Notas

India: una congregación trans busca su espacio en la festividad de la Jarra Sagrada

India: una congregación trans busca su espacio en la festividad de la Jarra Sagrada
enero 16
18:24 2019

El martes comenzó oficialmente la tradicional celebración hindú Kumbh Mela en la ciudad de Allahabad. Este año, la congregación trans Kinnar solicitó formar parte de las Akharas organizadoras del evento.

Declarado en 2017 como parte del Patrimonio inmaterial de la Humanidad por la UNESCO, Kumbh Mela es también conocido como el festival de la jarra sagrada. Se estima que 100 millones de personas participarán de la celebración en Allahabad, Uttar Pradesh, al norte de la India.

Durante 48 días, los peregrinos se sumergirán en la confluencia de los ríos sagrados Ganges y Yamuna (y el mítico río Sarasvati) en un ritual de purificación para librarse del ciclo continuo de las reencarnaciones. No todos los días son igual de auspiciosos para cumplir con el ritual. Por ello, el 4 de febrero se espera la asistencia de 30 millones de personas, el doble de lo calculado diariamente.

Cada tres años, el Kumbh Mela se realiza turnándose en 4 ciudades: Allahabad, Haridwar, Nashik y Ujjain. Todas ellas se encuentran en las orillas de los ríos sagrados. También se celebran festivales intermedios pero sólo en las dos primeras.

Transformando la tradición

Los baños son precedidos por las procesiones reales o “shahi”, lideradas por los hombres sagrados conocidos como “sadhus”, quienes vestidos de naranja y en algunos casos cubiertos de ceniza guían a sus seguidores hacia la confluencia de los ríos.

El domingo 6 de enero, una de tales procesiones fue liderada por una congregación de hinduistas trans, lo que representó un paso más para lograr la aceptación social. En 2014, un fallo histórico de la Corte Suprema reconoció a la población trans como un tercer sexo. En India, se estima, cerca de 2 millones de personas se identifican como transgénero.

Kinnar Akhara es el nombre de la congregación que a pesar de no haber logrado el reconocimiento oficial por parte de los organizadores, decidió hacerse presente en el festival.

Tanto en la mitología como en las escrituras hinduistas se encuentran referencias a personas e inclusive deidades transgénero. “Si hay 13 Akharas para hombres y mujeres, ¿Por qué no puede haber una para personas trans?”, se preguntó Atharv, parte de Kinnar Akhara en declaraciones a la cadena BCC.

Los “akharas” son espacios de devoción religiosa, y se distinguen entre sí por costumbres, hábitos y principalmente por la orientación hacia distintas deidades como ser “Vishnu” o “Shiva”. Algunas de ellas sólo aceptan entre sus miembros a personas de la casta de los “brahmanes”, otras como Junna Akhara incluyen hasta a los antes llamados intocables.

Khumb Mela no sólo es un momento de celebración religiosa sino también de reunión. De hecho, ese es uno de los significados de la palabra “mela” en hindi. Los akharas también suelen llegar a acuerdos entre sí sobre cuestiones religiosas, así como demostrar su cuantioso número de fieles.

Siete de las actuales 13 akharas, fueron fundadas en el siglo 8 y por ello la antigüedad es uno de los argumentos en contra de la aceptación de Kinnar Akhar. “El khumb es un lugar donde todos son bien recibidos y también damos la bienvenida a personas trans. Pero no pueden ser reconocidos como un akhara”, dijo el vocero de la Junna Akhara, la más grande las 13 oficiales.

La presencia de la Kinnar Akhar en el Khumb Mela no resulta una novedad, debido a que ya participaron de la festividad anterior en 2016 pero consideran que la celebración en Allahabad es aún más importante ya que suele congregar un número mayor de fieles.

Más allá de la ardua tarea que significó conseguir un lote cercano a las orillas del río, la organización pudo superar el trago amargo disfrutando de la bienvenida que le dió una multitud al llegar a la ciudad.

Lucía Ibarra – @pichi_ibarra

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Derechos Humanos