con esta reducción del 0,09 Bolivia se ubica como el país con mejor desempeño al respecto en toda América Latina.

Según el estudio este avance se debe principalmente a tres aspectos: el desarrollo educativo, el incremento real del salario mínimo nacional y una mayor formalización laboral.

Hasta 2005 -un año antes del triunfo de Evo Morales en las elecciones presidenciales- el salario mínimo nacional era de 440 pesos bolivianos, que equivalen a unos 57 dólares al cambio actual. En 2017 el ingreso mínimo que las y los bolivianos perciben por ley alcanza los dos mil pesos, es decir 287 dólares. Esto supone un incremento del 400% mientras que la inflación anual promedio durante esos años fue del 6%.

El ministro de Trabajo, Empleo y Previsión Social boliviano, Héctor Hinojosa, puntualizó que se estableció como política de Estado los aumentos salariales con “referencia a la inflación anual”. “En realidad el salario es un mecanismo que dinamiza la economía, es una parte fundamental del modelo porque el modelo se sostiene en el mercado interno y hay necesidad de darle dinamismo”, explicó.

Por otra parte, el funcionario destacó las políticas de reducción del desempleo que el gobierno pretende bajar al 3,5% antes de fin de año. “Cuando hemos arrancado el ‘Programa de Empleo’ teníamos una tasa de desempleo de 4,5%”, recordó. Pero aclaró que “con esta inyección que estamos haciendo, con estos cuatro o cinco meses de actividad, vamos a llegar al 3,5%, eso es lo que hemos calculado”.

Como señala el Banco Mundial, la formalización del trabajo -en una economía con una fuerte tradición cuentapropista- también ayudó a mejorar los indicadores salariales al igual que “la calidad educativa” la cual consideró “fundamental para crear capacidades que lleven a salarios más altos y medios de subsistencia sostenibles”.

Finalmente un crecimiento económico sostenido de un 4% promedio facilitó la distribución e implementación de políticas públicas progresivas. El viceministro boliviano de Presupuesto, Jaime Durán, aseguró que “espera continuar en esa dinámica para dignificar los ingresos de los trabajadores bolivianos”.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos