Notas

Desde que nací, estoy agonizando: sobre Atenas, la película de César González

Desde que nací, estoy agonizando: sobre Atenas, la película de César González
febrero 08
11:51 2019

Alain Badiou, el filósofo francés, escribió alguna vez que el cine puede abordarse como una situación filosófica. Visto desde este concepto, transparenta una forma de sujeción, de ser y estar, puesta en imágenes para ser aprehendida. También pone a distancia el poder y la verdad que se nos propone (la producción de la misma); y a la vez interrumpe, a la manera del acontecimiento, el flujo de la vida cotidiana. El cine y la filosofía se alimentan recíprocamente, se co sustancian.

César González es el director de cine argentino que más en serio se ha tomado en los últimos años la articulación consciente del cine con la filosofía. Nos recuerda a Luis Buñuel, no por el surrealismo y la vanguardia. sino quizás por ese transitar cómodo entre la ficción, el registro documental y la exploración del lenguaje cinematográfico desde la preocupación por los olvidados y las lógicas culturales contemporáneas transversales de las que participa toda la sociedad.

Aunque la cámara de González acompañe a un personaje, jamás se detiene a enhebrar una historia sino que le abre las costuras y desoculta todos los pliegues de vidas que necesitan ojo detallista y sensible. Esto mismo nos acerca con Atenas, su quinto largometraje, en el que acompaña a Perséfone en los primeros días de su libertad condicional luego de casi cinco años presa.

La exclusión no es un concepto universal. Es plausible de convertirse en una idea abstracta pero en la práctica no es una ni es general. Perse es muestra de ello. Ser mujer y ser pobre la pone a disposición de exclusiones y violencias sobre el cuerpo que otro tipo de articulación no habilita. En la película, todas esas otras exclusiones y violencias aparecerán como contexto que sobredetermina a la protagonista, todas en las que habitan quienes viven en las villas del conurbano bonaerense y la ciudad.

Hacinamiento; servicios básicos no disponibles; agresiones institucionales; el trabajo precario; las desapariciones de origen múltiple. Sin embargo, en el cine de González hay una insistencia en la risa, la solidaridad y el sentimiento comunitario que resiste el desgajamiento y las distancias que los discursos que nos hablan pretenden imponer.

Sin dudas, el cine de González se aleja de cualquier verdad en la que un Estado nos invite a confiar. La igualdad jurídica como situación palpable y material es su utopismo. Atenas, en los hechos, esperó autorización para su estreno en el Cine Gaumont, por lo menos, desde el año 2017, cuando fue proyectada en el Festival Internacional de Cine de Derechos Humanos en una sala del Centro Cultural Haroldo Conti.

González es el director de cine que no debería haber sido, y es desde ello que ha roto con lo cotidiano, e incluso lo inexorable. El abogado y poeta Julián Axat, en un texto sobre los pibes chorros poetas, desvanece el imaginario del progresismo romantizador que parece cantar sacar belleza de esta pobreza es virtud y se vanagloria de hallar poetas y cineastas chorros y pobres resistiendo la opresión y la miseria en cada penal, en cada esquina. La política y sus intelectuales deberían ser más responsables en ciertas apreciaciones.

González, como excepción y voluntad, no acepta la moralina, la épica ni el mito. La gran Atenas capitalista continuará animalizando simbólicamente a los ciudadanos que la desbordan pero la sostienen desde los circuitos informales. El miedo de los poderosos propone en imágenes la infantilización de la plebe. González, a su pesar, les responde con cine.

Dónde ver Atenas

Semana del 7 al 13 de febrero

-Cine Gaumont (CABA): 13:00, 15:45, 21:30

-Nuevo Cine Italia (Formosa): 19:00

-Cine Teatro Pico (Gral. Pico, La Pampa): 20:30

Ana Clara Azcurra Mariani – @serserendipia

Licenciada en Ciencias de la Comunicación (UBA), Doctoranda en Ciencias Sociales (UBA) y docente

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Géneros

  • sylvia-rivera-stonewallLa historia de Sylvia Rivera, la activista trans que protagonizó la revuelta de Stonewall

    El 19 de febrero del 2002 murió, a causa de un cáncer de hígado, la activista trans Sylvia Rivera. Ella fue uno de los pilares principales para las revueltas ocurridas en el bar Stonewall en Nueva York en 1969, que lograron un cambio rotundo en el colectivo LGBT y es por esa noche de revolución queer que se celebra el día del orgullo a nivel mundial.

  • emergenciaUna emergencia invisible: otra mujer fue asesinada por su pareja en Quilmes

    Tras siete días de internación y pronósticos “alentadores” falleció la mujer que fue quemada viva por su marido en la localidad de Quilmes, donde el Concejo Deliberante había declarado la Emergencia en Violencia de Género.

  • Aborto Legal Congreso19F: un nuevo pañuelazo federal por el aborto legal

    Este martes 19 a las 19 horas se realizará en las inmediaciones del Congreso de la Nación un nuevo pañuelazo para exigir la legalización del aborto voluntario, así como la plena implementación de la Ley de Educación Sexual Integral y la aplicación del aborto no punible.

  • mujer-policiaMujeres policías se organizan para reclamar por sus derechos

    Mujeres de la fuerza de seguridad se organizaron para presentarle a la ministra Patricia Bullrich un documento que solicita que no las envíen a las marchas y movilizaciones por los derechos de las mujeres.

  • salta-abortoUna nena de 15 murió tras practicarse un aborto clandestino en Salta

    Una joven de 15 años murió en Salta tras intentar practicarse un aborto de forma clandestina. Según declararon los médicos, la adolescente embarazada de tres meses ingirió una tableta de Bayaspirina con limonada, creyendo que esto induciría el aborto, lo que le provocó la muerte.

  • Notas-Orgullo-514 de febrero: amor feminista para todo el mundo

    Por Diana Broggi. Los 14 de febrero suelen ser una fecha un tanto bizarra. Año a año se reeditan de forma sistemática los mensajes y la estética vinculados al amor romántico. Esto se repite a su vez en un contexto donde la sospecha sobre la forma real del amor, apuntala el debate en torno a las formas tradicionales o hegemónicas de concebirlo.