Notas

La policía tucumana se negó a tomarle la denuncia por violación a un joven trans

La policía tucumana se negó a tomarle la denuncia por violación a un joven trans
mayo 03
16:40 2019

A través de un video que subió a sus redes sociales, Lucas, un varón trans de 24 años contó en primera persona cómo un grupo de tres hombres lo asaltaron, lo golpearon y lo violaron con la rama de un árbol a pocas cuadras de su casa, en Tucumán.

El hecho ocurrió el pasado miércoles por la mañana cuando el joven volvía a su casa en taxi. El auto lo dejó cerca de las 9:30 en la avenida Belgrano y Paso de los Andes, a tres cuadras de su casa e iba caminando cuando lo interceptaron tres hombres en una moto.

“Era obvio que me venían a robar y les entregué la billetera y el celular en el acto. Pero aún así comenzaron a golpearme hasta que no di más y me caí al piso. Ellos pensaron que yo era un chico gay, porque me decían ‘ahora te vamos a hacer machito, puto'”, le contó Lucas al diario local La Gaceta.

Tras los agravios comenzaron a golpearlo y a quitarle la ropa. Cuando se dieron cuenta de que sus genitales eran femeninos se dispusieron a violarlo. “Buscaron una rama de un árbol y con eso me violaron. Yo lo único que quería era no mirar y dejar de sentir ese dolor”, dijo Lucas.

El hecho ocurrió a dos cuadras de la Comisaría Sexta, a tres cuadras de la Subjefatura de policía y a seis del ex Comando Radioeléctrico, donde ahora funciona la base de los patrulleros y motoristas del 911. A pesar de los gritos y de que a dos cuadras había tres policías, nadie se acercó.

“Llegué llorando y le conté a mi tía que me habían robado el celular. Ella me preguntaba si eso era todo lo que había pasado y yo le decía que no sabía. No quería saber. Hasta que ella me señaló el pantalón y ya estaba sangrando”, agregó.

Además del dolor físico y psicológico al que fue sometido el joven por parte de los tres atacantes, el servicio policial de Tucumán volvió a victimizarlo por su identidad de género. En la Comisaría Sexta le tomaron la denuncia, aunque solo por el robo y los golpes. Ni una palabra sobre la violación, a pesar de que Lucas estaba sangrando.

“No pusieron nada, pero nada, de la violación. Se los dije, que dejaran constancia, y me cambiaban de tema, no me escuchaban. Me mandaron a un médico forense en la Subjefatura de Policía, en la Chile y San Miguel, pero por las lesiones, no por la agresión sexual. Estuve dos horas esperando y recién me dijeron que el médico no iba a llegar, que venga a ver si lo encontraba a las seis de la tarde o que directamente fuera mañana (por el jueves)”, relató la víctima.

Lucas es militante por los derechos de las personas trans ya tiene su DNI de varón y el año pasado comenzó un tratamiento hormonal para que su cuerpo refleje su identidad. ¿Para qué quería una denuncia que no tenía lo que yo realmente necesitaba, un papel que dijera que me violaron? La justicia de Tucumán está por los suelos”, dijo en sus redes al respecto del accionar de la policía que no respetó sus derechos.

En tanto, aseguró que junto a compañeros de distintas agrupaciones están organizando movilizaciones para expresar su repudio y dar visibilidad a la situación y concluyó: “Ahora nadie está seguro. Ni antes de lo que me pasó ni después. Espero que las cosas vayan cambiando y podamos llegar a estar seguros algún día”.

 

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Géneros