Notas

Nick Cave deslumbró con cercana oscuridad

Nick Cave deslumbró con cercana oscuridad
octubre 17
16:25 2018

Nick Cave and The Bad Seeds se presentó en Buenos Aires el miércoles pasado en el Microestadio Malvinas Argentinas. En un show de entradas completamente agotadas, se vivió la violencia y delicadeza que tiene el arte cuando se lo mantiene en vigencia.

En la espera previa al recital la temperatura del recinto comenzó a subir. Se asistieron a varias personas desmayadas y el sudor era el común denominador entre el campo y el sector preferencial, ubicado en las gradas superiores cercanas al escenario. Un hombre del público se alzó entre la mayoría y mostró una remera blanca con el logo de “Juicio y castigo” a los militares de la dictadura argentina, y los aplausos vaticinaron la llegada de Nick Cave.

Durante casi dos horas y media hipnotizó al público con una puesta en vivo inolvidable, marcada por la excelencia musical de los seis Bad Seeds sobre el escenario y la capacidad comunicativa del cantante. Sólo fueron interrumpidos por un corte de luz durante el comienzo del segundo tema, minutos en los que Cave se mantuvo en el escenario y no retomó hasta que se aseguró que el sistema de sonido ya funcionara correctamente. Mientras, el público entonaba el ya clásico “Mauricio Macri la p….”.

En una gira que lo traía de México, Chile y Uruguay y lo destinaba a Brasil y Norteamérica desplegó su capacidad estética y narrativa. El motivo era presentar su último disco, Skeleton tree (2016), compuesto luego del fallecimiento de su hijo de 15 años, en julio del 2015. La banda suena a blues áspero, a rock amable, a una balada de odio y ternura.

Todos los artistas ejercen poder frente a un público devoto, pero con Nick Cave había algo de ritual religioso en la presentación. “Can you feel my heart beat?”, preguntaba mientras miraba fijo con sus ojos azules y apretaba algunas de las manos que se extendían hacia él, contra su pecho. Inclinado hacia adelante, el espectro de casi un metro noventa de alto cubría las cabezas de quienes, al borde del escenario, coreaban junto a él “Higgs boson blues”.

Tocaron diecinueve canciones, pertenecientes a diez discos distintos del prolífico artista. Incluyeron los clásicos “From her to eternity”, “Red right hand”, “Do you love me?” y “The mercy seat”. Nick Cave sabía que su lugar era la pasarela más cercana al público y la recorría erráticamente, mientras arengaba señalando y gritando su distintivo disparo “bum bum bum”. También golpeó el atril que sostenía las letras de las canciones, desparramándolas por el suelo del escenario que escupía esporádicamente.

La última vez que la banda se había presentado en Argentina fue en 1996, en el teatro Ópera de microcentro. Ahora, en La Paternal, Cave bailaba furioso y sensual, completamente vestido de negro, con una camisa que progresivamente se desabotonaba, dejando al descubierto su pecho flaco y el colgante cuyo dije es el esqueleto de una mano dorada.

“A pesar de lo que mucha gente dice, no soy un vampiro, realmente”, bromeó durante una entrevista, hace algunos años. Claro que no lo es: la oscuridad y lo siniestro en las historias que narra no es más que una celebración de vida, una forma de comprender que no debemos permitir que el dolor nos deshumanice.

Mientras los fluctuantes Bad Seeds cambiaban constantemente de instrumentos, rotando con notorio virtuosismo, Cave sorprendió cuando, durante “The weeping song”, decidió mezclarse entre el público y abrirse paso hasta una pequeña plataforma, ubicada a la izquierda del estadio. Allí, se secó el sudor del rostro, pidió silencio y la secuencia rítmica de palmas que acompañan la percusión del tema.

Pañuelitos descartables, una chalina, varios pañuelos verdes de la Campaña por el Derecho al aborto legal, seguro y gratuito, un rosario y un libro fueron algunas de las ofrendas del público argentino. En agradecimiento y como muestra de su constante necesidad de cercanía, Cave invitó a más de cuarenta personas a subirse al escenario durante la violenta “Stagger Lee” y la onírica “Push the sky away”, equilibradas por la sensibilidad que representa su honestidad creativa.

El encore, furioso y urgente, angustioso y esperanzador, despidió al conjunto de relevancia histórica, demostrando que, una vez más, lo actual está signado por su capacidad de interpelar sensibilidades alrededor del mundo.

Lo más difícil fue irse a casa después del recital. La experiencia fue redención, fue exculparse de demonios y miserias. Pero también fue angustia existencial: la angustia no es morir, sino que Nick Cave no va a estar ahí para narrarlo.

Macarena Lizarraga

Foto: Cecilia Salas

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Educación

  • caba-nocturnasCierre de escuelas en CABA: “Si así terminamos, no empezamos el año que viene”

    Docentes de todos los niveles educativos de la ciudad de Buenos Aires, afectados por la resolución 4055 que pretende el cierre progresivo de 14 escuelas comerciales y de cursos en 9 liceos y bachilleratos nocturnos, se movilizaron al Ministerio de Educación para enfrentar la decisión de Rodríguez Larreta y Soledad Acuña. “Si así terminamos, así no empezamos el año que viene”, subrayó la titular de CTERA, Sonia Alesso.

  • presupuesto-unlpPor debajo de la inflación: la UNLP ya tiene presupuesto 2019

    El Consejo Superior de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) aprobó este martes el presupuesto de cara al año 2019. El mismo contará con un aumento del 30,8%, se utilizará para afrontar los gastos de personal y de funcionamiento durante el año 2019.

  • gendarmería-rio-negroRío Negro: Gendarmería irrumpió en la universidad y desalojó a estudiantes

    Con un violento operativo que incluyó balas de goma, gases lacrimógenos, más de 15 móviles y un camión hidrante, efectivos de Gendarmería desalojaron este lunes a estudiantes que protestaban contra el recorte presupuestario en la Universidad Nacional de Río Negro (UNRN).

  • Paro DocenteNuevo paro docente exige a Vidal que solucione el conflicto educativo

    Comenzó este martes una nueva huelga docente en la provincia de Buenos Aires. Será de 48 horas y la primer jornada culminará con un acto central frente a la Gobernación, ubicada en 6 entre 51 y 53, en la ciudad de La Plata. Las maestras exigen una respuesta por parte de la gobernadora, María Eugenia Vidal, frente al conflicto salarial y educativo que lleva meses sin resolverse.

  • unicabaUniCABA: "Atrás hay un enorme negocio inmobiliario de Larreta"

    Manuel Becerra, docente en los niveles medio y terciario de gestión estatal en la Ciudad de Buenos Aires, dialogó con "Insurgentes" por Radio Sur 88.3 sobre la reunión de la Comisión de Educación en la Legislatura porteña donde prevén se firmará el dictamen que permitirá votar la UniCABA el próximo 22 de noviembre.

  • No-FormalCABA: "La educación no formal es muy diversa y esto es lo que estamos defendiendo"

    Mercedes Maiorano, docente del área de educación no formal de la Ciudad de Buenos Aires, dialogó con "Insurgentes" por Radio Sur 88.3 sobre el reclamo al gobierno porteño para que aplique el marco normativo que debe regular el funcionamiento del sector como oferta educativa del sistema público de enseñanza.