Notas

Lula da Silva: “Llevaré mi candidatura hasta las últimas consecuencias”

Lula da Silva: “Llevaré mi candidatura hasta las últimas consecuencias”
junio 13
12:32 2018

El último sondeo publicado por el diario Folha de San Pablo, posiciona a Luis Inácio Lula da Silva primero con 30% de intención de voto para las presidenciales de octubre en Brasil. El viernes, a través de un comunicado escrito desde la cárcel, el ex mandatario confirmó su precandidatura por el Partido de los Trabajadores (PT) y confió en que la justicia lo habilitará para presentarse a los comicios.

A pesar de permanecer en prisión, encabeza todas las encuestas, seguido por el ultraderechista Jair Bolsonaro (17%) y la ambientalista Marina Silva (10%).

“Soy candidato porque creo sinceramente que la Justicia Electoral mantendrá la coherencia con su jurisprudencia, sin doblegarse al chantaje de la excepción solo para lesionar mi derecho y el derecho de los votantes a votar en quien mejor los representa”, expresó el dirigente mediante un comunicado titulado Manifiesto al pueblo brasileño.

El mensaje fue leído el viernes pasado por la ex presidenta Dilma Rouseff en el marco del lanzamiento oficial de la candidatura en el municipio de Contagem en Minas Gerais.

Por su parte, la presidenta del PT, Gleisi Hoffmann sostuvo que “Lula es inocente y es el único capaz de sacar a Brasil de la crisis”, y aseguró que el 15 de agosto presentarán formalmente su candidatura ante el Tribunal Superior Electoral (TSE).

En la carta, el ex jefe de Estado criticó al juez Sergio Moro y los fiscales del Tribunal Federal Regional (TFR) N°4 que lo condenaron a doce años de prisión en el marco de la megacausa conocida como Lava Jato: “Saben que armaron una farsa judicial para arrestarme, pues demostré mi inocencia en el proceso y ellos no consiguieron presentar la prueba del crimen del que me acusan”.

Los abogados presentaron un recurso ante la justicia para que el líder del PT sea puesto en libertad hasta que la sentencia sea firme y así pueda llevar a cabo su campaña en igualdad de condiciones que sus competidores.

“Hace dos meses estoy preso, injustamente, sin haber cometido ningún crimen. Estoy impedido de recorrer el país que amo, llevando el mensaje de esperanza de un Brasil mejor y más justo”, manifestó Da Silva y añadió: “Tuve muchas candidaturas, pero esta es diferente: es el compromiso de mi vida”.

Un gigante a la deriva

A partir del golpe parlamentario que destituyó a Rouseff en 2016 y colocó a Michel Temer en su lugar, Brasil se encaminó hacia una crisis política, social e institucional de la que no ha logrado salir.

Según datos de Folha, Temer es el presidente más impopular de la historia del país: el 82% rechaza su gobierno y solo un 3% guarda una imagen positiva. Además, solo el 14% de los brasileños cree en la justicia y el 16% en lo que dice la prensa.

La violencia en la sociedad ha recrudecido como consecuencia de la militarización de Río de Janeiro decretada en febrero pasado. En este sentido, Brasil actualmente registra la tasa de homicidios más alta de su historia (30 por cada 100.000 habitantes), lo que lo coloca como uno de los países más peligrosos del mundo según un estudio del Instituto de Investigación Económica Aplicada.

Fascismo a la brasileña

En un artículo publicado por el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica, el licenciado Amilcar Salas Oroño sostuvo que el mayor protagonismo de las fuerzas armadas en la vida política del país responde a un proceso de “fascitización” de parte de la sociedad brasileña, cuya expresión se resume en la popularidad de Bolsonaro.

Capitán retirado del ejército, Bolsonaro defiende los crímenes y violaciones a los derechos humanos cometidos durante la última dictadura, se manifiesta a favor de la pena de muerte y considera a la tortura como una práctica legítima. Asimismo, por sus comentarios racistas, homofóbicos y misóginos algunos medios lo catalogan como el “Trump carioca”.

Por si fuera poco, durante el proceso destituyente contra la expresidenta Rouseff, dedicó su voto a Alberto Brilhante Ustra, símbolo de la dictadura militar y responsable del grupo que la secuestró y torturó.

Si bien las encuestas indican que es difícil que este candidato de la ultraderecha alcance la presidencia, lo cierto es que un sector importante de la sociedad se identifica con sus ideas retrógradas y que, en caso de que a Lula le impidan competir, es el candidato con mayor intención de voto.

Leonardo Casciero – @Leocasciero

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Análisis

  • Macri CFKPensar una sucesión sin partidos hegemónicos

    Por Federico Dalponte. Una crisis amenaza siempre la estabilidad institucional. Pero a pasos de 2019, el iter electoral parece asegurado. Lo que falta, en cambio, es un armado contrapuesto al del oficialismo. Aquello que ya existía en 1989 y 2001, y servía al sistema como lógica alternancia.

  • Mayra ArenaLa excepción como regla, o cómo administrar la propia existencia en los medios de comunicación

    Por Ana Clara Azcurra Mariani. "Soy Mayra, soy pobre y voy a hablar desde esta condición estigmatizante". Quien nos interpela de esta manera es una joven de veintitantos desde el escenario de la edición TED Bahía Blanca. Un perfil que, a priori, rompe con el perfil prototípico del orador de este tipo de charlas pero sin embargo, en los hechos, es similar en muchos aspectos.

  • Macri Paolo RoccaBulgheroni, Rocca, Pérez Companc: los apellidos a salvo de la crisis

    Por Federico Dalponte. Pese al regreso de las retenciones, los milmillonarios argentinos que acaparan un tercio de la economía nacional saldrán indemnes del ajuste. La concentración de recursos divide mundos y ensancha la desigualdad. La recesión no será igualitaria.

  • Marcos PeñaEl riesgo de sacrificar ministros para complacer a los mercados

    Por Federico Dalponte. El gobierno mantiene la receta a pesar de la crisis. La política, por ahora, sigue a disposición del capital financiero, que ya pide cambios en el gabinete. A cada nueva escalada del dólar, mayores exigencias de las corporaciones. Un espiral que no cesa.

  • 21A CFKApedrear a Cristina

    Por Federico Dalponte. Cobertura mediática, manifestantes, debate en el Senado y allanamiento maratónico. Los convencidos apenas buscan ratificar lo que ya piensan. Pocos, muy pocos, exigen una investigación diferente: más profesional, menos arbitraria.

  • Senadores UCRMás conservador no se consigue

    Por Federico Dalponte. Ante ciertos debates, es difícil anticipar la postura de un legislador por su sola pertenencia política. Pero hay tendencias: esta semana, por ejemplo, era más fácil hallar a un conservador entre los senadores radicales que entre los del PRO o del Justicialismo.