Notas

Mientras Netanyahu se encontraba con Trump, en Gaza y Tel Aviv escalaba la violencia

Mientras Netanyahu se encontraba con Trump, en Gaza y Tel Aviv escalaba la violencia
marzo 26
11:06 2019

El 9 de abril hay elecciones en Israel y el clima político se puede describir con cualquier adjetivo menos “tranquilo”. En la carrera de los principales candidatos se juega la relación que puedan entablar con los territorios palestinos. Pareciera que quien perjudique más a los habitantes de Gaza y Cisjordania ganaría más votos en la ciudadanía israelí.

Durante las últimas semanas, la violencia diaria en Cisjordania aumentó a niveles que desde hacía meses no alcanzaba, por parte de las Fuerzas de Defensa Israelíes (FDI) pero también del lado de los colonos que viven en los asentamientos ilegales. Amenazas de hacer desaparecer a Gaza y a Hamás o al pueblo beduino de Khan al-Ahmar en Jerusalén se han transformado en eslóganes de campaña del populismo de derecha que contiene a los candidatos que más miden en las encuestas.

Ataques en la vida diaria de los palestinos son la realidad detrás de esas campañas. Demoliciones de casas, escuelas, quemas de árboles, ataques a autos y mezquitas, son sólo algunos de los acosos diarios que los palestinos sufren de parte de los colonos o bien de los soldados israelíes. La administración israelí controla el 80% del territorio de Cisjordania, pero los palestinos no pueden votar en las elecciones del Estado judío.

Este lunes Donald Trump firmó, en una conferencia de prensa junto a Benjamín “Bibi” Netanyahu, el reconocimiento a los Altos del Golán como parte del Estado de Israel. Los Altos del Golán son un territorio sirio ocupado por Israel. Mientras los dos presidentes daban la conferencia de prensa, el Ejército israelí bombardeaba en Gaza edificios de Hamás, que la noche anterior había lanzado un misil a una localidad cercana a Tel Aviv, sin consecuencias fatales.

El cruce de misiles tuvo un antecedente hace diez días, que no pasó a mayores. En el marco de este clima de violencia exacerbado, el domingo 17 un soldado y un rabino israelí recibieron disparos de un palestino que atacó a tres asentamientos ilegales en el norte de Cisjordania.

Durante tres días, las FDI sitiaron más de 20 ciudades de la zona, donde podría haber pasado el atacante. Pueblos enteros quedaron aislados, con sus rutas cerradas, pobladores que no podían salir a trabajar o volver del trabajo (y debieron buscar lugar para dormir durante tres días), niños y niñas sin ir al colegio, casas allanadas en el medio de la noche y gases lacrimógenos desparramados incluso dentro de las viviendas, mercados desabastecidos de alimentos por el cierre de las rutas y entradas a los pueblos, fueron algunas de las consecuencias del operativo llevado a cabo para buscar a Omar Abu Laila, de 19 años, quien finalmente fue rodeado y asesinado por los soldados cuando incendiarion la casa en la que se estaba escondiendo cerca de la ciudad de Ramallah.

El cuerpo no fue entregado a la familia que, además, recibió amenazas de parte de Israel de que como castigo, su casa sería demolida.

Al mismo tiempo en que mataban a Abu Laila, otros dos jóvenes palestinos fueron asesinados en la ciudad de Nablus, con la justificación de que se sospechaba que estaban por cometer un ataque en contra de israelíes. Luego de recibir los disparos, una bulldozer israelí pasó por encima del auto en el que los jóvenes se encontraban, con ellos todavía adentro.

Éstos son sólo algunos de los hechos que enmarcan el clima que se está viviendo en la Palestina ocupada (se le suman el acceso restringido a la mezquita de Al Aqsa y un gran conflicto por tratos inhumanos en las cárceles israelíes, entre otros).

Al momento del cierre de la edición y después de varios cruces de misiles entre Gaza e Israel, Hamás anunció que se había llegado a un acuerdo de “alto de fuego”, mientras los ataques del Ejército israelí seguían produciéndose.

Según Quds, el menos diez palestinos resultaron heridos a raíz de la agresión del Ejército israelí, quien lanzó al menos cincuenta ataques aéreos contra edificios residenciales y gubernamentales, y tierras agrícolas ubicadas en algunas áreas de la Franja.

Leticia Silvestri, desde Palestina – @letisilvestri

Foto: Quds

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Géneros