Géneros

28 enero, 2019

La Plata: tras el escándalo, Garro dio marcha atrás en la prohibición del uso de polleras cortas

A través de una circular interna, el municipio de La Plata prohibió a las empleadas municipales el uso de polleras y remeras cortas. A raíz de las críticas, el intendente debió dar marcha atrás con la medida, aunque el foco sigue puesto en la falta de políticas de género de su gestión.

Por medio de una circular interna, el intendente de La Plata, Julio Garro, les prohibió a las empleadas municipales asistir al trabajo con polleras y crop tops. “El personal femenino no podrá asistir con prendas que dejen al descubierto el abdomen, como así tampoco con polleras/vestidos que no alcancen o sobrepasen el límite de las rodillas”, establece el comunicado que lleva la firma del secretario de Convivencia y Control Ciudadano, Roberto Di Grazia.

Los varones, por su parte, no podrán asistir con vestimenta deportiva ni bermudas. En tanto, quedaron desterradas las ojotas y las “Crocs”. Como salido de un código de vestimenta de antaño, la orden impartida desde el palacio municipal advierte que quien no acate la decisión, será penalizado con una falta en la planilla de asistencias, ya que no se le permitirá el ingreso a la respectiva dependencia.

Tras darse a conocer la medida, desde el gobierno local dieron marcha atrás y dejaron sin efecto la circular debido al escándalo público que generó, advirtiendo que buscaban “que los empleados no confundan ir al trabajo con ir a la playa”. A través de los medios de comunicación y las redes sociales, el gobierno de Garro fue el blanco de críticas debido a la falta de políticas de género, el ataque constante a los colectivos LGBTIQ y la decisión de mantener en el cuerpo de concejales a Fernando Ponce.

La semana pasada, el intendente debió exigirle la renuncia a Ponce como presidente del Concejo Deliberante, denunciado por abuso sexual. El año pasado, Anabella Beltrachini, ex empleada del municipio, relató que entre junio y julio de 2017 el concejal de Cambiemos la hizo entrar a su despacho junto a una compañera donde las encerró bajo llave y luego, de forma violenta, intentó que la joven le practicase sexo oral. En la misma línea lo denunció la concejal de Unidad Ciudadana Victoria Tolosa Paz, por injurias y violencia verbal. A pesar de las acusaciones, Ponce seguirá desempeñándose como concejal sin mayores sanciones.

Asimismo, durante lo que va de su gestión, Garro atacó en reiteradas oportunidades al colectivo LGBTIQ local. En noviembre del año pasado el intendente prohibió la quinta Marcha del Orgullo de la Provincia de Buenos Aires  a solo cinco días de que se realizara. En dicha oportunidad, desde la comisión organizadora aseguraron que “la decisión política de Cambiemos es apoyar y brindar seguridad a otros eventos que se realizarán ese mismo día, negándonos y coartándonos la libertad de expresarnos y manifestarnos públicamente”.

Asimismo advirtieron: “La ciudad de La Plata es el laboratorio del accionar policial desmedido y represivo hacia la comunidad LGBTIQ, particularmente al colectivo trans y travesti”, en relación al Código de Convivencia que rige en la capital provincial desde julio de 2018 y que  multa a quien “ofreciere, solicitare, negociare o aceptare directa o indirectamente servicios sexuales”.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos