Deportes

28 agosto, 2018

Manu Ginobili, la leyenda

Pese a las señales de los últimos meses, la noticia provoca un salto, una reacción. Una enorme tristeza por la confirmación de una asombrosa historia que llega a su fin. Y al mismo tiempo genera muestras de profundo agradecimiento por 23 años de una carrera respetada y admirada por todos.

Pese a las señales de los últimos meses, la noticia provoca un salto, una reacción. Una enorme tristeza por la confirmación de una asombrosa historia que llega a su fin. Y al mismo tiempo genera muestras de profundo agradecimiento por 23 años de una carrera respetada y admirada por todos.

Por el impacto global que provocó en el básquet, por sus logros personales y colectivos, Emanuel David Ginobili pasará a ser una leyenda del deporte argentino tras anunciar su retiro. A las 3 de la tarde del lunes 27 de agosto de 2018, Manu comunicó su decisión en su cuenta oficial de Twitter.

Su último partido como profesional había sido el pasado 24 de abril, cuando Golden State Warriors eliminó a San Antonio Spurs en la primera ronda de los Playoffs de la NBA. Manu se despidió ese día tirando la pelota al cielo, quizá la primera señal de su futura decisión. Dieciseis temporadas, cuatro títulos, una final y 1275 partidos en la liga más exigente del planeta.

Después de regresar de sus vacaciones, el bahiense se entrenó durante un mes y mantuvo estricto silencio. Pese a tener la opción de un año más de contrato, sintió que ya había dado todo lo que podía entregarle al básquet. Y así dijo a Greg Popovich, el histórico entrenador que lo eligió en la posición 57° del Draft en 1999 y lo hizo debutar el 29 de octubre de 2002 ante Los Angeles Lakers.

“Me había dejado abierta la puerta por las dudas, pero estoy convencido y feliz por la decisión que tomé”, le explicó al diario La Nación en la noche del lunes.

Ya no se podrá disfrutar de sus triples, sus volcadas y del Euro Step, la jugada marca registrada que es furor en la NBA. “El mundo del básquetbol debe estar agradecido por enseñar el eurostep como lo hiciste”, lo despidió Lebron James en Twitter.

Su estilo de competición al máximo para defender y atacar, sus robos arriesgando el cuerpo ante rivales de mayor potencia y las locuras que hicieron transpirar más de una vez a Popovich, dejaron una huella en la liga estadounidense y en el básquet mundial.

Nacido en Bahía Blanca hace 41 años, Manu forma parte de la Generación Dorada del básquet argentino. “Había quizás 15 niños en nuestra ciudad mejor que él. Era muy pequeño y fragil”, cuenta Juan Ignacio Sánchez, integrante de la Selección Argentina que compartió su etapa como juvenil, en el documental Jugando con el Alma.

Debutó en la Liga Nacional el 29 de septiembre de 1995 en el Club Andino de La Rioja y fue elegido como la revelación del certamen. Luego pasó a Estudiantes, el club de su ciudad, y de ahí a Europa, donde deslumbró en Reggio Calabria y Kinder Bolonia. Fue campeón de Italia y de la Euroliga, donde fue elegido el mejor jugador de las finales de 2001.

A fuerza de inteligencia, constancia y una destreza magistral fue convocado para formar parte de la Selección en 1998. Su camino con la celeste y blanca se prolongó por 18 años hasta la despedida en Río de Janeiro 2016.

Nadie podrá olvidar la alegría por el primer golpe a un seleccionado NBA en Indianapolis 2002 y la bronca por la final perdida ante Yugoslavia en la última jugada. Quedarán en el recuerdo del deporte argentino el doble de palomita ante Serbia, con festejo alocado desde el banco, la brillante segunda victoria ante jugadores NBA como Lebron James, Duncan, Iverson, Wade en el camino hacia la consagración del Oro olímpico en Atenas 2004. La lesión en su tobillo que le impidió jugar por el bronce en Beijing 2008, el cuarto puesto en Londres 2012 y el regreso al seleccionado para retirarse en los Juegos Olímpicos de Río 2016 con una ovación hasta las lágrimas.

Ginobili dejará de picar la pelota naranja y no volverá a moverse zigzagueante cerca del aro. No por esperada deja de ser triste esta despedida. Sin embargo, quedará su leyenda dentro del deporte argentino y mundial.

Con su retiro, Manu se suma al selecto grupo de ex deportistas argentinos que han revolucionado su disciplina. Maradona, Vilas, Aymar, Fangio, De Vicenzo lo reciben en el altar de los gigantes del deporte nacional.

Emiliano Azubel – @emiazubel

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos