América Latina

5 febrero, 2019

“EE.UU. necesita tomar la delantera porque la derecha venezolana es totalmente incapaz”

Marco Teruggi, periodista y escritor argentino en Caracas, analizó en diálogo con “Insurgentes” por Radio Sur 88.3 el conflicto venezolano a casi dos semanas de que el diputado opositor Juan Guaidó se haya autoproclamado presidente encargado.

Marco Teruggi, periodista y escritor argentino en Caracas, analizó en diálogo con “Insurgentes” por Radio Sur 88.3 el conflicto venezolano a casi dos semanas de que el diputado opositor Juan Guaidó se haya autoproclamado presidente encargado.

– ¿Cómo estás viendo la situación hoy en Venezuela teniendo en cuenta que EE.UU. define situaciones como la ocupación o no, un gobierno paralelo o no?

– Efectivamente, hoy no tiene mucho sentido preguntarle a Guaidó que piensa hacer sino que hay mirar lo que están pensando los que están conduciendo EE.UU. Hay un grupo que han llamado “equipo Venezuela” que son los que están conduciendo concretamente el caso. Están instalando la lógica del desgaste y de amenaza permanente. Han logrado hacer una cosa muy interesante y compleja que es lograr construir a trasvés de las redes sociales, a través de quiénes están hablando del tema internacionalmente, una relación de fuerzas que no existen en territorio.

Por ejemplo, el domingo a la noche empezaron a correr un rumor de que ya había tropas movilizándose a la frontera de Colombia, de que estaba llegando la ayuda humanitaria. Y la información en el terrero es que no estaba pasando absolutamente nada.

Si uno quisiera hacer una especulación de lo que están haciendo, entre otras cosas, es ponernos en permanente situación de defensiva a la espera de que algo esté llegando y ellos van prolongando el tiempo de desgaste mientras van terminando de definir por donde van a atacar.

Hay algo que resulta relativamente claro, si los EE.UU. se propusieron armar a Juan Guaidó, que no existe, un gobierno paralelo que lo hicieron reconocer por la Unión Europea, por el Reino Unido, Israel, el Grupo de Lima es decir que tiene un plan, no creo que estén a la deriva. La gran pregunta es cómo están pensando ellos.

Otra posibilidad es que estén concentrando el foco de atención en un punto para después atacar en otro. Yo creo que su plan principal sería que se quiebre la fuerza armada, hasta el momento no ha sucedido. Esta situación tiene una doble conclusión para ellos también, necesitan tomar la delantera porque la derecha venezolana es totalmente incapaz, pero esta misma sobreexposición le genera una suerte de removilización del chavismo. Ante la evidencia del ataque que está conducido por Washington hay una removilización y mucha gente que puede no ser afín a Nicolás Maduro pero ante la posibilidad de una invasión hay un llamado nacionalista por así decirlo.

– ¿Qué rol cumplirían países como China o Rusia a la hora de pensar posibles intervenciones militares concretas?

– Lo que están haciendo es intentar negociar evidentemente. Desde Venezuela los mensajes que dan son que cuando llegue el nuevo gobierno van a garantizar las inversions chinas, rusas y un discurso si se quiere tranquilizador. Por parte de EE.UU. debe estar negociando, ahí está medio difícil saber qué. Debe haber un espacio de negociación donde están en juego tensiones propias en estas relaciones bilaterales que forman parte del conjunto geopolítico.

Es difícil saber cuál podría ser la reacción, hasta el momento ha habido una defensa de Venezuela, una posición diplomática, militar, económica y creo que es parte de lo que quieren lograr romper. Es decir, que no se metan, que dejen actuar y que reconozcan a América Latina como el patio donde efectivamente manda EE.UU.

Esto también está en el centro de la disputa lo que uno ve es esa correlación de fuerza donde el Gobierno estadounidense ha unificado a su bloque y le falta neutralizar eso para tener el terreno más allanado.

– Dos de los países que apoyan a Venezuela son Uruguay y México ¿qué peso tiene esta posición?

– Está habiendo diálogo. Estos dos países han tomando la delantera para plantear la salida con diálogo. Tiene una legitimidad que Bolivia no la tiene, no porque no la tenga en sí misma sino porque la han demonizado tanto que Uruguay y México en el imaginario internacional no son países que uno diga son de izquierda, bolivarianos y chavistas sino que plantean que la única forma es hablando.

Es muy llamativo como de parte de EE.UU: se da una negación total al diálogo. Sostienen que ya pasamos esa etapa y estamos en la etapa en la que Maduro se va o se va. En ese contexto creo que están intentando abrir un posible espacio de negociación. El tema es que los que están mandando plantean que eso ya no es posible.

– ¿Cómo se podría perfilar desde una mirada latinoamericana que pierda Mauricio Macri en Argentina y gane una candidata como Cristina Kirchner? ¿Tendría peso al momento de equilibrar los poderes latinoamericanos?

– Es imprescindible te diría. Es imprescindible mantener Bolivia y que gane en este caso por cómo se dan las correlaciones de fuerza, Cristina. Además Argentina es un país que tiene capacidad de influencia, de irradiación, de ocupación del espacio público, diplomático, comunicacional. Hay países que tienen mayor capacidad por una cantidad de razones de lograr generar agenda, debate, y Argentina forma parte de eso. Por lo tanto necesitamos evidentemente eso con urgencia.

Sería lograr quitarle una de las piezas al modelo de acción norteamericano que está construyendo gobiernos como el de Macri que son gobiernos que ni siquiera preguntan, sino que sólo reciben ordenes. Si este año llegáramos a mantener Bolivia y atacar a Macri en Argentina estaríamos con una mayor capacidad de frenar esta serie de gobiernos que están por ejemplo convalidando lo que se está haciendo en Venezuela que es una intervención abierta al imperialismo norteamericano.

Uno puede darle muchas vueltas, Maduro esto, el chavismo aquello, pero hoy está claro lo que estamos viviendo, el que no quiera ver lo que está pasando es porque no lo quiere ver o porque de alguna manera está trabajando para ocultarlo. En este contexto con EE.UU. y con el continente así necesitamos a toda costa sacar a Macri.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos