Notas

13 países acuerdan no poner condiciones que dificulten el diálogo en Venezuela

13 países acuerdan no poner condiciones que dificulten el diálogo en Venezuela
febrero 07
12:50 2019

Este miércoles se dio inicio a la reunión inaugural del Grupo Internacional de Contacto (GIC), con el objetivo de abordar por la senda del diálogo la situación de Venezuela. ¿Qué es el “Mecanismo de Montevideo” impulsado por México y Uruguay?

El GCI está conformado por ocho países miembro de la Unión Europea (UE) -Alemania, España, Francia, Holanda, Italia, Portugal, Reino Unido y Suecia- y cinco países de América Latina -México, Uruguay, Costa Rica y Ecuador-. A su vez, cuenta con la participación de Federica Mogherini, representante de la UE para Asuntos Exteriores; y del presidente uruguayo, Tabaré Vázquez.

La iniciativa fue impulsada por México y Uruguay, y apoyada por el gobierno constitucional de Nicolás Maduro, a fines de privilegiar el diálogo entre los actores internos de Venezuela, sin injerencia externa.

“Si pedimos elecciones en tal momento, estamos imponiendo condiciones que dificultan el diálogo. Son ellos los que deben acordar”, sostuvo en el inicio de la conferencia el canciller de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, en relación a la negativa del autoproclamado presidente Juan Guaidó a sentarse a discutir con Nicolás Maduro.

El Mecanismo de Montevideo es una propuesta que consta de cuatro etapas para garantizar las condiciones necesarias para alcanzar una solución integral a la crisis económica y política que atraviesa el país caribeño, cuyos puntos de análisis son complejos y diversos.

La primera fase es la del diálogo inmediato, y se trata de construir las condiciones para un diálogo entre los actores involucrados, es decir, el gobierno y la oposición. La segunda etapa es de negociación, en la que se presentarán los resultados de los diálogos previos. La tercera consiste en la “construcción y suscripción de esos acuerdos a partir de los resultados de la fase de negociación”, y por último la fase de implementación, en la que se materializarán los “compromisos asumidos”.

En un documento firmado por los asistentes, se remarca que dicho mecanismo se guía por los principios de “no intervención en asuntos internos de los países, la igualdad jurídica de los Estados, la solución pacífica de controversias, el respeto a los derechos humanos y la autodeterminación de los pueblos”.

El objetivo declarado es evitar “una escalada de violencia” y “garantizar una solución pacífica y democrática”. “La posición histórica de nuestros países ha sido y será siempre la de privilegiar la diplomacia sobre las demás alternativas, ya que sólo así se podrá alcanzar la paz y la estabilidad de manera sostenible, legítima y efectiva”, sostiene el documento.

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

América Latina