Notas

El aborto legal en el Mundo: ¿qué dicen las estadísticas?

El aborto legal en el Mundo: ¿qué dicen las estadísticas?
junio 11
11:43 2018

A tres días de que la Cámara de Diputados de la Nación Argentina vote si el aborto debe ser legal o no, vale hacer un repaso por los países que despenalizaron esta práctica para saber como influyó en los índices de muertes maternas y en la cantidad de interrupciones voluntarias del embarazo realizadas.

Según Amnistía Internacional, en Argentina se realizan, en promedio, entre 486 mil y 522 mil abortos clandestinos al año, lo cual es, además, principal causa de mortalidad materna en provincias como Salta, Jujuy y Chaco, que duplican la tasa a nivel nacional. Claro que las cifras varían según las oportunidades en el acceso (o no) a la salud.

El informe advierte que, por día, 298 adolescentes de entre 15 y 19 años dan a luz en Argentina, 50 de ellas por segunda vez y 10 por tercera. “Cada tres horas, una niña de entre 10 y 14 años es madre en nuestro país”, asegura la organización de derechos humanos. El 70% no tenía planificado un embarazo.

En este contexto, quienes se posicionan en contra de la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo advierten sobre una posible “ola” de mujeres corriendo a hospitales para practicarse un aborto legal, seguro y gratuito. Sin embargo, algunos datos sobre los países que legalizaron este derecho contradicen esta afirmación.

En 1981 se legalizó el aborto en Holanda, habilitando hospitales y clínicas especializadas para realizarlo hasta las 24 semanas de gestación, por voluntad de la madre. El servicio es gratuito hasta para extranjeras, y los gastos son costeados por el Estado. La tasa indica que 10 de cada mil mujeres decide realizarlo.

Por otro lado, España legisló a favor de la interrupción voluntaria del embarazo en el año 2010. Durante el 2016 el aborto se redujo por quinto año consecutivo, “consolidando una tendencia a la baja que se inició en 2012 y que ha llevado a que el año pasado se alcanzara la cifra más baja de los últimos diez”, publicó el sitio ABC sobre finales de 2017: 93.131 abortos, un 1,12% menos que en 2015.

Uruguay legalizó la interrupción voluntaria del embarazo en 2012 y se redujeron las muertes maternas en casi un 30% hasta el año 2015. Según un informe del Journal of Gynecology and Obtetrics, en el país vecino disminuyó este índice en 59,5% en los últimos 25 años, con un promedio anual de descenso de 3,7%.

Del otro lado del charco, el aborto es legal durante las primeras 12 semanas de gestación y se extiende a 14 si la mujer fue víctima de una violación, mientras que no existe plazo cuando hay riesgo para la salud de la madre, o el feto es inviable.

Para acceder a este derecho, las mujeres deben consultar previamente a una ginecóloga, una psicóloga y una asistente social. Por cierto, la ley uruguaya reconoce el derecho a la objeción de conciencia para médicas o médicos que no quieran realizar abortos.

Como Uruguay, muchos de los países que permitieron la interrupción voluntaria del embarazo incorporaron en sus legislaciones la educación sexual y reproductiva, la universalización del acceso a la anticoncepción y el modelo de reducción de riesgos y daños.

Pero también, la política sanitaria de planificación familiar y de anticoncepción, sumado a las creencias religiosas de cada población, son determinantes en el número de abortos realizados. Por ejemplo, en China, la ley que permite practicarse un aborto legal fue aprobada en 1975, pero en paralelo existe una ley de planificación familiar que hasta 2015 permitía tener solo un hijo o hija, desde entonces se permite tener hasta dos.

Notas relacionadas

1 Comentario

  1. Lau
    Lau junio 12, 13:30

    Que articulo falaz por favor! Gente empiecen a informarse que es planned parenthood y quienes son sus representantes en argentina, por ej: busquen en casa FUSA

    Reply to this comment

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Derechos Humanos