Notas

El hombre que debía desaparecer (2)

El hombre que debía desaparecer (2)
junio 12
13:09 2018

Mundial de Alemania 1974. Haití venía de hacer un digno debut ante Italia y sus dos grandes figuras, el goleador Emmanuel Sannon y el defensor Ernst Jean-Joseph fueron seleccionados para hacerse el anti-doping.

Dos días después del exámen, un lunes, Gottfroed Schoenholzer, director del control de la FIFA, anunciaba el primer caso de un atleta dopado en una Copa del Mundo. Los exámenes de orina de Jean-Joseph apuntaban la presencia de la substancia Phenylmetrazin. El médico de la selección haitiana, el francés Patrick Hugeaux, y otro especialista fueron llamados para analizar la contraprueba. Después del examen, Hugeaux sentenció: “Fui a ver y no pude decir nada. El examen de la FIFA es serio y no puede ser contestado: Jean-Joseph jugó dopado”.

En su defensa, el jugador alegó que tomaba Preludium para contener las crisis de asma, recomendado por el médico de la familia, sin saber que el medicamento contenía sustancias prohibidas por la federación de fútbol.

Sorprendentemente, fue desmentido por el propio médico de la delegación haitiana. “Jean-Joseph no es asmático, estoy con los jugadores de la selección desde hace tres meses, tengo la ficha médica de cada uno, y el no sufre de asma. Más allá de eso, Preludium nunca fue un remedio para el asma, es un estimulante”, declaró Hugeaux para la prensa, que todavía diría que el jugador “no era lo suficientemente inteligente para saber que estaba haciendo”. Tal vez el médico ya imaginase que, al colocar toda la culpa en el atleta, salvaba su propio pellejo. El martes, el Comité Organizador anunciaba que Ernst Jean-Joseph quedaba fuera de la Copa.

La primera desaparición del jugador fue física. Mientras periodistas y jugadores todavía intentaban entender el caso y el propio Joseph vagaba desorientado por el zaguán del hotel, agentes de la policía política haitiana secuestraron al jugador a la luz del día y a la vista de todos. En el trayecto al aeropuerto fue violentamente golpeado. Supuestamente el dictador había ordenado que llegase vivo, pero “desfigurado e irreconocible”. Sesenta y dos horas después, Jean-Joseph aterrizó en Puerto Príncipe para ser juzgado por “haber deshonrado al país y a su líder”.

El secuestro, obviamente, afectó a sus compañeros de equipo. El zaguero central Fritz Plantin recuerda que no durmieron en la víspera del juego contra Polonia: “Para ser honesto, yo estaba pensando en Ernst, no en el juego”. El resultado se percibió en el campo. La revista Placar registró así el apabullante resultado de 7 a 0 para el equipo polaco: “El valiente Haití, que tanto trabajo diera a Italia cuatro días antes, no pasó de un inocente sparring. Al final, por definición, los milagros tienen límites, sobre todo cuando se deben, en parte, a los progresos de la industria farmacéutica internacional. Sin Jean-Joseph la defensa de Haití no pasó de una broma y de una tentación para la velocidad, penetración y el poder de remate del ataque de Polonia”.

Más tarde, para disminuir las tensiones, Jean-Joseph fue llamado para que la delegación confirmase que estaba vivo, cumpliendo órdenes del dictador. Aún así, fue condenado a prisión en un campo de concentración, donde sufrió nuevas torturas.

Dos años después, fue liberado. Una de las versiones alega que la pena tenía apenas esa duración y fue cumplida. Otra, afirma que Jean-Joseph demostró buena conducta en el campo de prisioneros y que eso anticipó su libertad. Y hay otra que dice que simplemente Haití no poseía otro jugador en las mismas condiciones para disputar las eliminatorias de la Copa de 1978.

Reintegrado al Violette, defendió la selección en siete partidos en la disputa por un lugar en el Mundial. Sin embargo, los eventos sobrenaturales que clasificaron a Haití cuatro años antes no se repitieron y el país no consiguió la plaza para la Copa de Argentina. En aquel año, el jugador todavía disputaría nueve partidos de la Liga norteamericana para el Sting de Chicago. Retornaría nuevamente al Violette, donde se jubilaría como técnico. Antes, en 1980, recibió su última convocatoria para la selección, jugando un partido de las eliminatorias contra las Antillas Holandesas.

A pesar de declararse inocente en el episodio del doping, en los años siguientes, Jean-Joseph admitiría haber cometido un error perjudicial al país y su presidente y que buscaba redimirse. Con su retiro, desapareció nuevamente. Pasó a evitar a la prensa y hablar sobre el episodio. Un amigo de la familia justificó el comportamiento: “Una de las razones por las cuáles él odia hablar sobre lo que aconteció es la vergüenza que siente haber traído a Haití. Prefiere olvidar que eso aconteció”.

Después de él, otros dos jugadores fueron condenados y expulsados por doping en la historia del torneo: Willie Johnston de Escocia en 1978 y Diego Maradona en 1994.

La presidencia “vitalicia” de Baby Doc terminó en 1986, frente a las revueltas populares que lo llevaron a exiliarse en Francia. Se estima que 150 mil personas fueron asesinadas en su gobierno y más de 100 millones de dólares fueron desviados del tesoro público para fines particulares. Retornó al país en 2011 y solamente tres años después la justicia abrió una investigación en su contra por crímenes contra la humanidad. Ese mismo año, falleció de un ataque cardíaco.

La selección de Haití jamás se clasificó nuevamente para una Copa del Mundo.

Miguel Enrique Stédile

Traducción: Lautaro Rivara

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Géneros

  • SocorristasNi derecho al aborto ni derecho a la información

    Este martes la empresa Facebook bloqueó temporalmente la cuenta perteneciente a las Socorristas en Red, el grupo de activistas feministas que se encarga de ayudar y acompañar a las mujeres que buscan acceder a un aborto con Misoprostol. El bloqueo de información se da el mismo día en que se conoció un nuevo caso de hospitalización grave por un aborto mal realizado.

  • Aborto ClandestinoCrearán un registro de mujeres víctimas de abortos clandestinos

    En menos de un mes tres mujeres murieron en Argentina por abortos mal practicados luego de que el Senado rechazara su legalización. A partir de estas noticias, desde el Observatorio de la Violencia Contra las Mujeres Ni Una Menos, del Movimiento Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMaLa), crearán un registro de muertes por aborto en el país.

  • Iglesia y Estado asuntos separados"Si bien la apostasía es un acto individual, al hacerlo un hecho colectivo se vuelve político"

    Analia de la Coalición Argentina por un Estado Laico (CAEL) y secretaria de Género y Laicismo de la federación LGBT habló con "Insurgentes" por Radio Sur 88.3 e invitó a sumarse a una Apostasía Colectiva el 18 de agosto de 14 a 20 horas en Callao y Corrientes, Capital Federal.

  • Misoprostol¿Qué es el Misoprostol y cómo se usa?

    Este martes se dio a conocer que la Autoridad Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología aprobó el uso ginecológico del Misoprostol, medicamento recomendado por la Organización Mundial de la Salud para realizar abortos seguros. Por el momento es de venta restringida para uso hospitalario y bajo receta. Sin embargo se hizo una presentación para que pueda comercializarse en farmacias.

  • clandestinidad-legalización-aborto (1)El Senado no salvó a nadie: murió otra mujer a causa de un aborto clandestino

    Una joven murió en la localidad bonaerense de Pilar, luego de haber intentado practicarse un aborto. Si bien el hecho ocurrió el lunes, mismo día en que falleció otra joven en San Martín por realizarse un aborto clandestino con el tallo de un perejil, fue confirmado durante la mañana de este jueves.

  • Allanamiento Tierra del Fuego"Quieren amedrentar a las personas que estamos militando por el aborto legal"

    Florencia Basso, periodista y militante feminista, conversó con "Insurgentes" por Radio Sur 88.3 sobre los allanamientos en Tierra del Fuego a la vivienda una activista y el local de una agrupación por pintadas realizadas en iglesias de Río Grande.