Notas

Cataluña: el independentismo mantiene la mayoría a pesar del triunfo de Ciudadanos

Cataluña: el independentismo mantiene la mayoría a pesar del triunfo de Ciudadanos
diciembre 22
13:11 2017

Los catalanes acudieron nuevamente este jueves a las urnas, esta vez convocados desde Madrid por el presidente Mariano Rajoy tras aplicar el artículo 155. Si el Ejecutivo español pretendía solucionar el conflicto con estas elecciones, fracasó. El bloque independentista volvió a conseguir la mayoría absoluta en el Parlament. Ines Arrimada de Ciudadanos (C’s) se queda con el voto antiindependencia y el Partido Popular pierde ocho escaños. La participación superó el 80% en unas elecciones optativas.

El independentismo ratificó su mayoría parlamentaria. Aunque esta vez las tres formaciones se presentaron por separados, todas juntas suman el 48% de los votos, lo que les otorga 70 diputados, dos más de lo necesario para la mayoría absoluta.

Dentro del bloque, el ganador es Junt per Catalunya (JxC), la formación del ex presidente destituido, Carles Puigdemont, se mantuvo como principal fuerza política independentista. Consiguió 34 escaños y el 21,65% de las boletas. Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), que no quiso, como en 2015, volver a presentarse junto a la derecha catalana, no logró superar a sus ex socios al obtener el 21,35% de los votos y 32 representantes. Si bien la Candidatura d’Unitat Popular (CUP), la formación anticapitalista, perdió seis parlamentarios con respecto a 2015, sigue siendo clave para mantener la mayoría.

Puigdemont, aun en Bélgica, tras conocer los resultados le propuso al presidente español un encuentro fuera de España. “Estoy dispuesto a encontrarme en Bruselas, o en cualquier estado de la Unión Europea, con el presidente Rajoy porque debemos de abordar la nueva etapa política”, indicó. Además agregó que desde ahora deben primar las soluciones políticas y no las represivas.

Ciudadanos, de derecha liberal, consiguió un resultado histórico pero poco útil. El partido naranja consiguió el mayor porcentaje de votos, 25,37%, que retribuye 37 diputados, pero, con un sistema parlamentario, no podrá formar gobierno por falta de apoyos.

“Por primera vez en Catalunya ha ganado las elecciones un partido constitucionalista y ha sido Ciudadanos”, dijo Ines Arrimadas, cabeza de lista de los liberales. “Uno de cada cuatro catalanes ha confiado en este partido”, afirmó Arrimadas en los festejos mientas sus compañeros cantaban “yo soy español, español, español”.

Los resultados de C’s se explican por los votos obtenido en el área metropolitana de Barcelona, territorio histórico de los socialistas. La lista de Arrimadas ganó en muchos municipios con alcaldes socialistas.

Por su parte, el Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC) mejoró por la mínima los resultados conseguidos hace dos años: pasó de 16 a 17 parlamentarios, lo que significa el 13,88% de las boletas, apenas 1,15 puntos más.

Tampoco Catalunya en Comú pudo imponerse en el llamado, hasta ahora, cinturón rojo. La candidatura que integra Podemos y En Comú, que gobierna la ciudad de Barcelona, ni siquiera mantiene lo conseguido en 2015. Pierde tres escaños y no llega al 7,5% de los votos.

El gran perdedor fue el Partido Popular (PP). El partido del gobierno sacó tan pocos votos y representantes que pierde la posibilidad de tener bancada propia en el Parlament. El PP consiguió menos de la mitad de votos que hace dos años, lo representa el 4,24%.

Con la independencia como eje, el Parlament de Catalunya poco cambiará con estos resultados. Nuevamente la mayoría absoluta es independentista, pero no supera la mayoría en votos. Ahora bien, como hace dos años, tampoco se puede ubicar a Catalunya en Comú con los partidos que se oponen a un referéndum pactado y que apoyaron la intervención del gobierno Rajoy: C’s, PSC y PP.

Entre los independentistas tampoco está muy clara la cosa. Si en 2016 se aprobó un gobierno in extremis, ahora puede que ni se vote. La CUP vuelve a ser clave para la formación de un gobierno independentista, pero su candidato, Carles Riera, ya manifestó, como en toda la campaña, que el apoyo de la CUP solo servirá para continuar con la construcción de la república ya votada el 1 de octubre: “No se trata de volver a hacer autonomía. No se trata de obedecer el 155. Sino de construir república”.

Luciano Coccio, desde Barcelona – @LuchismoD

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Laborales