Notas

El vandalismo en tiempos de Instagram

El vandalismo en tiempos de Instagram
enero 05
13:33 2018

“(…) en el mundo de los objetos,
hay uno con una función paradójicamente decisiva, el falo”. (Lacan, 1956-57, 72).

Un crimen ha sido cometido en el colegio. Todos los indicios apuntan a un solo sospechoso. Rápidamente las autoridades se encargan de llevar a cabo una ligera investigación con su consecuente condena. El sospechoso, además de quedar suspendido, debe pagar los daños materiales. Para el documentalista (y estudiante del colegio) algo no anda bien. Todo parece ser demasiado fácil, las cosas parecen estar decididas de antemano. Asume la responsabilidad como periodista (del colegio) que es y lleva adelante una investigación que resolverá el misterio: ¿quién en realidad dibujó esos 27 penes en los autos de los profesores del colegio?

Con una premisa tan absurda como correctamente llevada, esta serie de Netflix estrenada en septiembre pasado llamó la atención de propios y ajenos. Durante semanas, las redes sociales se llenaron de teorías (muchas de ellas conspirativas) alrededor del misterio de los 27 falos pintados en los coches de ese secundario ficticio de la alta California.

Con una puesta en escena de altísima calidad a la que Netflix ya nos tiene acostumbrados, American Vandal le rinde tributo tanto a los popes del mockumentary como The Office y Arrested Development como a series de investigación como Making a Murderer (también de Netflix). Con un casting hecho a medida de los personajes (los productores decidieron ir directo a los elegidos en vez de pasar por largas pruebas), los siete capítulos que componen la primera temporada siguen el rastro de una nómina de sospechosos y pistas que lleven a Peter Maldonado y Sam Ecklund (responsables del documental) a descubrir quién pinto los pitos y por qué las autoridades del colegio están obsesionadas con incriminar a Dylan Maxwell, el arquetípico prankster del secundario.

Los episodios pasan y el ritmo de la serie se torna cada vez más vertiginoso. A medida que el joven Peter Maldonado va avanzando con su investigación y las pistas lo llevan a sospechar que Dylan es más inocente de lo que quiere hacer parecer la escuela, los límites entre lo falso del documental y la verdad televisiva se van tornando más difusos.

La seriedad de la puesta en escena (sobre todo en lo respecto a las animaciones de la investigación en sí) da cuenta de que no estamos frente a un largo sketch de penes, tan repetitivo en la comedia norteamericana de la última década larga.

Si bien el tema de la serie realmente es el crimen cometido, se mete de manera bastante directa (y en un crescendo que conoce su techo hacia el final de la temporada) el prejuicio sobre los arquetipos que se crean en el imaginario social. ¿Quién cometerá tal crimen si no es el bully del colegio? ¿Cómo el estudiante oriental de intercambio puede cometer tal fechoría? ¿Hay alguna posibilidad de que la idealista militante progresista pueda ser puesta entre la nómina de sospechosos? Peter Maldonado (genialmente interpretado por Tyler Álvarez) va respondiendo estas preguntas que lo llevarán a cuestionar las estructuras anquilosadas del sistema educativo californiano, ayudado por la forma en la que se construye la verdad a partir de las redes sociales: los videos de Instagram jugarán un rol central de la investigación.

Con una segunda temporada confirmada, esta comedia creada por las cabezas de Funny or Die y la CBS, promete seguir los rastros de un nuevo caso por el mismo equipo de investigación que buscó la verdad alrededor de los autos pintados con 27 penes color rojo.

Iván Soler – @vansoler

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Derechos Humanos

  • Diego-Mendieta-CTEPPastor de la CTEP: "Me molieron a palos frente a la comisaría y adentro fue peor"

    El secretario de Seguridad de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), Marcelo D’Alessandro, defendió el accionar policial del pasado martes contra vendedores senegaleses, jóvenes militantes barriales y la dirigencia de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP). Sin embargo, el abuso policial otra vez dejó heridos, como Diego Mendieta, uno de los detenidos, quien dijo que recibió 40 trompadas en la cara.

  • INADI-Baby-etchecoparDenunciaron a Etchecopar por misoginia y discriminación en su carácter de comunicador

    Mujeres representantes de organizaciones sociales, políticas y de la sociedad civil presentaron ante la Fiscalía de Cámara especializada en Violencia de Género del INADI, una denuncia contra Ángel Pedro Etchecopar por sus insultos discriminatorios y misóginos expresados en su programa radial, mientras realizaban un escrache en su contra.

  • Valenzuela-Reyes-MTE“Tengo los codos raspados, de agarrar a Ale durante la golpiza para que no nos separaran”

    Cerca de las seis de la tarde del martes, efectivos de la policía de Horacio Rodríguez Larreta detuvieron a seis vendedores senegaleses mientras trabajaban en su puesto callejero por la zona de Constitución. Al momento del hecho, los integrantes del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), Alejandro Valenzuela y Gastón Reyes, caminaban por la zona e intentaron frenar la violencia de los efectivos, pero también fueron apresados.

  • julio-lopezJorge Julio López: la herencia de la dictadura colada en el presente

    Se cumple un nuevo aniversario de la segunda desaparición forzada de Jorge Julio López, militante peronista y albañil que, habiendo sido secuestrado y torturado durante la última dictadura cívico, militar y eclesiástica, dio testimonio en 2006 en el juicio que condenó a cadena perpetua al ex jefe de la Policía Bonaerense, Miguel Etchecolatz. Poco después de declarar y un día antes que se dictara la sentencia, fue desaparecido y nunca más se supo de él.

  • suteba_ramalloNueva amenaza a docente distorsiona el reclamo por la situación edilicia de las escuelas

    Una nueva denuncia por amenazas oscurece el conflicto de la educación pública en la provincia de Buenos Aires. Esta vez le tocó a Amanda González, docente y secretaria gremial del gremio SUTEBA en la localidad de Ramallo, a quien le rayaron el auto con la inscripción “Acordate de Corina”, en relación a la docente de Moreno secuestrada y torturada por preparar ollas de comida para sus estudiantes en medio de la crisis edilicia.

  • Jones-Huala-extradiciónExtradición a Jones Huala: la defensa alertó sobre torturas en cárceles chilenas

    De manera sorpresiva, este martes a la noche el lonco Facundo Jones Huala fue extraditado a Chile desde el penal de Esquel donde se encontraba desde hacía unas semanas. Su abogada, Sonia Ivanoff, fue notificada minutos antes: “No pude ni hablar con él”, lamentó. Un día antes, la Organización de Naciones Unidas (ONU) había aconsejado al Estado argentino que se mantenga al líder mapuche en tierras argentinas.