Géneros

16 abril, 2019

Femicidio en La Rioja: violaron y asfixiaron a una nena de 11 años

Una nena de once años fue violada y asesinada en el barrio Virgen Desatanudos de la capital de La Rioja. Sabrina había salido de su casa el domingo a las 18 hs para ir a comprar, pero no volvió. Alrededor de las once de la noche su cuerpo fue encontrado sin vida y con signos de abuso sexual.

Una nena de once años fue violada y asesinada en el barrio Virgen Desatanudos de la capital de La Rioja. Sabrina salió de su casa el domingo a las 18 hs para ir a comprar, pero no volvió. Alrededor de las once de la noche su cuerpo fue encontrado sin vida y con signos de abuso sexual.

Por el abuso y femicidio de la menor se encuentra detenido un hombre de 28 años que está siendo investigado por el crimen y otro de 24 que se presentó por propia voluntad junto a su abogado en la Fiscalía de Género.

Si bien la fiscal del caso Gabriela Asís dictó el secreto de sumario, el portal local Nueva Rioja publicó que, de acuerdo a los resultados preliminares de la autopsia, la pequeña fue objeto de un abuso y murió por asfixia por comprensión de manos, con obstrucción de las vías respiratorias.

Sabrina salió de su casa en horas de la tarde para ir a comprar y, como no volvía, sus familiares y vecinos salieron a buscarla. A oscuras y rastrillando el barrio con la poca iluminación que les brindaron los celulares, la encontraron golpeada y sin vida tirada en un descampado.

La víctima era integrante de La Garganta Poderosa, desde donde emitieron un comunicado responsabilizando a las autoridades gubernamentales de la Provincia. “Sus vecinas alumbraron al barrio Virgen Desatanudos con sus teléfonos y la encontraron tal como la dejó el Estado, golpeada y tirada en un descampado, totalmente abandonado por sus policías, sus luminarias, sus ambulancias y sus medios de comunicación, esos que ahora corren a buscar el morbo y la “conmoción”, dicta el documento.

“No la van a ver sonreír atrás de una cámara, ni correr detrás de una pelota, ni volver corriendo del almacén. No la verán volver. Quería estudiar más, más y más, soñaba ser artista y alfabetizar a sus papás. Tenía once años. Y entonces acá estamos partidas al medio, los puños llenos de dolor, las gargantas llena de rabia y un cajón chiquitito que recibe juguetitos de colores, porque no hay lugar para flores, ni para tanto tierno alboroto, ni para descansar en paz. Por favor, miren la foto, nada más”, concluyeron.

 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos