Europa

22 noviembre, 2017

Condenaron por genocidio al responsable de la masacre de Srebrenica

Este miércoles el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (TPIY) sentenció a cadena perpetua al militar serbiobosnio Ratko Mladic, acusado de la masacre de miles de musulmanes durante la guerra en Bosnia (1992-1995). Se le imputaron los delitos de genocidio, crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad.

Este miércoles el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (TPIY) sentenció a cadena perpetua al militar serbobosnio Ratko Mladic, acusado de la masacre de miles de musulmanes durante la guerra en Bosnia (1992-1995). Se le imputaron los delitos de genocidio, crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad.

De acuerdo al fallo del tribunal el ex jefe del Ejército serbio en territorio bosnio es responsable de la matanza de cerca de ocho mil varones y niños musulmanes en julio de 1995 en la ciudad de Srebrenica, al este de Bosnia-Herzegovina. También fue hallado culpable de la muerte de 11 mil civiles durante el sitio de Sarajevo, capital del país.

Historia de un juicio

El TPIY fue creado en 1993 en el marco de la guerra de los Balcanes que terminó con la disolución de la República Federativa de Yugoslavia, dando nacimiento a cinco nuevos países (Eslovenia, Croacia, Bosnia-Herzegovina, Serbia y Macedonia). Mladic fue acusado de crimenes contra la humanidad pocos días después de la masacre de Srebrenica y sobre él pesó una orden de captura internacional que no se hizo efectiva hasta 2011.

Fue encontrado en Lazarevo, un pueblo a unos 100 kilómetros al norte de la capital serbia, Belgrado, y días después trasladado a la prisión de Scheveningen, en La Haya.

Su sentencia fue la última llevada a cabo por esta corte especial que cerrará sus puertas el 31 de diciembre. A lo largo de sus 24 años presentó acusaciones contra 161 personas, desde soldados de bajo rango, hasta importantes funcionarios tanto del Gobierno, como del Ejército y la Policía de la antigua Yugoslavia.

En aproximadamente 11 mil audiencias desfilaron casi cinco mil testigos que denunciaron los distintos delitos de lesa humanidad cometidos en el marco del conflicto bélico.

La masacre europea más grande desde la Segunda Guerra Mundial

En azul el Municipio de Srebrenica en Bosnia-Herzegovina
En azul el Municipio de Srebrenica en Bosnia-Herzegovina

Si bien la conmemoración oficial se realiza cada 11 de julio, la masacre de Srebrenica comenzó antes y terminó después. Como recordó Matías Figal en este portal “en el marco de la guerra de Bosnia, entre el 6 y el 16 de julio de 1995, las tropas serbobosnias tomaron dicha localidad, que había sido declarada dos años antes ‘área segura’ por la ONU”.

Para eso las tropas invasoras expulsaron a un contingente de apenas 400 soldados holandeses que habían sido apostados allí para garantizar la seguridad de los habitantes. En los días subsiguientes procedieron a dividir a la población entre mujeres y varones. Estos últimos fueron ejecutados masivamente provocando la masacre más grande sucedida en el continente desde la Segunda Guerra Mundial.

La trascendencia de los hechos “impulsó a la errática comunidad internacional a poner final a la contienda, lo que sucedió en noviembre de 1995 (luego de más de cien mil muertos y dos millones de desplazados), con la firma de los Acuerdos de Dayton”, subrayó Figal. Allí se dio nacimiento a Bosnia-Herzegovina, un Estado integrado por dos entidades político-administrativas: la Federación de Bosnia-Herzegovina, con mayoría de bosnios musulmanes y bosniocroatas, y la República Srpska -dentro de la cual se encuentra Srebrenica-, de mayoría serbia.

Durante la guerra, la República Srpska estaba gobernada por Radovan Karadzic, quien también fue condenado el año pasado por genocidio y sentenciado a 40 años.

Asimismo, en 2014 un tribunal holandés juzgó a su propio Estado por la responsabilidad de sus soldados en la masacre. Las tropas holandesas fueron encontradas culpables de la deportación de 300 varones bosnio musulmanes que luego fueron asesinados.

Tanto el TPIY como la Corte Internacional de Justicia de La Haya han calificado los acontecimientos de julio de 1995 como un genocidio. Sin embargo, hasta el día de hoy esto es resistido por la República Sprska que considera que hubo graves violaciones a los derechos humanos pero que no aplica ese concepto.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos