Notas

Cosquín Rock: la lucha por el cupo femenino en los eventos musicales

Cosquín Rock: la lucha por el cupo femenino en los eventos musicales
febrero 13
19:36 2019

Varias artistas y músicas del país hicieron su descargo ante los dichos del productor del Cosquín Rock, José Palazzo, quien está a cargo de la organización del evento y dijo que no había “suficientes mujeres con talento”, lo que generó repudio en las redes sociales.

El pasado 9 y 10 de febrero se llevó a cabo la edición N° 19 del festival cordobés Cosquín Rock, en el aeródromo de Santa María de Punilla con la presencia de más de 120 mil espectadores y espectadoras quienes vibraron al ritmo de la música. En la lista de 143 bandas y artistas que brindaron su show es común leer nombres como Ciro y Los Persas, Skay y los Fakires, Las Pelotas, Don Osvaldo, entre otras. Pero lo que más llama la atención es la poca presencia de artistas y bandas integradas por mujeres.

Más allá de ser el festival de rock argentino más esperado y concurrido, esta edición generó varias críticas por parte del público y artistas, quienes expresaron su descontento por el incumplimiento de la ley del cupo femenino que establece un 30% de presencia de mujeres en el escenario. Sumado a esto, el productor y organizador, José Palazzo, se justificó de manera misógina y provocó el repudio inmediato en las redes sociales.

En octubre de 2018, el colectivo de Mujeres Músicas redactaron un proyecto de ley para exigir que se cumpla el 30% de la participación femenina en eventos musicales bajo el lema “X Más Músicas Mujeres en Vivo”. Teniendo en cuenta el total de bandas que tocaron los dos días, las cifras demuestran que las artistas femeninas tuvieron poca presencia ya que sólo 15 bandas estaban integradas mayormente por mujeres y solistas.

En la última conferencia de prensa, Palazzo dijo: “Si yo tuviera que poner el 30 por ciento, tal vez no lo podría llenar con artistas talentosas y tendría que llenarlo por cumplir ese cupo. Esas artistas no estarían a la altura del festival y tendría que dejar afuera otro tipo de talentos”. Este dicho provocó la pronta respuesta de artistas como Patricia Sosa, Loli Molina y Marilina Bertoldi.

El argumento de Palazzo fue que el rock argentino era joven y que la mujer jugó un papel distinto en años anteriores. Marilina Bertoldi, compositora y solista argentina, en sus historias de Instagram respondió: “Ahora no somos esas grandes bandas argentinas que llenan estadios. Es parte de la historia, coincido en que es todo un proceso y hay un público –sobre todo minas- que ya cambiará y empezaremos a admirar a las pibas que nos representan, que son ideales, que admiramos y que nos dan un mensaje, nos mueven, nos hacen enojar, llorar y poner muy felices y bailar”.

El reclamo se replicó el domingo en el escenario Norte, cuando el trío Eruca Sativa -compuesto por Brenda Martin, Lula Bertoldi y Gabriel Pedernera- dio su show y pidió que haya más mujeres en los festivales argentinos, además de exhibir el pañuelo verde del aborto legal, seguro y gratuito.

“Nosotras estamos acá gracias a otras mujeres que estuvieron antes, por eso pedimos por más mujeres en los escenarios”, dijo Brenda Martin, bajista de Eruca Sativa. Además, su banda invitó a 3 mujeres durante el recital de 40 minutos que brindaron. Una de ellas, la folklorista riojana, Bruja Salguero, se sumó y sentenció fuertemente: “Este es un llamado para todos los señores que están a cargo de los festivales de nuestro país. Queremos decirles que abran las tranqueras porque se vienen las mujeres”.

Marilina Bertoldi, agregó: “Apostemos a otro tipo de festivales con otras propuestas y otros productores y productoras. Esto lleva distinto público, el cual entiende que estas decisiones hablan sobre postura política, ideología y cómo nos vemos en el futuro. No traten de cambiar al Cosquín porque ya es así”.

Este año el Cosquín Rock le abrió sus puertas a la música emergente y a aquellas bandas que vienen ganando terreno en el país. Tuvieron la oportunidad de pisar los distintos escenarios bandas como Usted Señalemelo, Perras On The Beach, Fisurado y Paranoico, Indios, entre otras. Por primera vez se escuchó música electrónica de la mano del DJ Nick Warren y se apostó por artistas del rap y el trap argentino. Lo que estuvo al margen fue justamente el cupo femenino, que no llegó a completar alrededor del 10%.

José Palazzo minimizó las decisiones que desde su rol como productor debe cumplir, aclarando en una entrevista para Silencio Live: “¿Qué pasa si yo me veo forzado a poner 42 bandas [con participación de mujeres]? Seguramente haya 12, por ser generoso, que van a ser una bazofia. Voy a tener que sacar bandas que a lo mejor tienen talento y tienen posibilidades para poder cumplir con el cupo femenino”.

Ahora se espera que el reclamo de mujeres tenga voz y se replique en la sociedad. En tanto, en la siguiente edición del festival cordobés se comprobará si el reclamo Mujeres Músicas logró su cometido y consigue visibilizar la desigualdad de género.

Santiago Camarero – @SantiCamarero

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Teatro

  • FrentaFrenta: el dolor en clave de resurrección

    Más allá de su connotación religiosa, el término resurrección -derivado del latín resurgo (levantarse, alzarse)- puede entenderse como una nueva oportunidad. Algo similar ocurre en Frenta, el unipersonal de danza y actuación de Belén Coluccio que puede verse todos los jueves a las 21 hs. en el CC Rojas.

  • Lorca en las trincheras de MadridUna trinchera para Lorca en el barrio de La Boca

    Una excelente puesta en escena, una musicalización en vivo impecable y sin fisuras, un trabajo prolijo, serio y coordinado entre actores, actrices y títeres, y la épica de una de las luchas más tristemente dulces de nuestra historia. Lorca en las trincheras de Madrid, la obra de teatro del Grupo Catalinas Sur, tiene todo eso y un poco más.

  • No me vuelvas a hablar de amorNo me vuelvas a hablar de amor: el cinismo como amenaza del sentimiento

    ¿Qué pasa cuándo el amor es muy parecido al odio? ¿Es su contracara perfecta o hay matices casi invisibles que involucran otras cuestiones? No me vuelvas a hablar de amor es una obra que parece tambalear en el canto de una moneda en que las dos caras terminan por fundirse en una sola. Y esa fundición no es nunca clara ni precisa.

  • La Intemperie de las cosasLa intemperie de las cosas: la existencia como un ahogo resplandeciente

    ¿Quién decide cuándo hablar y cuándo callar? ¿En qué momento la rutina se convierte en un pantano distante de nosotros mismos? Preguntas que sirven de disparadores para "La Intemperie de Las Cosas", una obra de teatro físico, compleja, que requiere una atención particular por parte del espectador acostumbrado al teatro clásico.

  • Refugio-InvisiblesEl Refugio de los Invisibles: parir la libertad

    La obra de Catalina Briski propone quitarse las máscaras de la comodidad. Los invisibles son aquellos que la sociedad elige no ver. Una construcción que surge de negar la mirada que en el fondo es lo mismo que negar su existencia.

  • LápicesLa Noche de los Lápices versión ópera rock

    "Lápices: un musical con memoria" es una ópera rock basada en lo ocurrido en La Noche de los Lápices en la que estudiantes secundarios fueron secuestrados y desaparecidos durante la última dictadura militar. Paula Grosse, una de sus autoras y directoras, dialogó con Notas.