Notas

El fútbol como dinámica del colonialismo

El fútbol como dinámica del colonialismo
julio 10
11:12 2018

Este martes Bélgica juega la semifinal del Mundial de Rusia 2018 contra el seleccionado francés. Es la segunda vez en su historia que llega a esta instancia, la anterior había sido contra la Argentina de Diego Maradona que iba camino al título en 1986. Si bien hay diferencias y similitudes entre aquella Bélgica y la actual, es notable la influencia de la migración africana a Europa y, como no también, el colonialismo que también explica una parte de esta selección.

Muchos son los planteles europeos en esta Copa del Mundo que están compuestos por jugadores con raíces africanas (Francia, Inglaterra, Bélgica). Sin embargo cabe recordar que, como quedó demostrado hace años, hay una sola raza entre los seres humanos, así que lo que existe son meras diferencias de aspecto, que tienen que ver con ciertas adaptaciones biológicas al medio. Siempre que alguien mencione “diferencias raciales” en realidad está buscando en la biología una argumentación política.

En ese sentido el fútbol como negocio mundial y expresión de la cultura globalizante está copado por las lógicas del capitalismo y, entre sus facetas, aparece la del colonialismo. No sólo el actual sino también el pasado, por eso si vemos las fotos de los planteles de Bélgica en sus dos picos históricos (1986 y 2018) encontraremos grandes diferencias.

De los 23 jugadores del plantel belga, 11 son hijos de inmigrantes, 8 de ellos con raíces africanas. Marouane Fellaini y Nacer Chadli, de Marruecos; Moussa Dembélé, de Mali. La mayor proporción la componen quienes tienen raíces en lo que es hoy la República Democrática del Congo (conocido previamente como Zaire y antes de su independencia como el Congo belga): Vincent Kompany, Dedryck Boyata, Youri Tielemans, Romelu Lukaku y Michy Batshuayi. Mientras que el noveno jugador que entraría en la categoría de hijo de extranjero migrante de país colonizado es Axel Witsel. Su padre proviene de Martinica, un territorio de ultramar Francés, en el mar caribe.

Estas migraciones tienen diversas motivaciones, unas de ellas la conquista de África por las potencias imperiales europeas, en lo que se conoce como “el reparto de África”. Bélgica ocupó la zona central del continente, rica en el mineral Coltán. Esta región fue a la que Ernesto “Che” Guevara viajó a pelear contra el comienzo de la tiranía de Mobutu Sese Seko, que comenzó una dictadura sangrienta y cambió el nombre del país a Zaire. Las vueltas de la historia llevaron a que quien recibió la ayuda del Che en la guerrilla, Laurent-Désiré Kabila, mediante las armas, logre expulsar al dictador a fines de los años ’90. Las guerras en este territorio tuvieron un continuado a lo largo de la década de 1990 y 2000.

Una de las figuras de la selección es Romelu Lukaku, goleador histórico del seleccionado con 40 goles, cuatro en este mundial. Debutó en la primera división de la liga belga en el Anderlecht a los 16 años. Su padre había sido futbolista internacional con la selección de Zaire y jugado en el campeonato local.

En una nota que escribió el jugador en The Players Tribune, cuenta cómo se ha tenido que sobreponer a la pobreza de su familia y a la discriminación racial. También menciona como momento central en su formación cuando vio a su madre mezclar leche con agua para que él y sus hermanos pudieran desayunar (con mucha semejanza con los dolores de panza de Doña Tota).

En el marco de la histórica división en Bélgica entre Valones (francófonos) y Flamencos, parecen colarse los migrantes africanos, sin todavía detentar poder político y sufriendo discriminación por la creciente derecha xenófoba en Europa. En palabras de Lukaku: “Cuando las cosas iban bien, los diarios me llamaban el goleador belga; cuando no, el descendiente de congoleños”. Por esto es que no podrán contarnos la historia de los africanos en las selecciones Europeas como “el crisol de razas”.

Julián Bacca – @Julian_Bacca_

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Cine y TV

  • Woody AllenA Rainy Day in New York: la historia dirigida por Woody Allen que puede no salir a la luz

    El movimiento #MeToo develó una serie de abusos sexuales provocados por las estrellas masculinas hollywoodenses más famosas y acabó con proyectos millonarios que tenían como protagonistas a los actores, directores y productores mejor pagos del medio. Hoy, las réplicas del terremoto que sacudió a la industria cultural más rica del mundo golpean a Woody Allen y su última película se quedó sin fecha de estreno.

  • Patricio Escobar"Los curas villeros le lavan la cara a la Iglesia Católica"

    Patricio Escobar, director del documental Bienaventurados los mansos conversó con "Fuera de Servicio" por Radio Sur FM 88.3 sobre su obra y su mirada del rol de la iglesia en nuestro país.

  • Castle RockCastle Rock: basta de homenajes

    Producida por los tanques J.J. Abrams y Stephen King, la serie estrenada en julio pasado en exclusiva para Hulu no logra afianzar una historia sólida. Actuaciones poco convincentes, giros demasiado obvios y poca originalidad en el guión dan como resultado un bizcochuelo aplastado en la repostería del terror contemporáneo.

  • El Angel 2El Ángel y la metáfora de South Park

    Aclarar en estos tiempos las diferencias entre ficción y realidad parecería innecesario. Aunque no tanto para las distintas voces emergidas de las redes sociales que explotaron con el afiche de El Ángel, la última película de Luis Ortega.

  • El AngelEl Ángel: la mística del mal

    La película de Luis Ortega hace un recorte libre sobre los años juveniles de Robledo Puch, el asesino serial con mayor tiempo en prisión del país. Con más de 670.000 espectadores, el éxito se basa en actuaciones destacadas, un guión bien adaptado y lo mejor: gran calidad visual acompañada de una banda sonora impecable.

  • San-MartínCinco películas sobre San Martín, en el aniversario de su muerte

    El "Padre de la Patria", como se conoce al general José de San Martín, ha sido representado en el cine de distintas formas. Aunque la filmografía no abunda, todas ellas resultan imprescindibles para comprender su individualidad e importancia histórica, pero también para analizar la construcción de relatos sobre su figura y las batallas por la libertad e independencia.