Notas

La CGT se consagró como la principal herramienta para frenar el ajuste

La CGT se consagró como la principal herramienta para frenar el ajuste
septiembre 26
09:54 2018

Por Marcos Lede Mendoza. La Confederación General del Trabajo (CGT) ratificó su institucionalidad a la hora de llevar adelante tamaña medida de fuerza, con innegable acatamiento a lo largo y ancho de la República Argentina. Por otro lado, contrarrestó localmente el discurso de un presidente que frente a otros líderes mundiales evitó hablar de la situación social, política y económica que se vive en su país.

Particular fecha eligió la dirección de la mayoría del movimiento obrero argentino para frenar la actividad económica. Con el diario del lunes, se puede especular con que la intención estuvo en contraponer un reclamo popular versus la búsqueda de un acuerdo financiero con la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde. En concreto: trabajadores de un lado, empresariado del otro.

“Que el presidente deje de escuchar únicamente a los hombres que están formateados en la universidad privada, que no tienen en cuenta el país vivo, de carne y hueso”, consignó el triunviro cegetista, Juan Carlos Schmid, en tono serio y dejando en claro que no habrá tregua con el sindicalismo en tanto el gobierno no implemente un “plan B” que eche por tierra el original trazado económico.

En ese esfuerzo por establecer contraposiciones, la dirigencia endureció su discurso al decir que “lo que se devaluó fue la palabra del Poder Ejecutivo”, cuyo proyecto fracasó al dispararse una crisis económica que se trasladó rápidamente al plano político y social.

Y si bien los cuestionados jefes gremiales ya se bajaron de muchas banderas -algunas voces, como la de Pablo Moyano, vienen criticando duramente a la conducción- hay una de la que sonaría ilógico que lo hicieran: el Impuesto a las Ganancias, cuyas exenciones el gobierno pretende eliminar. Si eso sucede, la poca legitimidad de la que goza el triunvirato podría derivar, quién sabe, en una anticipada renovación de autoridades.

“Tengan cuidado en la redacción del artículo 86 [del proyecto de Presupuesto 2019], que declara que mintieron en la campaña cuando dijeron que los trabajadores no iban a pagar ganancias”, advirtió Héctor Daer, el último triunviro en sentar posición.

El paro apuntala la disputa al interior de la CGT

No deberían quedar dudas de que el hecho político promovido por la central obrera tiene natural repercusión en la interna sindical.

En una mesa donde se exponen determinados lineamientos, el orden de los oradores se define según la correlación de fuerzas. Siguiendo esta lógica, el último en hablar goza de mayor posición, y le sigue quien da comienzo a la exposición. En el medio, siempre quedarán los discursos que carecerán de mayor repercusión.

Algo de esto se vio plasmado en la conferencia brindada por el triunvirato en horas de la tarde. Daer, el último en hablar, es apoyado por el sector de los “Gordos”, representantes de los grandes sindicatos de servicios y de enorme poderío al interior de la CGT. Mantener el control del conflicto social y “cuidar el kiosco” es para este grupo uno de los objetivos principales, bajo el gobierno que sea.

Distinto es el sector compuesto por las figuras de Hugo y Pablo Moyano, Sergio Palazzo y el canillita Omar Plaini, quienes recientemente lanzaron el Frente Sindical por el Modelo Nacional con fuerte hincapié en un perfil “combativo” y de abierta confrontación con el gobierno. Controlar la calle es su principal herramienta para demostrar poder de conducción de la clase trabajadora. De hecho, este agrupamiento realizó su propia conferencia de prensa horas antes que la del triunvirato, y participó el lunes de la marcha a Plaza de Mayo convocada por las CTA en el marco del paro de 36 horas.

Aún así, cuesta creer que la CGT se retrotraiga a aquel diciembre de 2017 cuando el Congreso aprobó la reforma previsional, y cuya reacción fue decretar un paro que comenzó a las 12 del mediodía y con servicios de transporte funcionando. La contundencia de la medida de este martes marcó posiciones y puso en boca de todo el arco sindical el descontento con el gobierno, más después de ver a Mauricio Macri entre fotos y bailes. “Que deje de mirar de Ezeiza para afuera y se paré en la Cordillera”, pidió Daer.

@ledemendoza_m

Foto: Otra Óptica – Foto Informes

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Deportes