Notas

The Jayhawks: la banda de la nostalgia

The Jayhawks: la banda de la nostalgia
noviembre 20
16:05 2018

The Jayhawks es una banda para alquilar un monoambiente con balcón en Santa Teresita en invierno y sentarse en una reposera plegable por la tarde, mientras baja el sol y las estrellas van apareciendo de a poco y la claridad se escapa. Apoyarte en esa reposera, que cruja un poco el metal producto de tu peso, que corra el viento helado y a pesar de eso que estés en remera, una vieja, del mundial 98, pero que amás fuerte. Que suene Jayhawks mientras te inclinás en la reposera, mientras subís las patas a la baranda de ese balcón despintado, mientras mirás a las gaviotas cayendo en picada cerca de la espuma de ese mar que se va oscureciendo muy despacio.

The Jayhawks, esa banda de country alternativo originaria de Minneapolis, un poco bajón, un toque nostálgica que podés bancar con pucho y alguna botella de licor balconeando en un monoambiente de Santa Teresita.

La banda de Gary Louris, el guitarrista sesentón del inagotable pelo castaño y enrulado. El mismo Gary Louris que quedó al mando del timón de los Jayhawks en 1995 cuando la banda tenía 10 años en el ruedo y su capitán y fundador, Mark Olson, decidió bajarse.

Olson volvió esporádicamente para grabar en 2011 el LP Mockingbird Time, pero la conducción ya era de Louris. Con gustitos a Tom Petty, Neil Young y algo de los noventas de Bob Dylan, otro de Creedence, The Jayhawks siguió adelante y este año publicaron su nuevo material: Back Roads and Abandoned Motels, un álbum que recoge temas compuestos por Louris durante el período 2006 – 2013 en proyectos paralelos junto a otros músicos como Jakob Dylan, Emerson Hart o la banda country Dixie Chicks.

Dos temas inéditos acompañan: “Carry You To Safety” y “Leaving Detroit”, creados completamente por Louris quien en una entrevista al portal Mondo Sonoro, declaró: “Creo que será uno de nuestros discos más valorados”.

Ese sonido que viene de recuerdos que duelen un poco, esos que vuelven en algún sueño, inesperados y presentes como la garúa que moja sin convertirse nunca en lluvia. Ahí están los Jayhawks y su nuevo disco, ese que se escucha con el humo de un pucho o un porro, balconeando la nostalgia del atardecer en el invierno del mar.

Mariano Cervini – @marianocervini

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

América Latina