Notas

El gol mundialista de las mujeres en Irán

El gol mundialista de las mujeres en Irán
junio 20
22:37 2018

Este miércoles el movimiento de mujeres iraní obtuvo un triunfo de la mano de la Copa del Mundo que se juega en Rusia. Por primera vez desde 1981 se les permitió entrar a un estadio a ver un partido de fútbol masculino. Fue en el Azadí de Teherán donde se transmitió por pantalla gigante el encuentro de la selección local contra España.

“El estadio se abrirá a partir de las seis y media de la tarde a las familias para ver a las selecciones de Irán y España”, había anunciado Naser Mahmudifard, director del complejo deportivo. Al usar la palabra “familias” daba por sobreentendido que eso incluía a las mujeres.

Si bien la propuesta ya se había hecho para la primera fecha del torneo donde la selección persa venció a Marruecos, en ese momento no llegó el permiso oficial. Durante aquel cruce, en las tribunas de San Petesburgo se pudo ver una bandera que decía “dejen entrar a las mujeres iraníes a sus estadios”.

No obstante, aunque todo parecía encaminado, esta vez la situación tampoco fue fácil. Hasta una hora antes del partido, la policía impedía el ingreso a las mujeres. Con sus entradas en mano y sus acompañantes varones se quedaron plantadas en el lugar, sentadas en el piso a modo de protesta.

En el medio circuló también el rumor de que no se iba a poder transmitir el encuentro por presuntos “problemas de infraestructura”. Las sospechas sobre esta indecisión gubernamental y sus idas y vueltas se apoya en la interna política que atraviesa a Irán donde los sectores más conservadores han intentado desestabilizar de distintas maneras al gobierno moderado de Hasan Rouhani.

Finalmente, luego de varios momentos de tensión, la policía dejó pasar a las hinchas iraníes y la televisación se llevó a cabo.

Aunque los dirigidos por el portugués Carlos Queiroz no pudieron contra España, eso no impidió los festejos ante una jornada que fue histórica más allá del resultado futbolístico y se espera signifique un punto de quiebre.

Es que la prohibición, que entró en vigencia tras el triunfo de la Revolución Islámica en 1979, no tiene argumentos religiosos sino que se sostiene en que “el ambiente” de los estadios no es adecuado para mujeres y familias en general. Incluso el gobierno absolutista de Arabia Saudita, que tenía una legislación similar, la derogó este año.

Existen, además, dos antecedentes en que fue flexibilizada esta normativa. La primera en 1998 cuando cinco mil mujeres pudieron entrar al Azadí para recibir a los futbolistas que habían conseguido una histórica victoria ante EE.UU. en el Mundial de Francia. La segunda en 2006 cuando Irán se enfrentó a Bahréin por las eliminatorias y las dejaron presenciar el segundo tiempo luego de protestar frente a las puertas del estadio.

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Derechos Humanos