Notas

India: la estatua más alta del mundo y el enaltecimiento del nacionalismo hindú

India: la estatua más alta del mundo y el enaltecimiento del nacionalismo hindú
noviembre 07
09:35 2018

La inauguración de la estatua de la Unidad, se llevó a cabo entre debates y protestas que ponen en entredicho su nombre. Fue el 31 de octubre que el mundo pudo conocer la construcción de 182 metros que despertó tensiones y develó también la reconstrucción histórica por parte del oficialismo.

A orillas del río Narmada en el Estado de Guyarat se erigió la estatua de Sardar Patel, el hombre de hierro de la reciente independizada India. Esta figura poco conocida a nivel internacional está siendo retomada por el partido gobernante, el BJP, como el líder de la unidad indiana. Patel fue no sólo muy cercano a Mahatma Gandhi sino que estuvo encarcelado con él durante el proceso de descolonización del subcontinente.

Una vez lograda la independencia ocupó el rol de viceprimer ministro de Jawaharlal Nehru, y llevó a cabo la enorme tarea de unificar el territorio incorporando 562 Estados principescos a la Unión de India. De ahí el nombre.

Lo logró mediante negociaciones diplomáticas respaldadas por la amenaza del uso de la fuerza. Se ganó así el mote de “hombre de hierro”. Por eso motivo parte de la construcción de su estatua fue realizada con donaciones de este material.

En total, son cerca de 210.000 metros cúbicos de cemento, 25 mil toneladas de hierro y 1.700 de bronce las que hacen honor a Patel. Se estima que unos 352 millones de euros fueron destinados al proyecto.

Más allá de una atracción turística internacional, el proyecto fue impulsado por el primer ministro Narendra Modi bajo su mandato en Guyarat.

“El proyecto de Modi busca enfatizar a los líderes de la independencia que pueden apropiarse de la idea de la India como una civilización específicamente hindú y aleja el énfasis de los líderes seculares como Jawaharlal Nehru”, dice el indologo Alexander Davis, miembro del instituto Australia India de la Universidad Nacional de Australia.

Agrega que “además, la reputación de Patel como un ‘hombre de hierro’ y su voluntad de usar la fuerza para unificar a la India es una contra de la política exterior no violenta de Nehru”.

Parte de ello se vio en el día de la inauguración. Cientos de policías fueron enviados para que el acto no se viese afectado por las manifestaciones de las comunidades tribales que reclamaban por la propiedad de las tierras en las que se construyó la estatua y por el daño medioambiental provocado.

El destino de los fondos para la edificicación también fue materia de debate ya que los locales descreen que el crecimiento en términos turísticos y empresariales sea más importante que la construcción de hospitales y escuelas para los lugareños.

La importancia de ser Guyarat

El Estado de Guyarat no es sólo hoy el lugar donde se podrá observar la increíble construcción de 182 metros. Es también donde gobernó por más de una década el actual primer ministro.

Desde su mandato allí, se ha buscado destacar el Estado como un espacio pujante, de bajos impuestos, de facilidades para la inversión extranjera directa; un paraíso para el emprendedurismo. Fue por ello que allí se realizó la exposición Vibrante Gujarat y es también parte del esquema de Ciudades Inteligentes.

A su vez, ese territorio cuenta con la trágica histórica de la matanza de Babri Majid. El enfrentamiento entre hindúes y musulmanes, llevó a que Modi mismo estuviese procesado por la sospecha de inacción policial frente a los ataques a la población islámica. Tal fue la conmoción internacional frente a tales hechos que su visa estadounidense fue rebocada.

Hoy, ya con un discurso más moderado, cabe destacar que la promoción de un líder hindú es también parte del proyecto del BJP. Es una unidad bajo la idea de una civilización hinduista.

Al respecto, Davis postula: “La estatua promueve la visión nacionalista hindú de la historia de la India, y pide la unidad, todo mientras promueve la libre empresa y busca inversión extranjera. Es una representación física de todo el proyecto nacionalista de Modi. Sin embargo, dado el crecimiento desempleado del modelo de Gujarat, el alto precio y el hecho de que se está construyendo con mano de obra y materiales chinos, puede convertirse en un monumento a las desigualdades y contradicciones de la India contemporánea, así como a su unidad”.

Lucía Ibarra – @pichi_ibarra

Tags
Compartir

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Géneros