Notas

#8M: lanzan convocatoria a un nuevo Paro Internacional de Mujeres

#8M: lanzan convocatoria a un nuevo Paro Internacional de Mujeres
enero 12
05:39 2018

“Nosotras paramos, nos paramos”, comienza el manifiesto escrito por centenares de mujeres, colectivas, y organizaciones de todo tipo de Argentina y el continente. Siguiendo las huellas de la jornada de lucha internacional del año pasado, se proponen relanzar la convocatoria para el próximo 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

Desde las raíces profundas de nuestros territorios hasta los edificios de las corporaciones, vamos a quebrar las estructuras que nos atan”, afirman en el escrito, “mujeres, lesbianas, travestis y trans estamos organizadas en un deseo común y ya no hay vuelta atrás”. 

La convocatoria, con eje en denunciar no sólo la violencia contra las mujeres, sino y sobre todo la situación económica desigual y cómo afectan los planes de ajuste en clave de género, afirma que a “la feminización de la pobreza” el movimiento contrapone una “feminización de las resistencias”.

“Si nuestras vidas no valen, produzcan sin nosotras”, es otra vez el lema de la huelga que se extiende por todo el mundo pero que es traccionada, principalmente, desde América Latina y el Caribe donde el grito de Ni Una Menos, Vivas Nos Queremos “resuena como una estampida en todos los rincones del territorio”, plantean. “Uno signado por ser la región más desigual del mundo, donde el 10% de la población es dueño del 71% de la riqueza”.

“Nos paramos desde Alaska a la Patagonia”, agregan. Para “repudiar todas las formas de violencias machistas y por nuestro derecho a vivir libres de esas violencias”, contra los femicidios, “por las que están desaparecidas”, por el acceso a la justicia, por educación sexual integral, por las muertas y las presas por aborto.

Entre una larga lista de reivindicaciones que conforman el planteo integral de la nueva oleada feminista que saldrá a las calles nuevamente el próximo 8 de marzo, también se mencionan las presas políticas, la participación paritaria en el sistema político, profesional y sindical, y las desigualdades económicas.

Sobre este punto, afirman: “Paramos porque una de cada tres mujeres en la región no logra generar ingresos propios. El promedio de horas semanales dedicadas al trabajo no remunerado, obtenidas entre diez países de la región, es de 13,72 horas en hombres y de 39,13 horas en mujeres. En la Argentina las mujeres hacemos tres veces más trabajos domésticos y de cuidados no remunerados que los varones”. “Nos paramos para visibilizar esta doble jornada laboral que afecta más todavía a las mujeres más pobres. Paramos porque las travestis y trans no consiguen trabajos formales”, agregan.

Además, cuestionan la Reforma Previsional argentina, la Laboral brasileña, y todas las políticas contra los derechos laborales que tienen especial impacto en las mujeres ya que son las que tienen los trabajos más precarizados. “Paramos porque somos el plato de una fiesta a la que no estamos invitadas y en la que sirven nuestros salarios, nuestros derechos laborales y previsionales”.

“Paramos para recuperar nuestra memoria escrita en nuestras identidades, en nuestras existencias, con las formas de las luchas y los dolores que nos precedieron. Nuestras memorias íntimas y colectivas, nuestras lenguas y nuestras formas de estar juntas, para conquistar futuros de libertad”, aseguran después. Y concluyen: “Nos paramos porque podemos y sabemos cómo hacerlo, paramos por nuestras vidas. ¡Todas libres, todas juntas!”.

Foto: Archivo

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Opinión

  • CUDEl traslado de la cárcel de Devoto, desde adentro

    Matías es un estudiante del Centro Universitario de Devoto, el espacio en el que la Universidad de Buenos Aires dicta algunas de sus carreras para personas que están privadas de su libertad. En esta nota, cuenta de qué se trata esta iniciativa y qué sintió al enterarse del traslado de la cárcel, confirmado este jueves gracias a la aprobación de una ley en la Legislatura porteña.

  • PeriodismoUn periodismo contra la fragmentación

    Por Santiago Mayor. Este 7 de junio se celebra otro día de las y los periodistas en Argentina. En un contexto de avanzada del capital contra el trabajo, nuestro gremio no está exento de sufrir esos embates. Pero tampoco nuestra profesión escapa al intento de dividir, particularizar, descontextualizar y deshistorizar la información. Contra todo eso hay que luchar.

  • EmbarazoParto respetado: menos intervenciones, más cuidados

    Por Sol Martínez. La semana pasada, del 14 al 20 de mayo se celebró, como desde 2003, la semana mundial del Parto respetado. En virtud de su conmemoración varias organizaciones de salud han desarrollado actividades al respecto. No obstante, la visibilización de este tema por parte de las organizaciones feministas y los partidos políticos aun es más bien tímida.

  • FULP FUC FURLa unidad del campo popular sacudió la FUA

    Por Federico Machado. El pasado sábado 12 de mayo se llevó adelante el XXX Congreso de la Federación Universitaria Argentina (FUA), en un contexto de incertidumbre sobre el futuro económico del país y en las puertas del centenario de la Reforma Universitaria. Por primera vez un conjunto de organizaciones de izquierda, kirchneristas, peronistas y progresistas) puso en jaque la conducción histórica de Franja Morada.

  • Macri-TrumpMundo nuevo, políticas del pasado

    Por Kevin Castillo y Justo Hernández. El 2018 nos nos encuentra repitiendo viejas políticas en nombre de la modernidad. ¿Nos encontramos en el mismo mundo que acogió las recetas neoliberales en décadas pasadas? El mundo de hoy se disputa entre una remake proteccionista de los países desarrollados y la nostalgia neoliberal de la nueva oleada conservadora en países periféricos.

  • Karl MarxMarx: ante todo, un revolucionario

    Por Damiano Tagliavini. En el cementerio de Highgate, mientras finalizaba el invierno londinense de 1883, Federico Engels, frente a la tumba de su amigo y camarada, describiría a Karl Marx como el pensador más grande de su tiempo que “fue, ante todo, un revolucionario”. Esa breve, pero contundente descripción, refleja la verdadera vida de un hombre que combinó una capacidad de trabajo teórico inmensurable con una enorme pasión por la política, los debates encendidos y la agitación social.