Notas

Nuevo “verdurazo” por una ley de acceso a la tierra

Nuevo “verdurazo” por una ley de acceso a la tierra
abril 18
11:45 2018

Productores hortícolas de los llamados “cordones verdes” del sur del conurbano bonaerense llevan adelante por segundo día consecutivo una protesta pacífica frente al Congreso de la Nación, para reclamar por una ley de acceso a la tierra y dar cuenta de las precariedades en las que conviven y trabajan.

El proyecto impulsado por el sector de la agricultura familiar no apunta ya a mejorar su productividad, sino que definirá su propia subsistencia. Será presentado este miércoles en audiencia pública en el anexo del Congreso Nacional, mientras realizan el ya tradicional “verdurazo“, que consiste en regalar la producción a gente de a pie, como muestra de los bajos precios que perciben en el momento de la venta.

Unos 200 mil quinteros y quinteras, en su mayoría migrantes, ocupan el 13% de las tierras cultivables y son responsables de la producción de más del 60% de los alimentos que se consumen en la Argentina, principalmente para la Capital Federal y el Gran Buenos Aires.

“En dos años, toda la política de sostenimiento de la pequeña agricultura desde el Estado se desmanteló o fue vaciada”, comentó a Página 12 Agustín Suárez, dirigente de la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT).

Los productores y productoras hortícolas perciben el beneficio del Monotributo Social Agropecuario, que permite incorporar a los quinteros a otros productos de huerta, pero según contó Suárez, hoy en día perdió operatividad. “No es que no exista más, porque los que estaban adentro siguen aportando como tales, pero a los nuevos pequeños agricultores no se los incorpora, sin que nadie dé una explicación”, argumentó el dirigente de la UTT.

El proyecto de ley que impulsan propone la constitución de un fondo fiduciario público de crédito para la agricultura familiar, como política de desarrollo económico y social. El objetivo será facilitar el acceso a créditos destinados a la adquisición de tierras, con recursos provenientes del Tesoro Nacional, y tierras productivas transferidas por el Estado. Una especie de PROCREAR para el sector rural.

Situación crítica

Los horticultores y horticultoras padecen un momento de crisis, perjudicados por la devaluación y el aumento de tarifas, que no contemplaron compensaciones para las pequeñas unidades agrícolas, lo que trajo como consecuencia el regreso de productores a sus tierras natales, o a centros urbanos en busca de otros empleos.

Mientras tanto, los que siguieron en la actividad hortícola tuvieron que ajustar su relación entre producción y costos, para generar más jaulas de productos por día. Como la mayoría de las explotaciones hortícolas son familiares, este ajuste implica mayor trabajo diario de sus miembros, a veces hasta 16 horas diarias.

Además, el 90% de los quinteros no son dueños de las tierras que trabajan, lo que trae aparejado el pago de alquileres muy elevados, impulsados por la especulación financiera de las inmobiliarias.

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

América Latina