Deportes

27 mayo, 2019

[Resumen de la fecha] Boca y Tigre jugarán la final de la Superliga

El Xenieize derrotó con mucho sufrimiento 1-0 a Argentinos Juniors y jugará la final de la Copa de la Supeliga ante Tigre en Córdoba, que este fin de semana venció a Talleres por 1 a 0.

Boca venció 1-0 al Bicho con gol de Lisandro López en La Bombonera. El equipo de Gustavo Alfaro volvió a quedar en el debe en cuanto a funcionamiento y superó sin sobrarle nada a su rival.

El partido inició con Argentinos Juniors teniendo la posesión de la pelota y aprovechando el juego por las bandas para complicar al dueño de casa. En esos primeros minutos, el conjunto de Diego Dabove tuvo situaciones claras para ponerse arriba en el marcador, primero lo tuvo Jonathan Sandoval que no llegó a impactar la pelota en el área chica y luego fue Gabriel Hauche, pero su cabezazo se fue por arriba del arco de Esteban Andrada.

Con el correr del minutero, Boca fue saliendo de su campo y empezó a emparejar el encuentro. Al equipo de Alfaro le faltó juego asociado, siente la falta de un jugador que pueda meter una pausa y genere fútbol para abastecer a los delanteros. La primera clara fue para Cristian Pavón, pero el cordobés no controló bien un gran pase de Darío Benedetto y eso permitió que el arquero de la visita se quede con el balón.

Sobre el final de la primera mitad llegaron las mejores ocasiones de gol, por un lado Benedetto quedó cara a cara con Lucas Chaves luego de un grave error de la zaga de Argentinos pero el nueve de Boca no estuvo fino y perdió una gran chance. Después lo tuvo el Bicho, Spinelli quedó solo ante Andrada y le dio un pase que le salió largo para Batallini y el punta definió afuera.

El complemento empezó con un desarrollo parejo hasta que a los siete minutos, Facundo Tello expulsó a Matías Romero en la visita por doble amarilla. Esto cambió los planes del equipo de Dabove que retrocedió unos metros en el campo.

El Xeneize sacó ventaja del hombre de más en el terreno y a los diez de la segunda mitad, Lisandro López de cabeza puso el 1-0 tras un gran centro de Mauro Zárate.

El Bicho pese a tener un jugador menos fue a buscar el empate, mientras que Boca apostó por el contragolpe aprovechando la velocidad de Sebastián Villa que ingresó por Pavón.

En los últimos quince minutos el partido se le complicó a los de Alfaro con la expulsión de Iván Marcone por una fuerte plancha a un rival, esto hizo que Boca se refugiara cuidando el resultado frente a un Argentinos que buscaba el gol a través de centros al área de Andrada.

Los instantes finales fueron de sufrimiento pero el equipo local logró aguntar la ventaja y se metió en la final de la Copa de la Supeliga. Dicho encuentro se disputará el próximo dómingo a las 18.45 en el Estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba.

Tigre finalista

Tigre venció 1-0 al Decano como visitante en el Estadio José Fierro con gol de Hugo Silveira. El equipo de Néstor Gorosito se había impuesto en la ida por 5-0, por lo que con este resultado terminó la llave con un global de 6-0.

El encuentro en Tucumán comenzó con el local tomando la iniciativa, sabiendo que tenía que revertir una serie que estaba muy desfavorable producto del resultado del primer partido. El elenco de Ricardo Zielinski se plantó en terreno adversario y acorraló a Tigre. La primera clara del Decano la tuvo a los 14 minutos Rodrigo Aliendro, pero su remate dio en el palo.

Por su parte, Tigre replegaba sus líneas y buscaba quitarle el ritmo que proponían los tucumanos. Atlético volvió a llegar al arco defendido por Gonzalo Marinelli pero no estuvo certero en la definición.

Tras no poder concretar los ataques, el nerviosismo se apoderó de los futbolistas locales y a los 28 minutos Aliendro vio la segunda amarilla por protestar de forma excesiva contra el árbitro Germán Delfino y dejó a su equipo con diez.

El panorama era cada vez más difícil para los dirigidos por Zielinski y para colmo de males, a los 38 minutos se quedó con nueve por la expulsión de Jonathan Cabral por tirarle un pelotazo a un rival que estaba tirado en el suelo.

En la segunda parte, Tigre jugó con tranquilidad producto de la diferencia abultada en el resultado y por la supremacía numérica de dos jugadores de más en la cancha. Y a los 63 minutos Hugo Silveira puso el 1-0 para la visita por intermedio de un cabezazo. De esta forma, el Matador terminó de cerrar la serie y el tiempo que quedaba de partido estuvo de sobra.

El elenco de Pipo Gorosito se clasificó a la final y pese a haber descendido de categoría, continúa con su sueño de alzarse con el título de la Copa de la Superliga.

 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos