Educación y Ciencia

31 mayo, 2018

Rectores señalaron los prejuicios de Vidal y reivindicaron las universidades del conurbano

Los dichos de la gobernadora sobre los supuestos bajos índices de ingreso a las universidades por parte de la población pobre, generaron revuelo en los sectores académicos, que echaron por tierra la hipótesis oficial debido a que en las instituciones educativas del conurbano bonaerense hubo porcentajes ascendentes de estudiantes “primera generación” en ingresar a la educación superior.

Los dichos de la gobernadora sobre los supuestos bajos índices de ingreso a las universidades por parte de la población pobre, generaron revuelo en los sectores académicos, que echaron por tierra la hipótesis oficial debido a que en las instituciones educativas del conurbano bonaerense hubo porcentajes ascendentes de estudiantes “primera generación” en ingresar a la educación superior.

Se toma como criterio de “primera generación” a estudiantes cuyos padres terminaron el secundario, pero no llegaron a cursar un estudio superior, o también que uno de los padres tenga un titulo universitario y el otro no.

El rector de la Universidad Nacional de Hurlingam, Jaime Perczyk, señaló que la afirmación de María Eugenia Vidal “sólo responde al prejuicio de un gobierno para ricos”, y arremetió con datos: “Más del 75% de los estudiantes son el primero de la familia que entra a una universidad”.

“Es mentira y me parece lamentable, desconoce absolutamente la realidad del conurbano bonaerense”, criticó, por su parte, la rectora de la Universidad Nacional de Lanús (UNLa), Ana Jaramillo.

Como ejemplos, en la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM), el 94,2% de los estudiantes tienen padres sin títulos universitarios finalizados, mientras que, en Moreno, la cifra alcanzó en 2016 un 91%. También la Universidad de Tres de Febrero aportó sus datos y mostró que el 74% de los alumnos era primera generación universitaria.

Sumado a esto, los datos de la Universidad de General Sarmiento son aún más contundentes: el 86% de los estudiantes tiene un padre sin nivel universitario completo y un 92% sin madre con dicho título. Mientras que en la Universidad Nacional de Avellaneda el promedio de los inscriptos con este perfil desde el año 2011 es del 70%.

Saliendo del conurbano bonaerense, la Universidad Nacional del Litoral contabilizó que para el año 2016, un 47% de los aspirantes a carreras tenía padres con el secundario como máximo nivel educativo. Similares son los datos de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE), con el 53% de los inscriptos en 2010 que tenía al menos un padre con secundario completo.

La gobernadora Vidal tampoco pudo contener a los suyos en sus declaraciones. El presidente electo de la Federación Universitaria Argentina (FUA) y dirigente de la agrupación radical Franja Morada, Bernardo Weber, respondió: “Nunca puede ser un problema que existan universidades públicas en la Provincia de Buenos Aires, por el contrario, son una herramienta fundamental para el desarrollo del país”.

El sucesor de la diputada nacional por Cambiemos, Josefina Mendoza, agregó que “la universidad pública es la única herramienta de movilidad ascendente que existe hoy en Argentina”.

Entre los años 2003 y 2015 fueron creadas en Argentina 17 universidades, hecho que permitió que todas las provincias del país tengan al menos una institución de estas características en su territorio. Particularmente, 9 de las 17 fueron instaladas en la provincia de Buenos Aires, el distrito más poblado del país.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos