Asia

15 febrero, 2019

India: un templo prohibido para mujeres reabre sus puertas

Este martes el templo Sabarimala reabrió sus puertas. Un “muro” de mujeres había permitido que ingresaran dos de ellas hace un mes. Te contamos todo sobre la decisión de la Corte que las avalaba, y la resistencia por parte del gobierno y grupos conservadores.

El pasado martes reabrieron las puertas del templo de Sabarimala para las ceremonias mensuales en medio de una gran expectativa. Las autoridades de Kerala organizaron un operativo de seguridad para evitar las posibles protestas y ataques hacia las fieles.

El 2 de enero dos mujeres lograron entrar al templo por primera vez en siglos. En Kerala, al sur de la India, se encuentra el centro de peregrinación hindú Sabarimala, un sitio rodeado por 18 colinas.

Hacia allí peregrinan los devotos de Ayyappan, un dios hindú célibe que luego de haber matado al demonio Mahishi fue a la cima de una de las colinas a meditar. Ahora es ahí donde se encuentra el templo.

¿Por qué se formó un muro de mujeres? Porque ellas, en edad menstrual (entre los 10 y los 50 años) no podían entrar al templo. El celibato del dios no lo permitía.

Desde el gobierno de Kerala garantizaron las medidas para que, tanto durante enero como el martes, se pudiera preservar la integridad de las fieles que deseaban rendir culto a Ayyappan.

En octubre, dos mujeres habían intentado ingresar a la finca que rodea al templo pero fueron apedreadas por grupos conservadores. Luego de su ingreso en enero, el templo cerró sus puertas para ser purificado.

La menstruación es considerada un signo de impureza pero en la mayoría de los templos hindúes lo que se prohíbe es la entrada durante el período menstrual.

El fallo de la Corte

El 28 de septiembre del año pasado, el Tribunal Supremo indio falló a favor del ingreso de mujeres de cualquier edad. “El patriarcado de la religión no puede triunfar sobre la devoción que emana de la fe y la libertad de practicar la religión”, reza el dictamen.

De esta forma se revirtió la decisión que en 1991 había tomado el tribunal de Kerala con respecto al cumplimiento de la prohibición del ingreso a las mujeres.

Una de las principales organizaciones que protestó la medida fue la Brigada Bhumata Ranragini (Mujeres Guerreras de la Tierra Madre). Entre sus victorias se cuenta el haber logrado el ingreso de fieles al santuario de Haji Alí, en Mumbai.

Esta conquista también generó el rechazo de la Asociación Nacional de Devotos de Ayyappan, ya que consideran que el grupo demandante al no ser seguidor de esta deidad no debería interceder en lo que respecta a una comunidad religiosa que tiene al celibato eterno como uno de sus pilares. Por esta razón, se presentaron más de 60 peticiones de revisión del fallo.

Además, el Primer Ministro Modi dijo que los comunistas -quienes gobiernan en Kerala- no respetaban la cultura, la historia y la espiritualidad de la India.

El aislamiento como reacción

Las dos mujeres que ingresaron al templo en enero sufrieron luego la exclusión social y el hostigamiento por parte de su propia familia. Sin embargo, declararon en la corte que estaban decididas a volver a ingresar el martes.

Una de ellas, Kanadurga, al regresar del histórico ingreso a Sabarimala fue golpeada por su suegra, y sus parientes no le permitieron ingresar a su hogar ni hablar con sus hijos. Sólo uno de ellos continúa dialogando con la joven. Por ese motivo es escoltada por la policía en las calles de Kerala. Como contraparte, la marcha de las mujeres continúa abriéndoles puertas.

Lucía Ibarra – @pichi_ibarra

Foto: El País

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos