Notas

“Esta decisión judicial es un golpe durísimo al Gobierno y su postura xenófoba”

“Esta decisión judicial es un golpe durísimo al Gobierno y su postura xenófoba”
marzo 26
17:50 2018

Doris Quispe, de la Asociación Rompiendo Muro e integrante del Bloque de Trabajadoras Migrantes, conversó con “Insurgentes” por Radio Sur 88.3 sobre la declaración de inconstitucionalidad por parte de la Cámara Federal en lo Contencioso Administrativo del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 70/2017 que modificaba la Ley de Migraciones y facilitaba las deportaciones.

- ¿Qué significa esta decisión que le da un freno a este DNU?

– Esta resolución judicial es un golpe durísimo al Gobierno, a su postura xenófoba desde el primer momento hacia la comunidad migrante. Especialmente a las colectividades peruana, boliviana y paraguaya a las que les achacan una situación sobre una supuesta emergencia en seguridad para justificar este decreto. La sala 5 desde el 2015 ya había tenido un fallo histórico en el caso del Barrio Rojas, donde dijo que migrar es un derecho humano. Esperábamos con muchas ansias un fallo histórico que es el que hemos recibido donde se declaró inconstitucional este decreto.

- El decreto 70/2017 que firmó el presidente Mauricio Macri, modificó sin intervención del Congreso la ley de Migraciones. ¿Qué implica ese endurecimiento a la política migratoria? ¿Cuáles eran los puntos que afectaba?

– En síntesis establecía restricciones al derecho de las personas, también había defectos en la fundamentación. Buscaron estadísticas que si bien existían no eran datos reales a nivel nacional. Eso lo manejaron de una forma bastante tendenciosa para poder aplicarlo. No guardaba proporcionalidad ni racionalidad en el fin que ellos pretendían alcanzar para poder batallar la emergencia en seguridad.

Además redujo el mecanismo sumarísimo de expulsión. Cualquier migrante podía ser expulsado simplemente por estar procesado en cualquier causa, sea denuncia falsa o lo que sea, no iba a tener posibilidad de ir a un juicio. Y además se atribuía auto-poderes en los que ellos podían decidir si los padres podían ser expulsados y separados de sus hijos. Así sean argentinos o hijos que estén radicados. Se atribuían esa decisión y que no podían ser revisados judicialmente. Iba en contra de los tratados internacionales.

- ¿Cómo tomaron ustedes esta decisión de la Ciudad de Buenos Aires vinculada con lo que parecería un contrasentido con el DNU nacional, porque en lse decía que iban a fomentar que extranjeros vengan a estudiar sobre todo a la UBA?

– Esas son solamente cortinas de humo para hacerle creer a la población que no son xenófobos, pero sabemos que en este momento hay un proyecto del diputado Luis Alfonso Petri en el que pide el arancelamiento tanto en la salud como en la educación para todos los extranjeros que tengan residencia precaria o temporaria. Sigue avanzando con la modificación de la ley de migraciones, contra el artículo 6 y 7. También esta el proyecto de ley que presentó la diputada por la provincia de Jujuy, Gabriela Burgos, que se llama “recupero gasto”. Ella preside la Comisión Penal en el Congreso y es muy probable que entre el proyecto de Petri y el proyecto de Burgos vayan a fondo con el tema de la salud.

Y en el tema la educación para los extranjeros, desde este Gobierno siempre nos atacaron. Desde 2016 cuando decían que veníamos a ocupar las vacantes para los argentinos. Pero lo hicieron sin ningún tipo de análisis porque la mayoría de los extranjeros traen divisas, alquilan, consumen, trabajan. Argentina nos les dio ni primario, ni secundario vienen a aportar activamente con su juventud.

Todo lo que ellos hacen, incluso la nota del diario La Nación sobre las distintas comunidades que llegan a Argentina, todo eso son cortinas de humo. No nos dejamos engañar por discursos, dicen una cosa pero sabemos que están pasando otras. Sabemos que este fallo contra el decreto es histórico, pero estamos a la expectativa porque tenemos que esperar 10 días hábiles para ver si el Gobierno apela. Si apela ante la Corte Suprema, seguirá vigente.

Igual suponemos que no van a apelar. Después tiene ellos que derogarlo. Si lo derogan es muy probable que después intenten que eso se apruebe en el Congreso de la Nación porque tenemos dos proyectos, tanto de Pichetto que lo presentó en 2016 y hay otro de Sergio Massa que todavía no pudimos ver en papel pero sabemos que hay dos proyectos ahí que con la mayoría que ellos tienen, lo prodrian aprobar.

- Entonces en estos 10 días la cuestión es que el Poder Ejecutivo o apela la medida o deroga el decreto, esa son las dos vías posibles.

– Exactamente. Por eso la comunidad migrante en estos momentos está en estado de alerta y tenemos que seguir denunciando este decreto inconstitucional. No tiene ningún sustento jurídico que lo siga sosteniendo porque realmente es una vergüenza.

- ¿Crees que esta situación que sucede a partir de este decreto se profundizó estos últimos años o que tiene que ver con una forma de concebir la migración a nivel mundial?

– La ley 25.871, promulgada en 2004, fue una postura de todos los sectores políticos que por unanimidad se pudo logar. Es la primera ley porque la anterior era del gobierno de facto de Jorge Rafael Videla donde pasaban todas estas cuestiones: no había revisión judicial, un migrante no era irregular sino que era ilegal, todos esos conceptos se manejaban.

Pero hubo un error político también porque la ley se promulgó en 2004 pero recién se reglamentó en 2010. Entonces durante todo ese lapso, las prácticas del antiguo dictador seguían latentes en la parte administrativa en migraciones y también en la justicia. Luego en 2014, en ese momento el secretario del Ministerio de Seguridad, Sergio Berni, salió a atacar a los migrantes. Tanto es así que refloto una disposición que se llama “falso turista”. Con esto, hasta el día de hoy están rechazando muchas personas en la frontera, es muy discriminatorio.

En el año 2010 cuando se reglamentó, en el Gobierno de la Ciudad estaba el actual presidente como jefe de Gobierno. En ese momento, ya había indicios de proyectos en el que relacionaban al migrante pobre como potencial delincuente. Había una página web que se llamaba “legislemos” de Gabriela Michett y Parrilli, que en su momento publicó un proyecto para que aquel migrante pobre que no tenga forma de sustentarse y que realizaba la venta ambulante fuera expulsado porque serían “potenciales delincuentes”.

Lo subió a la página pero la reacción fue instantánea y lo tuvieron que bajar. Ver ese proyecto y ahora el decreto, es ver una copia fiel. Sumado a lo que aportó Berni, a lo que aportó Pichetto en su proyecto que está todavía en el Congreso dando vueltas, básicamente relaciona a los migrantes con las Torres Gemelas que se cayeron. Relaciona a los migrantes con posibles terroristas. Todo eso fue una sumatoria de cosas. Pichetto en ese momento no fue denunciado por la gente del Frente para la Victoria. Massa tampoco, todos estaban mudos. Obviamente ahora que ya está ese frente roto vemos a Pichetto que es más del PRO que peronista y no se ve que quiera defender a la población migrante.

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

El Mundo