Notas

Lindo, pero bruto: reírse de un Barbie Boy

Lindo, pero bruto: reírse de un Barbie Boy
febrero 01
16:27 2019

Por Carla Martilotta. El nuevo tema de Lali Espósito y Thalía generó una catarata de críticas tras su lanzamiento. Es que Lindo, pero bruto es tan real que duele. “Con tus gafitas oscuras, reloj elegante pero de la China. Lanzaste un par de frases de Internet, de esas recién aprendidas. Tú tienes el cuerpo duro y el cerebro en blanco ¿Por qué no te lees un librito de vez en cuando?”, reza la letra que, acompañada de una base pop–reggaetonera, grafica al típico varón fit que busca seducir a las mujeres como si la vida fuese una publicidad de desodorante barato y desagradable.

Si el video se mira sin audio, ambas cantantes latinas parecen estar haciendo una remasterización de Barbie Girl, el hit de 1997 que Acqua popularizó en todo el mundo. “Soy una chica Barbie, en un mundo Barbie. La vida de plástico, es fantástica. Podés peinar mi cabello y desvestirme en cualquier lado”, cantábamos las niñas y adolescentes en un inglés precario todavía por el 2000. Pero es solo una parodia. Pasaron más de veinte años y las mujeres ya no permitimos que nos traten como muñecas, ahora nos vestimos como queremos, nos desvestimos con quien queremos, y la vida de plástico es un objetivo a desterrar.

Lindo pero bruto viene a reírse de los “Barbie Boys”. Esos varones que, con autos caros, relojes de imitación y abdominales símil tabla de lavar, esbozan burradas a la hora de querer seducir a una mujer, amparándose siempre en su físico atractivo. Al mejor estilo SyFy, ambas cantantes diseñan al hombre ideal en un laboratorio. Atención, el hombre ideal de las revistas y pantallas. Sin panza, sin pelos, musculoso, lindo, Adonis. Con el cerebro en blanco. ¿Qué falló en ese experimento?.

De fondo, el problema no es con la letra, es con ellas. Mujeres exitosas que a través de su música se ríen de ese estereotipo que tantas veces las puso del otro lado, cuando la canción la canta un varón. Que hoy podamos sobrellevar con humor las tácticas de conquista sacadas de un manual del Alexander Caniggia es una muestra del empoderamiento de nuestra sexualidad y la libertad que conseguimos para vivirla como queramos y con quien queramos, aunque ese quien sea un “Barbie Boy”.

“Dame el gusto, soy Thalía, mucho gusto. Pero no me hables tanto porque me asusto. ¿Esta noche qué hacés? Ven y me complaces”, dice la artista mexicana que supo ser objeto de deseo de miles de hombres alrededor del mundo y blanco del amarillismo de los medios de comunicación, que durante años se regordearon publicando sus retoques y entradas al quirófano. Que si se sacó una costilla o si se estiró la cara, Thalía fue centro de burlas, críticas y violación sistemática de su privacidad, sin que a ninguno de los que hoy se ofenden se les moviera un pelo.

La naturalización del cuerpo de la mujer como objeto de consumo a lo largo de la historia, provocó que ahora los varones se sientan ofendidos cuando los consideramos “solo una cara bonita” o “un flaco de una noche”. La libertad sexual de las mujeres siempre los incomodó, pero ahora no solo nos acostamos con quien queremos, sino que también podemos reirnos de esos “Barbie Boys” que piensan que ellos nos levantan a nosotras. Por favor.

“Los hombres son un lujo, no una necesidad. No necesito un hombre rico, yo soy un hombre rico”, dijo la cantante Cher en una emblemática entrevista hace veintidós años. Hoy Thalía y Lali vienen a rendirle homenaje, y el feminismo los invita a construir una nueva manera de establecer lazos sexoafectivos.

Las autoras del tema “confesaron” (según titularon varios medios) haberse acostado con un varón lindo pero bruto. No hay confesión alguna cuando hablamos de relaciones amorosas en las que tanto la mujer como el varón son sometidos a las normas estéticas impuestas por un sistema capitalista signado por el patriarcado y el machismo. El objetivo es construir relaciones mas sanas y justas, a partir de una socialización separada de los cánones de género y belleza.

@CarlaMartilotta

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Análisis

  • macri-vidalCuál es el escenario para "Juntos por el Cambio" de cara a octubre

    por Federico Dalponte. El oficialismo se alineó bien a la derecha del centro, coqueteando a último momento con Amalia Granata, Darío Lopérfido y Alberto Asseff. Un cierre de listas que pretende captar los votos de José Luis Espert, más que seducir a los de Roberto Lavagna.

  • Macri PichettoMacri-Pichetto o la salida del clóset del peronismo antipopulista

    Por Javier Slucki. Si la jugada de incluir a Miguel Pichetto en la fórmula resulta en lo inmediato inentendible desde lo electoral, es porque lo es. Lo cual no quiere decir que sea inexplicable desde todo punto de vista.

  • ASIAbuso sexual en la infancia: un problema de género en un sistema patriarcal

    La estadísticas dan cuenta que una de cada cinco mujeres y uno de cada trece varones fueron víctimas de abuso sexual en la infancia, en donde el 80% de los abusos son intrafamiliares y los abusadores son el 95% varones. Si bien en el último tiempo las denuncias de abuso sexual contra les niñes y adolescentes aumentaron, se calcula que de cada 1000 casos solo 100 se denuncian y apenas uno se condena.

  • Candidatos todos chabonesCierre de alianzas y algo más

    Por Juan Manuel Erazo. Si la fórmula Fernández-Fernández implica la búsqueda de un gobierno moderado o de transición, la fórmula Macri-Pichetto manifiesta lo contrario. Ambas distan de ser meros movimientos electorales o simples búsquedas de votos. Manejen ciertos niveles de gobernabilidad, cristalizaciones de correlaciones de fuerzas, y ante todo, un escenario que se corre hacia la derecha.

  • Pichetto MacriLos polos se refuerzan y el centro se diluye

    Por Federico Dalponte. El cierre de alianzas dejó sorpresas, pero ninguna como el pase de Miguel Ángel Pichetto al oficialismo. El sueño macrista es que la vía rionegrina al peronismo decante en mayores votos, pero los que dudan son muchos. O quizás Todos.

  • majul (1)La argentina más odiada

    Por Federico Dalponte. La campaña electoral se define en un detalle ortográfico. Para unos, la argentina más odiada es Cristina Kirchner y su estilo, su gobierno, su todo. Para otros, la más odiada es la Argentina actual: endeudada, empobrecida y excluyente.