Notas

¿Qué implica la eliminación de la neutralidad de internet en EEUU?

¿Qué implica la eliminación de la neutralidad de internet en EEUU?
diciembre 19
19:57 2017

Hace unos días la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos (FCC, por sus siglas en inglés), controlada por el Partido Republicano, revirtió la normativa vigente desde 2015 que protegía la “neutralidad de la red”. Algunas claves para entender qué significa.

¿Qué es la neutralidad de la red?

Como explicaba Martina Bondone en un artículo publicado en este portal, la “neutralidad en la red” es el principio de transparencia en Internet. Implica alcanzar una “red neutral” donde el consumidor pueda elegir qué sitios navegar y que no le sean impuestos ni cobrados aparte. En palabras del periodista especializado en tecnología, Mauro Accurso: “Que el tráfico en Internet no sea discriminado de ninguna forma y que los proveedores no den prioridad a algún sitio por ser popular o influyente frente a cualquier otra página”.

La premisa de las y los defensores de la neutralidad es que no se debería excluir a nadie el acceso a la información ni discriminar servidores sobre otros. Mientras los proveedores de servicios web están de acuerdo con que exista un marco normativo, las empresas de telecomunicaciones creen que esto llevará a un abuso de la red y al exceso de tráfico, por eso la reglamentación debería hacerse a través del mercado.

En síntesis, este principio de “neutralidad” o “isonomía” obliga a las prestadoras de conexión de garantizar la velocidad contratada independientemente del contenido al que los usuarios deseen acceder. ¿Debe ser considerada internet un servicio público similar al teléfono o se la debe pensar como un bien de lujo?

Quiénes ganan, quiénes pierden

“La guerra por la neutralidad de la Red es económica y de regulación de la infraestructura”, afirma Natalia Zuazo, periodista especializada, en su libro Guerras de Internet. Enumera, en ese sentido, dos motivos principales por los que, desde su perspectiva, es importante defenderla: “En primer lugar porque garantiza la igualdad de los contenidos, por lo tanto la libertad de expresión. Evita que haya contenidos de primera clase y de segunda”. “Segundo, por razones de seguridad, ya que impide a los proveedores de contenidos ‘mirar’ lo que estamos intercambiando o consumiendo los usuarios. Sin neutralidad, los proveedores de acceso tendrían que acceder a los datos para saber quién se conecta a qué y desde dónde”, agrega.

Distintos analistas coinciden en que el primer impacto negativo será en los precios que abonan las compañías que operan en internet y en segunda instancia los que pagan las y los usuarios, dado que las empresas cobrarán más por servicios de mayor calidad y velocidad como, por ejemplo, para ver contenidos audiovisuales o realizar videoconferencias. Pero además, esa decisión sobre qué tipo de “plan” usar, no será de las y los usuarios (sean individuales o compañías) sino de las proveedoras que podrán definir a quiénes darle o no mejores servicios.

“Netflix, por ejemplo, se volverá más cara. Como tendrán que pagar tarifas más altas por utilizar internet de mejor calidad para ofrecer sus servicios, necesitarán cobrar más también a sus usuarios para mantenerlo. Así que veremos que Internet se volverá mucho más caro en los servicios por los que pagas”, explica Ryan Singel, especialista en el tema e investigador de la Universidad de Stanford.

Además, también habrá a disposición menos contenidos y servicios gratuitos. “Será una internet más controlada por las empresas más poderosas, habrá menos posibilidades para que emprendedores digitales hagan sus proyectos y limitará en general la libertad y variedad de la red”, afirma Singel.

De la mano con esto, las empresas proveedoras también podrán decidir qué contenidos permitirán las compañías en sus servidores: más allá de que sean legales, si la compañía no acuerda podrá directamente eliminar el contenido, es decir, censurarlo.

La importancia de que Estados Unidos mantuviera una posición de defensa de la neutralidad -hasta esta decisión de la FCC-, era mayúscula. Como principal potencia, como país donde nació la “red de redes” y como territorio en el cual se ubica en última instancia la infraestructura que permite que internet funcione en todo el mundo, otros países y comunidades internacionales como la Unión Europea legislan siguiendo su pauta.

“No saben lo que están haciendo”, dijeron unos días antes de la votación de la FCC en una carta los pioneros de internet, Vint Cerf y Sir Tim Berners-Lee, junto a Steve Wozniak, cofundador de Apple.

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Fútbol argentino