América Latina

16 mayo, 2019

Un millón de personas participaron de la huelga educativa en Brasil

Docentes y estudiantes salieron este miércoles a la calle en los 27 Estados brasileños a manifestarse contra el recorte del 30% en el sistema universitario impulsado por el Gobierno de Jair Bolsonaro.

Docentes y estudiantes salieron este miércoles a la calle en los 27 Estados brasileños a manifestarse contra el recorte del 30% en el sistema universitario impulsado por el Gobierno de Jair Bolsonaro.

El ministro de Educación brasileño, Abraham Weintraub, había anunciado el ajuste -que afecta a universidades e institutos federales- el pasado 30 de abril. La reducción presupuestaria abarca el pago de “deudas no obligatorias”, como los salarios de trabajadores tercerizados, obras de infraestructura en curso, compra de equipos y facturas de agua, luz e internet.

Esto provocó la reacción de la comunidad educativa que decidió impulsar una huelga a nivel nacional en todos los niveles y realizar distintas acciones en las principales ciudades del país.

Las movilizaciones tuvieron lugar en más de 200 municipios pero el foco principal se dio en San Pablo donde se encuentra la universidad más importante de Brasil.

Bajo consignas como “libros sí, armas no” y “fuera Bolsonaro”, 250 mil personas salieron de la sede principal de la casa de altos estudios y recorrieron siete kilómetros hasta la Avenida Paulista brindando la foto más impactante de la jornada.

De acuerdo a la Confederación Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), en total más de un millón de personas participaron de la huelga.

Bolsonaro no pudo obviar lo sucedido y se hizo eco de la protesta desde Texas, EE.UU., donde viajó a reunirse, entre otros, con el expresidente estadounidenses George Bush.

“Es natural, ahora la mayoría es militante”, dijo y opinó que si se les pregunta “la fórmula del agua, no saben nada”. “Son unos idiotas útiles, unos imbéciles, que están siendo usados ​​como masa de maniobra de una minoría”, aseguró.

Desde la vereda de enfrente Claudio Lorenzo, secretario general de la Asociación de profesores de la Universidad de Brasilia, afirmó que “este es un gobierno que tiene todas las características de los fascistas”. “El presidente y el ministro de Educación, son dos oscurantistas, están contra el saber crítico, atacan a los universitarios por puro macartismo”, agregó.

Además, el dirigente gremial apuntó que “Bolsonaro se dio un tiro a sí mismo haciendo provocaciones contra los universitarios que al final unificaron a la izquierda y el centro” logrando que “profesores que apoyaron el impeachment contra Dilma ahora están apoyando el paro”.

Por su parte Tatiana Roque, profesora de matemáticas y de filosofía en la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ) y dirigente sindical analizó que la ley para congelar el gasto público “es lo que está causando ahora estos recortes”.

Cabe recordar que, el Gobierno ilegítimo del expresidente Michel Temer aprobó en 2016 una enmienda constitucional que impide al Ejecutivo aumentar el presupuesto para las áreas sociales durante veinte años. Solo puede incrementarse de un año a otro por la variable inflacionaria del año anterior.

Tras el éxito de la medida de fuerza, se programó otro paro educativo para el 30 de mayo. El objetivo del movimiento es confluir en la huelga general el 14 de junio, convocada por la Central Única de Trabajadores (CUT) y otros sindicatos, en contra de las políticas neoliberales del Gobierno.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos