Educación y Ciencia

9 mayo, 2018

Docentes y estudiantes marcharon contra la creación de “UniCABA”

Miembros de la comunidad de los 29 institutos de formación docente de la Ciudad de Buenos Aires se manifestaron en las inmediaciones de la Legislatura porteña para pedir que Cambiemos no siga adelante con el proyecto “UniCABA”. El mismo prevé el cierre de las mencionadas instituciones, a fin de concentrar a los aproximadamente 40 mil estudiantes, en una única Universidad.

Este miércoles, miembros de la comunidad de los 29 institutos de formación docente de la Ciudad de Buenos Aires se manifestaron en las inmediaciones de la Legislatura porteña para pedir que Cambiemos no siga adelante con el proyecto “UniCABA”. El mismo prevé el cierre de las Escuelas Normales Superiores, las Escuelas Superiores de Educación Artística, los Institutos de Educación Superior de Formación Docente y la Escuela de Maestros, a fin de concentrar a los aproximadamente 40 mil estudiantes, en una única Universidad.

El proyecto de Ley del oficialismo generó polémica en todos los sectores intervinientes, ya que presenta una serie de problemas que afectan los derechos de los docentes que se desempeñan en el Nivel Superior, así como serias complejidades para los estudiantes. Con la idea de abrir sus puertas en 2019, la universidad funcionará bajo la órbita del Ministerio de Educación de la Ciudad, conducido por Soledad Acuña, siendo éste quien designe al rector de la nueva institución, quien a su vez será el encargado de delinear el estatuto.

El artículo 10 estipula que: “La UniCABA se organizará internamente de acuerdo a los Órganos de Gobierno y de Administración que establezca el Estatuto Académico a dictarse. Dicho Estatuto será redactado por el Rector/a Organizador/a, designado/a por el Poder Ejecutivo, quien deberá contar con acreditada idoneidad y experiencia académica en el ámbito universitario, y será quien conduzca el proceso de formulación y reconversión del proyecto institucional y académico. El Estatuto será aprobado por el Poder Ejecutivo a través del Ministerio de Educación”.

Asimismo, el artículo 15 deja planteado que podrá ser intervenida por la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, mientras que el N° 12 crea una comisión de seguimiento que garantiza la participación de una mayoría de representantes del oficialismo, dejando de lado el poder de decisión de docentes, no docentes y estudiantes .

Además de la falta de autonomía que desde sus cimientos tendrá la Universidad con respecto al Gobierno de la Ciudad, la estabilidad de los trabajadores que actualmente prestan tareas en los institutos de formación docente se ve comprometida. Si bien el artículo 11 señala que en la transferencia del personal docente y no docente, “gozarán de estabilidad laboral, conservando salario y antigüedad”, dicha premisa es incomprobable. El cierre de cursos y la unificación de niveles supondría un ajuste, dando por tierra el argumento del Gobierno.

Por otro lado, la falta de consenso para la formulación del proyecto puso a los rectores de los profesorados e institutos actuales, en la vereda de enfrente. Por este motivo, el pasado lunes la presidenta del Consejo de Educación de Gestión Estatal (CESGE), Patricia Simeone, junto a otras autoridades, mantuvo una reunión con funcionarios del Ministerio de Educación porteño para pedir que se de marcha atrás con el proyecto por “haberse demostrado que fue inconsulto y por poner en riesgo fuentes de trabajo”.

Desde la Corriente 12 de Mayo emitieron un comunicado donde aseguran que “el proyecto UniCABA obedece a los lineamientos del Banco Mundial, mientras responsabiliza unilateralmente a los docentes y a su formación de los resultados obtenidos en las pruebas PISA y otras evaluaciones estandarizadas como el Operativo Aprender, fuertemente cuestionadas por su metodología y por sus conclusiones”. “Es una propuesta que en lo concreto significa despidos para la mayoría de las y los docentes que actualmente se desempeñan en los institutos de formación, y mayor precarización de las condiciones laborales, en un contexto de fuerte ajuste para los trabajadores y las trabajadoras”, subrayan.

Asimismo agregan que rechazan este proyecto “que se elaboró a espaldas de toda la comunidad educativa, de manera inconsulta, y que disfraza de reforma el ajuste en educación que el gobierno de Cambiemos viene llevando adelante. No queremos una formación de docentes como meros facilitadores, tutores, gestores, con un perfil centrado en el ’emprendedorismo’, que viene de la mano de la ya rechazada Secundaria del Futuro”.

Por su parte, desde el claustro estudiantil también se encuentran firmemente en contra de la aprobación del proyecto oficialista. Se espera que la UniCABA cuente con una única sede, a instalarse en Villa del Parque, en el predio del Instituto de Educación Superior Juan B. Justo, suponiendo una complejización para quienes deben recorrer grandes distancias para formarse, así como un incremento en los gastos. También la unificación de carreras y materias supondría un achique en la oferta horaria, dificultando la posibilidad de trabajar y estudiar.

A pesar del rechazo y las movilizaciones en contra el oficialismo cuenta con mayoría simple en el recinto (33 sobre 60), y el proyecto tiene grandes posibilidades de ser aprobado.

Foto: @anovoa01

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos