Notas

No me vuelvas a hablar de amor: el cinismo como amenaza del sentimiento

No me vuelvas a hablar de amor: el cinismo como amenaza del sentimiento
abril 23
10:22 2018

¿Qué pasa cuándo el amor es muy parecido al odio? ¿Es su contracara perfecta o hay matices casi invisibles que involucran otras cuestiones? No me vuelvas a hablar de amor es una obra que parece tambalear en el canto de una moneda en que las dos caras terminan por fundirse en una sola. Y esa fundición no es nunca clara ni precisa.

Los elementos que componen ese átomo inestable -la traición, el desencanto, la pasión- son tan inasibles como la propia naturaleza de un juego que es parecido al amor y al odio con una fuerte columna de cinismo que sostiene y a la vez desarma.

Una pareja heterosexual que vive en un futuro no tan lejano -con el mismo aburrimiento burgués que otorga el tiempo- decide confesar cuestiones que parecen no sabidas por el otro pero que la rutina ha advertido hace mucho. Frente al dolor que podría representar una confesión de parte, la obra revierte esa postura convencional para presentar un escenario nuevo: el blanqueo de amantes mutuos es el puntapié inicial para un escenario tan cínico como perverso.

Lo que se pervierte en No me vuelvas… es la percepción del amor como un bien particular, como algo propio que debe ser cuidado como en las novelas rosas porque sino el destino va a traer la desgracia de la separación y la soledad. Lo que la obra no disimula es que la destrucción del amor está implícita desde el comienzo. Al menos de ese intento ridículo de hacer perdurar un sentimiento como si se tratara de un animal embalsamado.

La idea de juego sirve para poner sobre un tablero imaginario toda esa parafernalia cliché del amor como un ideal intocable. El cinismo es el protón necesario para que se produzca esa fisión: la separación de un núcleo pesado como el amor burgués en núcleos más pequeños que cuestionen su autoridad y su autonomía.

Esa pareja de amantes que a la vez se proyecta en otros dos personajes y especula en total sintonía con el término: miran desde arriba, saben más que los otros a los que hacen jugar un juego con reglas casi invisibles como ese amor que se les escapa y nada pueden hacer más que reír, llorar o gritar como perdidos. Lo que se pierde en la obra se padece.

Dos parejas en escena; cuatro personajes que declaman reflexiones que parecen profundas pero no logran aclarar su descontento con lo que les tocó en suerte. Una trama que propone al espectador desligarse de lo cotidiano para reflexionar sobre los sentimientos acartonados y las emociones sinceras. ¿Dónde pone la líbido Alf, el extraterrestre, si su novia vive en otro planeta?, se pregunta uno de los personajes. Las preguntas absurdas sirven de coartada para la risa pero detrás conviven con el pensamiento de lo auténtico de cada persona.

El cinismo no alcanza a cubrir esa falta; la nostalgia de lo ausente convive con lo absurdo de intentar comprender al otro, que en el fondo es un intento de quererlo.

Mariano Cervini – @marianocervini

 

Ficha

No me vuelvas a hablar de amor
Teatro La Tertulia (Gallo 826)
Domingos 20 Hs

Dirección: Juan Washington Felice Astorga
Actores: Sofía Padelletti, Gastón Colucci, Vivi Marcovich y Alejandro Babouian

Reservas a los Teléfonos: 011 4865-0303 / 11 2265 4170
Valor de la entrada: $250. Estudiantes y Jubilados $220
Duración: 70 min.

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Análisis

  • Senadores UCRMás conservador no se consigue

    Por Federico Dalponte. Ante ciertos debates, es difícil anticipar la postura de un legislador por su sola pertenencia política. Pero hay tendencias: esta semana, por ejemplo, era más fácil hallar a un conservador entre los senadores radicales que entre los del PRO o del Justicialismo.

  • Atentado Venezuela"Disparen contra Venezuela": la doble vara y después

    Por Fernando Vicente Prieto. El atentado ocurrido en Caracas el sábado 4 de agosto, mediante el cual sectores de ultraderecha intentaron asesinar al presidente Nicolás Maduro, pone al desnudo la doble vara con la que se manejan actores de la política internacional. ¿Quiénes se posicionaron y qué dijeron? ¿Quiénes callaron? ¿Qué implicancias tiene ese tratamiento?

  • Monja CorrupcionCuadernos de la cárcel: capítulo argentino del Lawfare

    Por Martín Ogando. Quince detenidos, un chófer arrepentido y un cuaderno que no aparece. Qué hay detrás del monumental despliegue mediático y una causa con inocultables implicancias políticas.

  • BonadioLo creíble, lo dudoso y lo artificioso detrás de los cuadernos

    Por Federico Dalponte. La trama se asienta sobre realidades innegables, pero existen dudas sobre el origen y el curso de la investigación: qué delitos se imputan, por qué las detenciones, qué valor jurídico tienen los cuadernos, cuáles son las maniobras procesales detrás de la causa.

  • MacristasUna agenda para complacer a los macristas

    Por Federico Dalponte. Con la profundización de la crisis en puerta, Cambiemos echa mano a su núcleo duro de propuestas. La supuesta lucha contra las mafias, en tres medidas emblemáticas dadas en las últimas semanas, asusta a los ajenos pero encandila a los propios.

  • CubaLa nueva Constitución de Cuba o como formalizar los cambios de las últimas dos décadas

    Por Santiago Mayor. El pasado fin de semana la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba aprobó un anteproyecto de nueva carta magna. El texto será sometido a consulta popular y debate entre agosto y noviembre para volver al Parlamento y finalmente ser aprobado o rechazado en un referéndum popular.