Notas

Un nuevo caso de criminalización a recicladores urbanos en Santa Fe

Un nuevo caso de criminalización a recicladores urbanos en Santa Fe
diciembre 18
12:09 2017

Durante el fin de la tarde del sábado, frente a una denuncia realizada por la Asociación S.O.S Caballos, fue iniciado un procedimiento de secuestro de un caballo a un integrante de la Asamblea de Carreros/as de Santa Fe.

El procedimiento estuvo a cargo del personal de la Seccional 3ra de la ciudad y del fiscal de turno Omar de Pedro. En el marco de una serie de irregularidades procedimentales -entre otras la anulación del derecho a la información sobre el proceso a las y los carreros y organizaciones presentes, la demora “in comparendo” (figura extra-legal utilizada por la policía de Santa Fe para retener e incomunicar sin causa) de una integrante y referente del Movimiento de Trabajadorxs Excluidos (MTE)- se configuró una situación de violencia institucional en la que se produjeron agresiones y golpes a quienes intentaban impedir que el caballo fuera secuestrado sin respetar el procedimiento previsto, lo que da cuenta de la criminalización y persecución que viven las y los carreros en la ciudad.

La referente del MTE Delia Ramírez fue mantenida en esta situación hasta las 2 de la  mañana, luego de que el Defensor Público de turno que se hizo presente y constató la situación general en la que se encontraba, así como también colaboró en garantizar la legalidad del procedimiento. Sin embargo, fue la actuación rápida y coordinada de las organizaciones sociales nucleadas en torno a la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) (MTE, MP La Dignidad, Movimiento Evita) y el acompañamiento de la Asociación Civil Tramas Derecho en Movimiento el elemento fundamental para garantizar la libertad de la referente detenida.

La Asamblea de Carreras y Carreros funciona desde hace 10 años, organizando a todas aquellas familias que viven del reciclado urbano, una tarea muy importante pero poco valorada socialmente. Actualmente son alrededor de 150 trabajadores y trabajadoras carreras y cartoneras de distintos barrios de la ciudad nucleados en la CTEP y formando parte de la Federación Argentina de Cartoneros y Recicladores (FACyR), donde el número asciende a unas 800 familias.

La Asociación Civil S.O.S Caballos lleva delante desde hace meses una campaña en la que convoca al público en general a tomar fotografías de las y los carreros que circulan en la ciudad y darles aviso para que puedan denunciarlos. La policía actúa rápidamente en estos casos, criminalizando de forma directa la actividad, aún cuando está permitida en zonas predeterminadas de la ciudad.

Luego de la intervención del veterinario policial en muchos casos -pese a que las y los trabajadores cuentan con documentos probatorios de la propiedad del caballo y libreta sanitaria que constata el estado de salud del animal- se procede al secuestro del caballo que es entregado directamente a la mencionada Asociación. Cuando se reclama su restitución es usual que los caballos sean escondidos en los diversos predios que tiene y las y los trabajadores nunca puedan recuperarlos, privándolos así de su principal fuente de sustento.

Natacha Guala, desde Santa Fe.

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Laborales