Notas

Sin visitantes en la Superfinal: la respuesta de dos presidentes a un ex

Sin visitantes en la Superfinal: la respuesta de dos presidentes a un ex
noviembre 05
02:42 2018

Mientras queda por definirse si la superfinal entre Boca y River por la Copa Libertadores se jugará con o sin público visitante, los presidentes de ambos clubes, Daniel Angelici y Rodolfo D’Onofrio, respectivamente, se mostraron en desacuerdo con el pedido del jefe de Estado, Mauricio Macri, quien la semana pasada salió a pedir un “espectáculo completo” con simpatizantes de ambos conjuntos y mandó a sus funcionarios a organizar la seguridad de los partidos.

Los titulares de los dos clubes más importantes del país se quejaron, a su modo, de la forma en que se hicieron los anuncios el viernes pasado por la mañana, cuando el presidente Macri torció la agenda pública al tomar partido sobre cómo debería desarrollarse el superclásico. Esto es, con o sin público visitante.

Angelici, titular del xeneize y operador judicial de Macri, declaró que “por distintas razones” no había que jugar con visitantes, y despotricó: “No puede ser que los presidentes de los clubes no podamos saber día, hora y que nadie nos consulte a nosotros”.

Entre esas razones, consideró que en ocasiones como estas, donde “no alcanza con tener dos o tres estadios”, quedarían socios afuera de la cancha sumado a más de mil asientos que deberían quedar libres para formar el famoso “cordón de seguridad” de la policía.

D’Onofrio, por su parte, apuntó: “Las cosas hay que hacerlas con tiempo, no se hacen de golpe”, en respuesta a las declaraciones del presidente de la Nación. Si bien mencionó “el trabajo muy importante” de funcionarios de seguridad del gobierno, se preguntó qué cambió en el último año “para que ahora sea posible” jugar con visitantes.

A Macri le bajaron un cambio

El tweet y una entrevista en Radio La Red fueron los medios de Macri para pedir que simpatizantes contrarios se vean las caras en una misma cancha, en un lapso de quince días entre un partido y otro.

A la voz del ministro de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, Martín Ocampo, que se atajó a la primera de cambio y sostuvo que la ciudad no podía garantizar por sí sola tamaño operativo, se sumaron las de Angelici y D’Onofrio.

“Hablé con él, sé que lo hizo de muy buena leche, él lo vivió. Pudo haber consultado a los presidentes, pero quiso demostrar que está bien un cambio y que se podía jugar con visitantes”, manifestó Angelici.

En tanto, D’Onofrio dejó en claro que todo esto había sido “un error del presidente” respecto al procedimiento de cómo consensuar y tratar estas medidas.

El viernes la Conmebol había confirmado los días 10 y 24 de noviembre para disputar la ida y la vuelta de la superfinal. Sin embargo, tanto el titular de River como el de Boca solicitaron que se cambien las fechas para el 11 y el 25. Respecto a la preocupación inicial, este lunes se volverán a reunir los presidentes con funcionarios del gobierno para definir si habrá o no visitantes.

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

América Latina