Notas

Movimiento Anti-Sterlite: el pueblo de Tamil Nadu contra la contaminación

Movimiento Anti-Sterlite: el pueblo de Tamil Nadu contra la contaminación
mayo 30
12:40 2018

El 22 de mayo una manifestación pacífica contra la expansión de una planta de cobre en la India fue reprimida de modo tal que 13 personas fueron asesinadas por la policía que disparó hacia la multitud. Luego de 22 años de protestas, se ordenó el cierre temporario de la empresa.

Desde la propuesta de construcción, los residentes de Tuticorin han denunciado los efectos contaminantes tanto en el aire como en las aguas subterráneas de la ciudad portuaria.

Previamente la empresa minera Vedanta había tenido que enfrentar el rechazo de otros tres Estados de la India: Maharashtra, Gujarat y Goa. El motivo, la naturaleza “altamente contaminante” del proyecto. Sin embargo, en 1995 fue aprobado en Tamil Nadu.

Los residentes comenzaron a movilizarse formando organizaciones medioambientales que luego confluyeron en el movimiento anti-Sterlite. Siendo sterlite la empresa subsidiaria de las industrias Vedanta.

A pesar del rechazo de las organizaciones, tanto el Consejo de Medio Ambiente como la Junta de Contaminación de Tamil Nadu autorizaron la construcción de la fundición de cobre en 1996.

La fuerza del movimiento

Los hechos recientes no son la primera victoria en Tamil Nadu contra corporaciones contaminantes. Ya en 2016 Unilever se vio forzada a cerrar una fábrica luego de diez años de protestas contra el vertido de sus desechos tóxicos. A su vez, la construcción y puesta en funcionamiento de una planta de energía nuclear fue resistida durante más de 20 años por los habitantes de Kudankulam.

De acuerdo al corresponsal de la BBC News Tamil, Muralidharan Kasi Vishwanathan, existen varias razones que explican la fortaleza de esta resistencia medioambiental. Por un lado, el Estado posee un alto nivel de alfabetización que los llevaría a tener un mayor compromiso con las problemáticas sociales. Por otro, el movimiento medioambiental tiene un apoyo masivo que atraviesa a todas las clases sociales.

“En el caso de esta protesta de Sterlite, por ejemplo, pequeños propietarios de tiendas, comerciantes e incluso pescadores participaron desde el principio. En 1997, dos buques de Australia que transportaban mineral de cobre intentaban atracar en el puerto de Tuticorin cuando los pescadores los rodearon con sus barcos, para que no puedan entregar el sterlite allí”, recordó, destacando la interacción de distintos sectores por la causa.

Si bien la empresa Sterlite ha negado constantemente las demandas sobre la contaminación que supuestamente provocaba, Nityanand Jayaram, un activista medioambiental, dijo que hubo incidentes consistentemente incluyendo fugas de gas y la violación de las regulaciones de planificación. A su vez la Corte Suprema multó a la empresa en abril de 2013 por la contaminación que generaba.

“Cobre para Sterlite, cáncer para las personas” ha sido uno de los slogans del movimiento intentando destacar que el aumento de casos de esa enfermedad se encuentra vinculado fuertemente a los efectos contaminantes de la planta.

La protesta de los 100 días

Los planes de expansión de la empresa desataron una nueva ola de protestas. Al anunciarse la construcción de una segunda planta más cercana aún a los campos se organizaron nuevas medidas.

El 22 de mayo se cumplieron los cien días de protesta contra Sterlite. Los residentes de Tuticorin inundaron las calles. La policía dijo que tuvo que abrir fuego cuando una gran multitud irrumpió en la sede del gobierno del distrito. Trece personas murieron, doce por el impacto de balas de plomo, una por las heridas graves.

La policía y los funcionarios del gobierno estatal justificaron el lanzamiento de munición real hacia los manifestantes alegando que se encontraban en peligro debido al lanzamiento de piedras. Ante la creciente presión pública, los funcionarios ordenaron el cierre de la planta tres días después. Desde Sterlite están dispuestos a dar una pelea legal para evitar el cierre total y declaran que están listos para operar nuevamente.

Lucía Ibarra – @pichi_ibarra

Tags
Compartir

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Derechos Humanos