Educación y Ciencia

2 noviembre, 2018

Duras críticas a la Secretaría de Ciencia por la baja de científicos repatriados

Tras conocerse la fuerte caída del número de científicos que volvieron al país durante la gestión Cambiemos, el sectorcriticó con dureza a Lino Barañao y al coordinador actual del programa RAICES, Mariano Jordán. La palabra del diputado Roberto Salvarezza.

Luego que Notas difundiera la caída del número de científicos repatriados al país durante la gestión de gobierno de Mauricio Macri, la comunidad científica hizo sentir su malestar en redes y medios.

Científicos como Gabriel Rabinovich y Galo Soler Illia, funcionarios del ex MinCyT y hasta diputados nacionales salieron a cuestionar al actual director nacional de Cooperación e Integración Institucional de la Secretaría de Ciencia, Mariano Jordán, y al propio ministro Lino Barañao.

Es que según datos de la propia dirección a los que accedió este medio, entre 2009 y 2015 fueron repatriados 713 científicos, pero la cifra desciende abruptamente a 99 durante el mandato de Cambiemos. En 2017 se registran dos repatriaciones y cuatro en 2018, según la web de RAICES.

Las cifras develan que, en promedio, volvieron al país unos 102 investigadores por año durante la administración de Cristina Fernández, y que el valor cae a 33 de 2015 en adelante.

Desde el sitio de la Secretaría se fundamenta la creación de la Red de Argentinos Investigadores y Científicos en el Exterior (RAICES) “por el impacto de la repatriación de investigadores argentinos en la formación de recursos humanos altamente calificados”. El Programa fue declarado como Política de Estado el 2 de diciembre de 2008, mediante la Ley Nº 26.421.

“¿O sea que todo lo que hicimos estos años poniéndole el pecho acá fue en vano?”, se preguntó Rabinovich, investigador del IBYME-CONICET premiado con el galardón Investigador de la Nación, en 2017 por el propio Macri.

Por su parte el ex subsecretario de Evaluación Institucional del MinCyT, Jorge Aliaga, también se refirió a las palabras de Mariano Jordán quien expresó que “un científico puede impactar más en nuestro sistema productivo estando afuera”. “Están militando el éxodo”, expresó el ex funcionario en alusión al comienzo de una posible fuga de cerebros y agregó: “Desde ya estoy de acuerdo que es mejor que el que ya se fue esté conectado y ayude, porque puede hacer mucho, pero ¿por que es mejor que esté afuera?”.

Por su parte el reconocido Galo Soler Illia, químico, nanotecnólogo, decano del Instituto de Nanosistemas de la UNSAM e Investigador principal del CONICET también se manifestó sobre el tema. “Es una declaración tristísima la de Jordán, debería resolver mejor el tema del cumplimiento de proyectos internacionales, que es su trabajo y ha hecho un papelón este año”, escribió en Twitter.

“Desvalorizar el retorno de investigadores”

Notas entrevistó al diputado nacional y ex presidente del CONICET, Roberto Salvarezza, quien también se refirió a los números de RAICES y a las palabras del director nacional de Cooperación e Integración Institucional. “Lo que dice Jordán no es verdad porque el programa RAICES no es solo vincular científicos y la repatriación no es colateral, no es una consecuencia secundaria”, aseguró.

“En todo lo que Jordán dice hay una pretensión de desvalorizar el retorno de los investigadores. El retorno de los científicos es una muestra de la salud del sistema científico que tenía la Argentina. Hoy los científicos no regresan sino que se van”, aseguró el diputado nacional por Unidad Ciudadana.

Salvarezza le apuntó al actual Secretario de Ciencia: “El mismo Lino Barañao hablaba que los científicos retornaban al país porque el sistema científico argentino le daba las mismas condiciones o condiciones similares a las que había en el exterior”.

“Jordán estuvo vinculado con temas de defensa y narcotráfico, no es un científico y creo que ese es el problema que él tiene para entender lo que sucede con RAICES y para entender las cifras”, arremetió Salvarezza.

El retorno de científicos

Los datos oficiales del ex ministerio señalan que hoy hay unos cinco mil investigadores en el exterior de los que han retornado alrededor de 1300.

“Siempre hay salida, todos los años hay salida de científicos, pero hasta 2015 y con el RAÍCES la recuperábamos después de tres o cuatro años que estaban en el exterior, lo cual estaba muy bien, porque se forman, traen nuevas líneas de trabajo”, manifestó Salvarezza. Y aclaró: “A esos científicos los volvíamos a recuperar en un porcentaje bastante alto. Porque aún cuando Argentina no ofrecía iguales condiciones en comparación, podían armar su laboratorio, tener su proyecto de investigación, becarios, además de la familia”.

“Hoy el proceso es que nadie se arriesga a volver porque hoy si vos llegas acá no sabés si vas a poder investigar”, dijo el diputado nacional. “La mayoría de los que entraban por RAÍCES conseguían su cargo de investigador de CONICET o se iban a la universidad a investigar. Hoy la convocatoria para investigadores desde el exterior está cerrada”, sentenció.

Eduardo Porto – @PortoEdu

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos