Mundo Gremial

22 mayo, 2019

Pablo Moyano sobre el paro de la CGT: “No tiene que ser dominguero, tenemos que salir a la calle”

El agrupamiento de gremios opositores a la actual conducción de la Confederación General del Trabajo (CGT) confirmó su adhesión a la medida de fuerza del próximo 29 de mayo, aunque exigió que esta fuera de 36 horas y con movilización.

Luego de la convocatoria por parte de la Confederación General del Trabajo (CGT) a un paro general el próximo 29 de mayo, el Frente Sindical para el Modelo Nacional, el agrupamiento de gremios opositores a la actual conducción de la central obrera, confirmó su adhesión a la medida de fuerza.

A través de un encuentro realizado en la biblioteca del sindicato de Camioneros, en el barrio porteño de Boedo, el conglomerado gremial se sumó al quinto paro general en la era Macri.

“Hemos decidido adherir al paro como una forma más de instar al gobierno a cambiar esta política económica porque no puede ser que el pueblo argentino pase por la necesidad extrema que está pasando, como sucede con los sectores más sensibles que son los jubilados”, explicó en conferencia el secretario general de Camioneros, Hugo Antonio Moyano.

Por su parte, Pablo Moyano, el segundo de Hugo en el gremio verde, adelantó que el 29 de mayo instalarán tres mil ollas populares en todo el país y exigió a la CGT que el paro sea de 36 horas con movilización, a la vez que todos los sindicatos confederados confluyan en el acto de aniversario por los 50 años del Cordobazo.

“No tiene que ser un paro dominguero, tenemos que salir a la calle”, manifestó el también vicepresidente de Independiente.

De esta manera, el Frente Sindical suma a la parálisis del próximo 29 de mayo los servicios de bancos, aeropuertos, fábricas automotrices y de aceite, peajes, áreas de la Justicia, y venta de periódicos y revistas, entre otras.

Críticas

Los gremios opositores a la conducción actual de la central obrera, en manos del sector “dialoguista” con el gobierno nacional expresado en Héctor Daer y Carlos Acuña, manifestaron su desacuerdo con la convocatoria debido a que debía haber sido consultada “en un plenario de Delegados de Regionales y en un Comité Central Confederal”, y no en una reunión del Consejo Directivo.

En tanto, el Frente Sindical adjudicó que el paro del 29 era “una indudable consecuencia del paro del 30 de abril”, al que la CGT decidió no adherir.

Esta vez, por caso, el paro será contundente debido a la adhesión de la Unión del Transporte Automotor (UTA) y de los dos principales gremios ferroviarios: la Unión Ferroviaria y La Fraternidad.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos