Notas

“Un científico puede impactar más en nuestro sistema productivo estando afuera”

“Un científico puede impactar más en nuestro sistema productivo estando afuera”
octubre 24
12:42 2018

En una entrevista exclusiva con Notas, el director nacional de Cooperación e Integración Institucional de la actual Secretaría de Ciencia de la Nación, Mariano Jordán, se refirió a la actualidad del programa de repatriación de científicos “RAICES”, creado en 2008.

Desde el sitio de la Secretaría se fundamenta la creación de la Red de Argentinos Investigadores y Científicos en el Exterior (RAICES) “por el impacto de la repatriación de investigadores argentinos en la formación de recursos humanos altamente calificados”.

El Programa fue declarado como Política de Estado el 2 de diciembre de 2008, mediante la Ley Nº 26.421.

Datos RAICES ISegún datos de la propia dirección de Cooperación e Integración a los que accedió este medio, entre 2009 y 2015 fueron repatriados 713 científicos, pero la cifra desciende abruptamente a 99 durante la gestión Cambiemos. En 2017 se registran dos repatriaciones y cuatro en 2018, según la web.

Las cifras develan que, en promedio, volvieron al país unos 102 investigadores por año durante la gestión de Cristina Fernández, y que ese valor cae a 33 a lo largo de la administración de Mauricio Macri.

- Revisando los datos del programa RAICES se ve que durante 2016-2018 cayó abruptamente la cantidad de investigadores que fueron repatriados ¿Qué lectura hace la Secretaría sobre esa tendencia?

– Usted está hablando de repatrios, pero RAICES es un montón de cosas, es un montón de herramientas, varios instrumentos distintos, de los cuales la repatriación es una solamente. Después dejemos de lado si es a la que más publicidad se le ha dado, si es la más útil o la más apropiada, no es para este ámbito la discusión. La repatriación es sólo una parte de todo lo que es el programa RAICES.

El programa tiene como objetivo mantener vinculados a científicos e investigadores argentinos en el exterior con el sistema científico y tecnológico del país, por eso es solamente un instrumento colateral la repatriación. El objetivo es estar en contacto. Cómo la mayoría de la diáspora argentina, es decir, el argentino en el exterior siente la lejanía y la cercanía de la patria, y la necesidad de compartir y devolver lo que el país en su momento le ha dado, por eso el programa RAICES apunta a eso. Es decir que la repatriación es un programa colateral.

Ahora, esto que mencionas de la merma en la cantidad de repatriados, la verdad que los números de 2018 no los tenemos, a ver, acá estamos hablando de una comunidad y de un recurso finito, agotable. El número de científicos argentinos en el exterior a lo largo, no se desde el año 1900 a la fecha, ha sido equis. Ese número se termina cuando se lanza el Programa (en 2008), pero, en realidad, preexistían mecanismos de repatriación que tenían mayor o menor utilización. Cuando se lanza RAICES y se publicita tanto obviamente en principio hay una utilización mayor.

- Ahora, uno de los resultados más contundentes del programa RAICES es que han venido al país una cantidad de investigadores no comparable con otro momento histórico de Argentina ¿cómo se lee ese fenómeno desde la Secretaría de Ciencia?

Datos RAICES- La verdad que no lo sé si eso se dio de manera contundente, indiscutible y si es incomparable con otro momento histórico. Los datos no llegan mucho más atrás del año 2000. Por lo que lo que usted afirma yo no sé si es así. Igual si fuera o no así es un dato más. Hay un instrumento que es el de las redes propiamente dichas de investigadores en el exterior, de las cuales hasta el 2015 había cinco y hoy estamos en 16, con un promedio de 20 o 25 personas activas en cada una, estamos hablando de casi 300 investigadores que están en permanente contacto.

La verdad que muchas de esas personas están en altísimos cargos en los sistemas científicos y tecnológicos de los países en los que están actuando hoy. Se trata de altísimos cargos en empresas de base tecnológica, academia, muchos de ellos en el mismo gobierno de los países en los que están, porque tienen doble ciudadanía esas personas, es decir que son fuente permanente de consulta.

- En la base del proyecto RAICES estaba que todo ese capital de conocimiento, generado en nuestro país, tuviera algún impacto en el sistema científico local, más allá de comunicar científicos entre sí ¿O no?

– Es efectivamente así, pero el impacto en el sistema científico local efectivamente lo produce, no solamente el repatriado, sino el tipo que sigue trabajando en Francia, por ejemplo, porque tenemos trabajando gente en altísimos puestos en temas, por ejemplo, como investigación espacial, en Italia con temas alimenticios. Todo depende… todo depende… todo es relativo, porque ese científico, ese investigador, puede haber momentos en que su impacto en el sistema productivo argentino sea mayor trabajando desde allá y siguiendo brindando oportunidades que, a veces, acá. Es decir que un científico puede impactar más en nuestro sistema productivo estando afuera. Todo es producto y necesidad de un determinado momento histórico.

- Hay investigadores que volvieron y que se plantean irse o se arrepienten a partir de la coyuntura económica actual…

– Al día de hoy menos del 3% de los que se beneficiaron con el programa de repatriación se ha vuelto. Se trata del 2,78%, una cosa así. Ese es el dato de hoy. Lo que planeen hoy otros investigadores, yo realmente no le sé decir.

- ¿Y qué lectura hace de lo que pueda llegar a pasar con quienes investigan en Argentina a partir de la coyuntura económica actual y la futura, con la presentación del proyecto de Presupuesto 2019? ¿Puede haber fuga de cerebros nuevamente?

– No, a ver. La verdad que no estoy en condiciones de hacer una evaluación por muchísimos motivos. El primero es que esa decisión depende de algo personal. Cuando una persona está en el exterior, porque tampoco repatriado es levantar la mano y vuelvo. El programa RAICES tiene un comité asesor, la gente cuando vuelve postula al beneficio, hay montones de decisiones personales, como por ejemplo el hecho de que una decisión familiar que un año te puede cerrar de repente al otro año puede no cerrarte. Por eso hacer una evaluación basándose en un factor como puede ser el Presupuesto, no de ninguna manera. No estoy en condiciones de evaluarlo de esa forma.

Eduardo Porto – @PortoEdu

Notas relacionadas

3 Comentarios

  1. Marie
    Marie octubre 24, 14:13

    Vergonzoso. El entrevistado relativiza todo para justificar la falta de política activa hacia el sector, que no sea la achique y abandono.

    Reply to this comment
  2. Gabyta
    Gabyta octubre 25, 00:57

    Da vergüenza ajena y mucha indignacion este señor a cargo de una direccuon que ya desde el titulo es una entelequia, sin siquiera un doctorado ni la menor relacion anterior con el sistema de CyT, decir una pila de barrabasadas, imprecisiones y faltas a la verdadque muestran su ignorancia y su mala fe.

    Reply to this comment
  3. Gabyta
    Gabyta octubre 25, 10:04

    “un montón de herramientas”… “no lo sé decir”… “todo depende (bis)”. A confesión de parte, relevo de prueba. basta ver el perfil de este funcionario de segunda que ni siquiera tiene un doctorado ni NINGUN antecedente en el área de CyT para comprender por qué es absolutamente incapaz de dar una sola respuesta seria y coherente al entrevistador (muy bueno, por cierto). Hay mucha más información en la data dura del periodista que en toda la parrafada de este señor que gana mucho más que un científico de la más alta categoría de CONICET. Un bochorno más de la (des)política de Macri y Barañao.

    Reply to this comment

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Libros

  • federico-dalponteEl trabajo como tragedia: el testimonio crudo de una época

    Como parte de su colección "Pensamiento contemporáneo", la editorial Prometeo acaba de publicar el primer libro del abogado y periodista Federico Dalponte. Con un título que no engaña, este ensayo, por momentos político y por otros técnico, constituye una aproximación áspera al mundo de las relaciones laborales y las diversas formas en que la humanidad padece el trabajo, incluso en la actualidad.

  • mario_benedettiExtrañar a Mario Benedetti

    Mario Benedetti cumpliría años este 14 de septiembre. Exponente del esplendor literario latinoamericano, la muerte encontró al uruguayo reconciliado con la vida: sin exilio, abrazado por los suyos y en un país gobernado por la izquierda.

  • roald-dahlPor qué leer a Roald Dahl

    "Matilda", "James y el durazno gigante", "Las brujas", o "Charlie y la fábrica de chocolate" son sólo algunos de los títulos más conocidos de Roald Dahl, el galés que nació un día como hoy de de 1916 y escribió para niños sobre cosas serias y para adultos sobre temas escabrosos y profundos con una buena cuota de humor y acidez.

  • salgari¡Al abordaje, mis tigres!

    Un 21 de agosto de 1862 nacía Emilio Salgari, periodista y escritor responsable de enriquecer los juegos de infancia de millones de niños en el mundo con piratas honorables, abordajes sangrientos, tigres amistosos, princesas siempre en peligro y joyas del tesoro del marajá.

  • Carlos-BusquedMagnetizado: diario de un no tan loco

    El escritor argentino, Carlos Busqued, publicó Magnetizado, su segunda obra en esta última década, luego de haber generado una enorme expectativa a partir de su primera novela, Bajo este sol tremendo, finalista del premio Herralde de Novela y publicada por la editorial anagrama en 2008.

  • Paula PueblaPaula Puebla: "Todos estamos a un click de distancia de arruinar una vida"

    "Una vida en presente" es la primera novela de Paula Puebla, una escritora formada en Diseño y fanática de la tríada Amis, Coetzee, Houellebecq, que devino autora luego de pelear mucho contra sí misma. Un primer libro que alcanza expectativas y proyecta la voz de una promesa.