Notas

Karina Oliva: “La derecha no tiene posibilidades de ser democrática”

Karina Oliva: “La derecha no tiene posibilidades de ser democrática”
noviembre 23
17:04 2018

Karina Oliva, presidenta del partido político chileno Poder Ciudadano e integrante del Frente Amplio, dialogó con “Llevalo Puesto” por FM La Tribu, en el marco del Foro Mundial de Pensamiento Crítico organizado por CLACSO, sobre el contexto político de la región en miras a la cumbre de líderes del G20 que se realizará en Buenos Aires.

- ¿Cómo viste las conferencias realizadas por CLACSO y por qué son importantes en nuestro continente?

– Las he visto desbordadas de gente, han participado muchas personas a nivel latinoamericano, incluso europeo. He visto una necesidad dentro de la pérdida de lo que se llama “la década ganada”, teniendo esta oleada de gobiernos de derecha de la que nos sentimos responsables.

Sebastián Piñera llega a la presidencia en el 2010 y los sectores progresistas de la Concertación chilena no habían llegado a diferenciarse de la derecha, entonces esto permitió que haya ganado. Entonces algo de responsabilidad nos cae en que la ciudadanía vea a la derecha como algo que sirve para el recambio y la alternancia del poder de manera democrática.

- ¿Qué pensás que tiene de diferente esta “derecha renovada” con Mauricio Macri y Jair Bolsonaro respecto de las viejas derechas entre las cuales habían gobiernos militares?

– Creo que de fondo no hay nada de diferencia, hasta el día de hoy, la derecha chilena pinochetista sigue siendo neoliberal y conservadora. Las diferencias tienen más bien un elemento de forma porque han logrado establecer un relato de que son derechas democráticas. Por ejemplo, hay un libro muy bueno llamado Cómo mueren las democracias que afirma que antes las democracias morían con golpes de Estado directos, todo lo que conocimos con las dictaduras. Hoy en día la democracia se está poniendo en cuestión cuando se ocupan los mecanismos democráticos para que la derecha llegue y genere condiciones de terror, miedo, incertidumbre e inseguridad social, económica y cultural. Entonces la gente dice “necesitamos autoritarismo” y así llegan a través del voto.

Soy de aquellas que creen que la derecha no tiene posibilidades de ser democrática. Por ejemplo, hace unos días atrás en nuestro país fue asesinado Camilo Catrillanca por fuerzas especiales de Carabineros en la zona de La Araucanía. Y hasta el día de hoy, el gobierno dice que ha estado muy bien tener militarizada La Araucanía porque eso está llevando la paz. Pero lo que hay es una militarización en donde las fuerzas generan cada vez más violencia, y el pueblo mapuche es un pueblo de resistencia y los niveles de violencia no van a parar, pero los que mueren son los comuneros, la paz en La Araucanía no existe.

Entonces la derecha sigue siendo la misma derecha de antaño, solo que está tratando de llegar mediante el voto para decir: “Llegamos de manera democrática y con eso basta”. Hitler también llegó de manera electoral al gobierno y eso no quiere decir que sea democrático.

- ¿Cómo entra en este análisis el concepto de Lawfare y el rol del poder judicial?

– Es uno de los grandes déficits, es algo que todos estos días se ha estado pensando en CLACSO porque los sectores progresistas dejamos de formar pensamiento crítico y generar nuevas propuestas para nuestros países y el mundo. Analizando los gobiernos de esta “década ganada” hay algo elemental que entender: la democracia es un espacio esencial de socialización del poder. Las derechas generan dispositivos para atrincherarlo y mantener sus privilegios.

Lo que hicieron los gobiernos latinoamericanos, en un contexto muy difícil para el mundo, fue distribuir poder. Y se generó soberanía en temas como seguridad social, derechos, economía en términos de Estado, pero nunca pudimos socializar la banca. Nunca pudimos hacernos cargo de ese poder que estaba en la banca, en el sistema financiero, que hoy día genera grandes turbulencias en los sistemas democráticos y, al mismo tiempo, no se reestructuró el poder judicial. Se debe reestructurar al poder judicial en una perspectiva que reduzca la posibilidad del lawfare, porque esta es la nueva forma de muerte de las democracias. Ya los golpes no van a ser con los tanques, lo que está viniendo es la judicialización de la política porque la derecha sabe que no puede ganar por los votos.

Por los votos el macrismo está muy complicado porque se ha comprometido a muchas cosas que no sabía hacer, como bajar la inflación, mantener el empleo o evitar la desvalorización del peso. Haciendo todo eso mal es muy difícil que la gente quiera votar por Cambiemos en Argentina, entonces lo que le queda es tratar de anular al adversario político y no dar la disputa que es lo que la democracia nos dice: “Cuando tienes propuestas distintas da la disputa y que el pueblo decida”. Lo que quiere Cambiemos es que esto no ocurra, esto ya pasó en Brasil y ahí uno tiene que generar, cuando es gobierno, la fuerza política para que el poder judicial ya no sea mirado de una forma aislada por los gobiernos progresistas mientras los gobiernos de derecha lo ponen como un apéndice del gobierno ejecutivo.

- ¿Cuál es tu análisis de la situación del pueblo mapuche en Chile con relación al contexto político-económico?

– El conflicto, que acá también debe pasar, es por la restitución de tierras ancestrales que fueron usurpadas por los colonos europeos. El conflicto es cada vez mayor, pero lo que hemos logrado es que trascienda a la comunidad mapuche, ya está instalado en la ciudadanía. Y lo que había tratado de hacer este gobierno, como también el anterior, era generar un lawfare con los comuneros, levantar montajes de atentados terroristas de comuneros mapuches hacia colonos dueños de grandes forestales y judicializarlos, judicializar la demanda mapuche.

Eso ha ido perdiendo fuerza porque se han ido desbaratando cada uno de los montajes del gobierno, hoy día con el asesinato de Camilo Catrillanca, el conflicto en vez de ir en bajada va en una escalada muy potente. La zona de La Araucanía, luego del asesinato de Camilo, se declaró entre tres y cinco días de “Insurgencia”, esto significa que hay comunidades de la zona en enfrentamiento duro con las fuerzas militares de Carabineros.

Entonces va generando una tensión de disputa que, a buena hora, el gobierno se ha visto muy débil. El ministro del Interior va a ser interpelado el 10 de diciembre como responsable político del asesinato porque además este comunero no fallece en un enfrentamiento, sino que lo asesinan a quemarropa. Y cuando esto ocurre, el gobierno dijo que este comunero venía de realizar un asalto. A pocos días se descubre que estaba regresando desde la casa de otro comunero a su casa con su tractor y que además el operativo borra las cámaras para destruir las evidencias.

La lucha mapuche está generando una tensión al gobierno muy fuerte de la que no ha podido salir, que está muy bien pero no significa que están disminuyendo los niveles de violencia desde el Estado hacia las comunidades indígenas.

Nosotros vemos que como actores políticos debemos generar la mayor visibilidad de lo que realmente ocurre en la zona mapuche, pero al mismo tiempo presionar en términos legislativos en esta interpelación que si nos resulta bien podríamos terminar con una acusación constitucional contra el ministro y su salida del gobierno que es lo que nos gustaría porque es el responsable del asesinato de Camilo. Pero esta conflictividad entre la comunidad mapuche y el Estado chileno no es una conflictividad solo del gobierno de Sebastián Piñera, sino que es una conflictividad que viene de larga data y generalmente la política ha intentado hacer oídos sordos.

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

América Latina

  • macri-bolsonaro Una cumbre de outsiders: Macri y Bolsonaro condenan a Venezuela y apuestan al libre comercio

    Mauricio Macri se reunió este miércoles con el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, luego de no haber estado presente en su asunción. La agenda bilateral incluyó temas de seguridad, comercio y la ofensiva contra Venezuela.

  • Nicolas MaduroVenezuela: ¿En qué consiste el "Plan de la Patria" que presentará Maduro?

    Nicolás Maduro juró como presidente reelecto de la República Bolivariana de Venezuela y el próximo lunes anunciará medidas económicas prioritarias dentro de la agenda 2019-2025, a fines de contrarrestar los bloqueos comerciales impuestos por Estados Unidos y la Unión Europea (UE) y avanzar en la construcción del llamado Socialismo del siglo XXI.

  • julio-mella“Muero por la Revolución”: el legado de Julio Antonio Mella a 90 años de su asesinato

    Por Iara Cabrera* y Mauricio Ferolla*. Un 10 de enero pero de 1929 era asesinado Julio Antonio Mella, dirigente estudiantil y líder revolucionario cubano. Estaba exiliado en México tras ser perseguido por el régimen de Gerardo Machado en Cuba, quien contrató sicarios para que le den muerte aquella noche de enero junto a su compañera Tina Modotti.

  • maduroAsumió Maduro: "Juro defender la independencia absoluta de la Patria"

    En un contexto de constante ataque contra el país petrolero por no alinearse a los planes de Estados Unidos, mandatario prometió “defender la independencia absoluta de la Patria” y llevar “prosperidad social y económica” al pueblo venezolano.

  • lopez-obradorMéxico: López Obrador ordenó liberación de presos políticos y revisará más de 350 casos

    Se trata de militantes ambientalistas, mujeres indígenas y opositores a la reforma educativa que impulsó el expresidente Enrique Peña Nieto que fueron privados de su libertad pero sin sentencia firme. El actual mandatario aseguró que su gobierno buscará justicia y reparar el daño para que “los inocentes puedan salir de las cárceles”.

  • Diaz Canel MaduroDenuncian al Grupo de Lima por boicot contra Venezuela

    La declaración del grupo conformado por 14 países de América Latina contra la soberanía venezolana cosechó repudios entre los defensores de la Revolución Bolivariana y la democracia continental. A la solidaridad de gobiernos como el de México, Cuba, Bolivia y Turquía, se le sumó la de movimientos populares del continente que acompañarán un nuevo mandato de Nicolás Maduro.