Notas

Siguen caminando acompañados: a treinta años de la avalancha mortal de Hillsborough

Siguen caminando acompañados: a treinta años de la avalancha mortal de Hillsborough
abril 15
16:29 2019

Como cada 15 de abril, el mundo del fútbol recuerda a sus víctimas: noventa y seis aficionados del Liverpool Football Club fallecieron luego de una avalancha mortal en el estadio de Hillsborough, en Inglaterra.

El fútbol genera tantos sentimientos como hinchas que inundan el planeta con cánticos y banderas. Esta vez los telones y aplausos son acompañados con lágrimas y emoción: aquel 15 de abril de 1989 marcó un quiebre en la historia del deporte más popular del mundo.

El Liverpool Football Club es uno de los cuadros más importantes de Inglaterra, cuna del fútbol mundial. Los “reeds” llenan su estadio, Anfield, partido a partido. Pero entre la multitud una bandera siempre acompaña el increíble marco: “You’ll never walk alone” (“Nunca caminarás solo”), además de encontrarse en la parte superior de su escudo.

Treinta años atrás, se disputaba la semifinal de la Copa de Inglaterra entre Liverpool y Nottingham Forest. Los aforados fanáticos “reeds” alentaban y no dejaban de saltar en el antiguo estadio. De repente, una gigantesca avalancha sacudió a la hinchada y noventa y seis simpatizantes de Liverpool fueron aplastados por una de las vallas de contención.

El gobierno de Margaret Thatcher utilizó esta tragedia para llevar adelante el “Informe Taylor”, una serie de medidas contra la violencia dentro del fútbol y para resguardar la seguridad. Contrariamente a lo realizado por el gobierno inglés, el suceso no ocurrió por culpa de los espectadores sino por las malas condiciones en la que se encontraba el estadio, sin contar con las medidas de seguridad exigidas por la Asociación de Fútbol Inglés (FA).

A partir de allí, muchos clubes a nivel mundial comenzaron sus obras para refaccionar sus instalaciones por el miedo latente a un nuevo episodio de éstas magnitudes. La modernización de los mismos es una cuenta pendiente aún en la actualidad, ya que muchos de ellos siguen contando con tablones de maderas y demás elementos inseguros para albergar a tanto público.

Steven Gerrard, futbolista inglés retirado, es uno de los máximos ídolos del club, y aunque en el momento del trágico partido lo estaba mirando desde su televisión, la vivió muy de cerca: su pequeño primo de diez años Jon-Paul Giglhooley fue una de las víctimas. Uno de los mejores jugadores de Inglaterra, quién nunca cambió de club por su sentido de pertenencia y en honor a su familiar fallecido.

Gerrad, como tantas otras personas involucradas en el hecho, no camina solo. La increíble hinchada de los reeds camina junto a las víctimas. Richard Rodgers y Oscar Hammerstein compusieron para el musical “Carousel” en 1945 You’ll never walk alone, que luego de la catástrofe fue utilizado como himno para no olvidar lo sucedido. Los jugadores se acercan hasta la gigantesca tribuna popular y acompañan con palmas al cielo el cántico enfurecido.

Nunca caminarás solo

Cuando camines a través de una tormenta,
Mantén la cabeza alta,
Y no temas por la oscuridad;
Al final de la tormenta encontrarás la luz del sol
Y la dulce y plateada canción de la alondra.
Sigue a través del viento,
Sigue a través de la lluvia,
Aunque tus sueños se rompan en pedazos.
Camina, camina, con esperanza en tu corazón,
Y nunca caminarás solo,
Nunca caminarás solo.
Camina, camina, con esperanza en tu corazón,
Y nunca caminarás solo,
Nunca caminarás solo.

Emanuel Mardarás – @EMArdaras

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Fútbol