Salud

30 mayo, 2018

CABA: abrazo al Hospital Muñiz contra el ajuste en la salud pública

Este miércoles las trabajadoras y trabajadores del centro de salud especializado en enfermedades infecciosas llevaron a cabo un abrazo y una conferencia de prensa para denunciar y rechazar el proyecto del gobierno porteño que busca unificar cinco hospitales.

Este miércoles las trabajadoras y trabajadores del centro de salud especializado en enfermedades infecciosas llevaron a cabo un abrazo y una conferencia de prensa para denunciar y rechazar el proyecto del gobierno porteño que busca unificar cinco hospitales en su predio.

Según denunciaron en un comunicado desde la Asamblea del Hospital Muñiz, la propuesta del Ejecutivo conducido por Horacio Rodríguez Larreta “busca disfrazar de modernización, otro nuevo achicamiento en la salud, concentrando cinco hospitales que no tienen nada que ver entre sí”.

La iniciativa original fue impulsada por Mauricio Macri en 2010, cuando era jefe de gobierno. En ese entonces se pretendía juntar el Muñiz, el de rehabilitación respiratoria María Ferrer y el de gastroenterología Carlos Bonorino Udaondo. Esa idea no prosperó por el rechazo de la Legislatura, sin embargo el año pasado Rodríguez Larreta volvió a la carga y sumó otras dos instituciones: el Marie Curie y el Instituto de Rehabilitación Psicofísica (IREP).

El objetivo es “transformarlos en institutos y conformar el Complejo Polivalente Hospitalario del Sur”, explicaron desde la Asamblea de trabajadoras y trabajadores. Pero advirtieron que en los hechos, esto “implica un achicamiento a las prestaciones del Sistema Público y una reducción de la inversión en Salud que afecta a la población más vulnerable”. “Constituye además un ataque a los trabajadores de la salud precarizando sus condiciones laborales”, añadieron.

Es que aún si no fuera la voluntad del gobierno, al reconvertir cinco hospitales en cinco institutos necesariamente se perderán puestos de trabajo, cargos, servicios y hasta camas para internación.

“Hay muchos motivos para oponerse”, sostuvo semanas atrás el doctor Gabriel Zutelman, jefe de urgencias del oncológico Marie Curie. “En principio, está mal, es peligroso, que convivan pacientes inmunosuprimidos, como los que son tratados con quimioterapia o con rayos, con pacientes infectocontagiosos, aunque sean pabellones distintos. Si es la misma institución, se multiplican los riesgos”, explicó.

“No es la primera vez que tratan de trasladar el Curie. Ya Carlos Grosso, en 1989, lo intentó”, recordó además el especialista. Pero contó que el entonces director del hospital “tuvo una idea genial” al poner en el hall de entrada un busto de Marie Curie y cambiar el nombre del hasta entonces conocido como Hospital Oncológico Municipal. Pasó a ser el Instituto Oncológico Marie Curie “y pidió el patronazgo de la embajada francesa, que lo aceptó”.

Zutelman añadió que el cambio de lugar de la institución es problemático porque se trata del “único hospital municipal y gratuito que atiende problemas oncológicos (el Roffo es universitario y está arancelado) y está ubicado en el centro geográfico de la ciudad. El traslado al sur, en una zona de difícil acceso, genera muchos problemas a los pacientes”.

Algo similar sucede con el IREP que actualmente funciona en el Bajo Belgrano y presta atención psicológica y psiquiátrica para niños y adolescentes. Si pasa a funcionar en el predio del Muñiz -en Parque Patricios- estaría ubicado apenas a unas cuadras del Hospital Neuropsiquiátrico Infanto-Juvenil Carolina Tobar García. Es decir que habría dos instituciones similares a muy cerca y no quedaría ninguna en el norte de la ciudad.

Tal como señaló Página/12, el 11 de abril de este año llegó a las direcciones de los hospitales involucrados un documento firmado por el subsecretario de Planificación Sanitaria de la Ciudad, Daniel Ferrante. Allí explicaba que si la Legislatura da curso al proyecto -algo esperable considerando que el oficialismo tiene mayoría- durante 2018 se trabajaría sobre “Acuerdos y documentación”, los primeros seis meses de 2019 se usarían para la licitación y las obras se realizarían entre junio de 2019 y diciembre de 2021.

Pero el problema no es solo la reducción de los centros de atención sanitaria, sino que los y las trabajadoras denuncian que detrás se esconde un negocio inmobiliario. Según el Ejecutivo porteño, la construcción del Complejo Polivalente Hospitalario del Sur costará 160 millones de dólares. Para financiarlo se prevé la venta de activos de las instituciones que serán cerradas, incluidos sus terrenos que en muchos casos poseen un precio muy elevado por su ubicación geográfica.

Durante las últimas semanas se han realizado abrazos y manifestaciones para defender los distintos hospitales. En ese marco se inscribe la actividad de este miércoles en el Muñiz y forma parte de una pelea que será de largo aliento.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos