Notas

“Este gobierno está incrementando el déficit fiscal”

“Este gobierno está incrementando el déficit fiscal”
septiembre 13
09:31 2018

Javier Rodriguez, director del Centro de Estudios Económicos Sociales y Tecnológicos (Ceset) y ex secretario de Coordinacion y Emergencia Agropecuaria del ex Ministerio de Agroindustria, analizó con “Insurgentes” por Radio Sur 88.3 la aplicación de retenciones y el incremento del déficit fiscal durante los últimos tres años.

- Mauricio Macri se refirió a las retenciones como un impuesto malo, sabemos que fue una de las medidas que “mas le costó tomar” en términos económicos ¿Por qué es un impuesto malo?

– Es verdad y notable lo que estás marcando, el gobierno desde el primer día, incluso desde la campaña electoral había dicho que este era un impuesto que iba a sacar y lo que vimos hace unos días es que finalmente el gobierno está reinstalando ese mismo impuesto, solo que con características muy distintas sobre todo a quienes se les aplica.

Antes era esencialmente para los productos del sector agropecuario, más fuerte en la producción de granos y ahora se aplica a todos los productos que se exporten, no solo a la soja, el trigo o maíz, también a los automóviles o cualquier otro producto industrial. Incluso está generando protestas, se le está cobrando ahora a la industria del software, lo que hace que se les dificulte las posibilidades de vender afuera.

- El secretario de Agroindustria Luis Miguel Etchevehere había dicho que los 4 pesos por dólar exportado es un valor que va a licuarse, ¿pensas que se va a poder recaudar algo o lo hicieron solo para cumplir formalmente con el FMI?

– El problema es que es un monto fijo en pesos cuando el dólar empieza a encarecerse. Entonces ese impuesto como proporción va a ser cada vez menos importante. Además hubo otro hecho, mientras había estos rumores desde el Ministerio de Agroindustria se dejó abierto el registro de exportadores. Los exportadores anotaron exportaciones antes de que les cobren el impuesto.

El impuesto se anunció el día lunes y el viernes anotaron importaciones por ocho millones y medio de toneladas, como si ese día hubiesen hecho exportaciones por esa cantidad. Sobre ese monto de exportaciones no van a pagar este impuesto, esto fue una maniobra no hay otra manera de explicarlo. Siempre que está esta idea de que se va a modificar, se impide que se anoten las exportaciones de manera anticipada porque en definitiva significa menores ingresos para el Estado.

- Si bien las retenciones van a aplicarse a todos los productos, sabemos que el mayor ingreso viene del campo.

– Tal cual y en ese día, día y medio que se autorizaron estas inscripciones, en términos de recaudación se perdieron 5300 millones de pesos de ingreso para el Estado. Muestra la magnitud de la maniobra que es muy importante y tiene que ver con esto que decías de cuanto al final realmente van a pagar. Yo diría con esto que por unos meses no van a necesitar pagar porque hasta que efectivamente concretan estas exportaciones no lo van a sentir como saliendo de su propio bolsillo.

El resto de los sectores, la industria automotriz, las economías regionales, si lo van a tener que pagar. Lo están pagando desde el primer día porque no existió este mecanismo. Los sectores exportadores de grano van a terminar incluso pagando menos retenciones que los otros sectores productivos de la Argentina.

- Varios representantes del agro argumentaron enfáticamente en contra de las retenciones justificando que muchas de las maquinarias para el campo se compran en dólares ¿dejan de ganar, pierden?

– Hoy la producción de soja, maíz, trigo, sin dudas tiene más rentabilidad que hace cinco o seis meses atrás. Son sectores que venden su producto a precio dólar y si bien es verdad que una parte de sus costos son en dólares no es el 100%. La devaluación les favorece la rentabilidad. Antes de las primeras corridas de este año el dólar estaba $20,20 hoy está $38 o $39, prácticamente el doble. Frente a ese escenario donde la devaluación es casi del 100%, el aumento del precio del dólar está claro que les mejora la rentabilidad y está claro que esos 4 pesos no los afecta negativamente, no hay ninguna duda.

- ¿Pensás que con los derechos a la exportación podrían llegar a “paliar” esta llamada “crisis recaudatoria” y reducir el déficit?

– Eso nos lleva un poco al debate más general. A veces cuando empezamos a hablar del déficit fiscal se pierden ideas muy importantes. Este es un gobierno que viene hablando del problema del déficit fiscal desde sus orígenes incluso diciendo “vamos a tratar de reducir permanentemente el déficit fiscal”. Cuando miramos los números en el 2016, 2017 y 2018 viene incrementando el déficit fiscal. Es un gobierno que tiene más déficit fiscal que el que había en el 2015 y sin embargo permanentemente escuchamos que hay un discurso de que hay que reducir el déficit fiscal y que hay que ajustar.

Atrás de ese discurso de reducir el déficit fiscal lo que hay es un impresionante redistribución de los ingresos, redistribución de los recursos. Por un lado se quitan recursos para ciertas áreas, por otro lado o se cobra menos impuestos o se destinan más recursos para otros sectores. Tiene que ver con la caída de los ingresos.

Así como ahora se está planteando que para mejorar la situación del déficit fiscal hay que cobrar aunque sea un poco de retenciones, en realidad este es un gobierno que desde el principio quitó las retenciones y con eso generó un aumento del déficit fiscal muy importante. También redujo el impuesto a los bienes personales que es el impuesto más progresivo que solo pagan los sectores de mayores ingresos. Con lo cual, por reducción de ingresos y por reconfiguración del gasto este gobierno está haciendo incrementar el déficit fiscal.

- ¿Qué diferencias hay entre las retenciones que planteaba el gobierno kirchnerista en su momento y las de ahora?

– El impuesto es sustancialmente distinto en dos aspectos. Primero, es generalizado a absolutamente todas las producciones, con lo cual aquellas producciones con dificultad para exportar se ven claramente perjudicadas, incluso dentro del propio sector agropecuario. Incluye a la producción de lechera, la producción de peras y manzanas, de las distintas economías regionales que tienen una situación bastante más complicada en términos de rentabilidad. Pero también a las producciones industriales, incluso de servicios como la del software, con lo cual una de las diferencias enormes es que está generalizada para todos los productos, y no para aquellos en los cuales la Argentina tiene mayor competitividad y más rentabilidad sus productores locales. Esta era la idea de las retenciones a las exportaciones de granos.

La otra diferencia tiene que ver con que, como dijimos antes, esto es un valor fijo en pesos. Esto es medio raro porque si el precio internacional sube, el impuesto baja en proporción, pero si el precio internacional sube y hay mayor rentabilidad, ahí sí se podría cobrar un mayor impuesto. O por el contrario, si el precio internacional baja, seguramente el impuesto se podría cobrar en una proporción menor. Acá está hecho tal que si el precio internacional baja, la proporción de retención sube, con lo cual en términos técnicos, la medida es muy pobre porque no cumple ni siquiera con algunas condiciones básicas acerca de asociarse con la rentabilidad.

Por eso digo que es un impuesto que, si bien el título es el mismo y es un impuesto conocido como retención, su contenido es bastante diferente.

-Varios funcionarios vienen poniendo a la sequía como una de las causas de la crisis recaudatoria, ¿cuánto pensás que esto pudo haber influido?

– La sequía fue importante, no hay duda. Pero no es la causa, ni del déficit fiscal, ni de los problemas económicos que están habiendo. Estos problemas tienen más que ver con la orientación general de las medidas de política económica de este gobierno.

El Banco Central confirmó hasta diciembre su política de tasa de interés de referencia del 60%, con esta tasa el que tiene ganancia es el sistema financiero pero toda la estructura productiva está en problemas. Si tiene que tomar un crédito para poder producir está en dificultades, porque con el 60% de interés se torna inviable cualquier tipo de crédito. Entonces el modelo tiende a priorizar lo financiero sobre lo productivo, y estas son las consecuencias que estamos viendo dos años y medio después de que este gobierno impulsara este modelo.

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Brasil 2014