Notas

Qué no hacer en las campañas contra la violencia de género

Qué no hacer en las campañas contra la violencia de género
diciembre 05
18:37 2017

En las últimas semanas circularon por las redes sociales y en algunos medios de comunicación distintas campañas de municipios como Pilar, Lomas de Zamora, la Ciudad de Buenos Aires y Córdoba que, mediante el uso de frases misóginas de uso común intentaban cuestionar el machismo. Desde el feminismo fueron cuestionadas y rechazadas. Pero, ¿por qué? ¿Qué efectos pueden producir? ¿Cómo pensar campañas efectivas en este sentido? La periodista, psicóloga y coordinadora de la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género en Argentina (Ripvg-Ar), Liliana Hendel, reflexionó con Notas al respecto.

En primer lugar, Hendel planteó que al igual que los programas masivos de televisión o de radio destinados a un público masivo, las campañas “tienen por su estructura características diferentes a las pequeñas campañas que pueden circular dentro de una ONG, grupos políticos, etc”. “En esas circunstancias vos estás utilizando un lenguaje común con quienes entienden de qué se está hablando. Por lo menos se supone que quienes participan de una ONG, una escuela o un partido político tienen una plataforma en común. Eso no sucede cuando se plantea una campaña masiva”, explicó.

A su vez, destacó la importancia de que las campañas de difusión y prevención de la violencia de género sean pensadas por gente idónea. “No todo el mundo puede ser una o un buen comunicador, tienen que tener ciertas capacidades: poder de síntesis, un lenguaje claro, la capacidad de transformar un tema difícil para el cual tuviste que estudiar mucho en palabras sencillas para que todo el mundo lo entienda. No es tan sencillo como parece. Son pocas las personas que tienen esa capacidad, como también pocos los líderes o lideresas políticas que pueden hacer eso”, aseguró.

Sobre las campañas en particular de Pilar, Lomas de Zamora, Córdoba y la Ciudad de Buenos Aires, la comunicadora especializada en temas de género sostuvo que más allá de la intención con la que fueron pensadas, “adolecen de un problema grave: desconocer que lo primero que se lee es lo que impacta”. “Para quienes juegan al truco, la primera vale oro. O en boxeo se podría decir que el que pega primero, pega dos veces. El saber popular ha hecho del primereo una especie de culto”, agregó .

Afiches-1Entonces, al poner en “letras grandes frases claramente misóginas, claramente machistas, claramente descalificadoras -cada una de estas frases son todo eso en este caso- al común denominador de las personas que no están interiorizadas en las cuestiones de lo que denominamos la violencia machista, o la discriminación hacia la disidencia sexual, se queda con el ‘ay viste que tenía razón’. Porque la letra chiquita, que es la buena intención no se lee”, detalló Hendel.

Además, aseguró que tampoco sirve, como le han dicho, que sea “una campaña en etapas”. “Es como los chistes, si tenés que explicar el chiste, es malo. Si tenés que explicar una campaña, la campaña es mala”, remarcó.

Por otro lado, también cuestionó la mirada que plantea que la provocación “sirve para que se hable del tema”. “Hace años que venimos trabajando para desterrar el término ‘crimen pasional’ y hoy prácticamente todo el mundo habla de femicidio o feminicidio. No se trata de lograr ‘que se hable’, se trata de que se tome conciencia para que aquello que se denuncia deje de existir. Eso es tener incidencia”, indicó la coordinadora de la Ripvg-Ar. “Lo otro es como si fuera ‘Intratables': una provocación pública, lograr que todo el mundo hable de una manera espasmódica”, afirmó y subrayó: “Si lo que lográs es espuma lo que vas a conseguir es cero efectividad”.

Afiches-3En ese sentido, planteó que “si lo que queremos es lograr incidencia -que desde nuestro punto de vista feminista implica modificar las estructuras que hacen posibles esas violencias- este no es el camino, sin ninguna duda”. “Si la realidad nos desmiente estoy dispuesta a aceptar que me equivoqué, pero hasta aquí la provocación per se no ha dado resultados, si lo que buscamos son cambios estructurales. Ese tipo de campañas no genera reflexión, no genera responsabilidad en quienes deberían cuidar que las leyes se cumplan, ni convoca a nadie”, afirmó.

A modo de propuesta, la psicóloga, periodista y autora de Violencias de género. Las mentiras del patriarcado, dijo que “sería interesante” pensar en realizar seguimientos de las campañas para “ver qué efecto logran”, ya que no se suelen realizar en este país. “Tenemos que buscar la forma de evaluar qué mecanismos han resultado exitosos”, puntualizó.

Afiches-4“Desde nuestro punto de vista como militantes de los derechos humanos, en particular de las mujeres, lo único que ha generado algún nivel de modificaciones ha sido la perseverancia en el tratamiento mediático, articulando con las ONGs, los movimientos sociales y los organismos oficiales del Estado”, sostuvo, en lo que calificó como “un trabajo mucho más arduo, intenso y complejo”.

“Quizás campañas de provocación funcionan en ocasiones de instalación de marca, como Benetton. Pero si estamos intentando modificar una estructura como la del patriarcado, asociada a otra estructura como la del capitalismo cada vez más salvaje, tengo la sensación y la experiencia de que este no es el camino”, agregó la especialista.

Por último, Hendel concluyó afirmando que sería interesante pensar en mantener en 2018 “una línea de campañas del Estado, en este caso de los municipios, que de verdad tengan la intencionalidad de modificar esa estructura que necesita cambios urgentes porque nos matan de a una por día y porque las sentencias siguen siendo misóginas, machistas y atentatorias contra los derechos de las mujeres”.

Julia de Titto – @julitadt

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Géneros

  • Prensa-CTEP1-copyEncuentros y desencuentros entre el movimiento obrero y el de mujeres

    Por Guadalupe Santana y Florencia Trentini. ¿Cuál es el vínculo entre el sindicalismo y el feminismo en el nuevo escenario del movimiento obrero? ¿Cuáles son los desafíos que nos tocan como trabajadoras y feministas en la reconfiguración del sindicalismo?

  • chechaCecilia Merchán: "Legalizar el aborto es un tema de justicia social"

    La diputada del Parlasur y ex legisladora nacional Cecilia “Checha” Merchán, conversó con “No vuelven más” (FM La Patriada) sobre la lucha por el derecho al aborto, su experiencia personal, la jornada de movilización y “tuitazo” de este lunes y las perspectivas para un reclamo que cada vez recibe más apoyo social.

  • Poder-Judicial-FemicidiosFemicidios: figuras legales y realidades urgentes

    Por Diana Broggi*. La unidad fiscal especializada en violencia contra las mujeres y personas lesbianas, gays, bisexuales, travestis, transgénero, transexuales e intersexuales (más conocida como UFEM), dependiente del Ministerio Público Fiscal, publicó un informe sobre las primeras sentencias en juicios por femicidio en el país. Primera parte.

  • Infografia-femicidiosUna radiografía de las sentencias por femicidio

    Notas elaboró una infografía que resume los datos más relevantes que se desprenden del informe de la unidad fiscal especializada en violencia contra las mujeres y personas lesbianas, gays, bisexuales, travestis, transgénero, transexuales e intersexuales (UFEM), dependiente del Ministerio Público Fiscal, sobre las primeras sentencias en juicios por femicidio en el país.

  • aborto-legal#AbortoLegalYa: 'tuitazo' y 'pañuelazo' por el derecho a decidir

    Este lunes 19 la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito impulsa un día de acción en redes sociales y en las calles para exigir que el Congreso de la Nación discuta y apruebe la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

  • ciencia-mujeresSin nosotras no hay ciencia

    Por Florencia Trentini. El pasado domingo 11 de febrero, se celebró el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia. Una fecha estipulada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2015 con el objetivo de visibilizar a las mujeres en la ciencia y apuntar a lograr el acceso y la participación igualitaria y equitativa.