Géneros

29 mayo, 2019

Cadena perpetua para el hombre que quemó viva a Mónica Garnica

El TOC N°3 de Quimes ordenó la prisión perpetua para Miguel Ángel Saracho, el hombre que asesinó a la joven estudiante de 21 años en Berazategui en diciembre de 2017. El tribunal dispuso la condena por “homicidio en el contexto de violencia de género agravado por la preexistencia de convivir con la víctima y por ensañamiento”

DataJudicial

Miguel Ángel Saracho fue condenado a cadena perpetua por el femicidio de Mónica Garnica Luján. En diciembre de 2017 el hombre roció con alcohol a la joven estudiante de 21 años y luego la prendió fuego en la vivienda que ambos ocupaban junto  sus hijos en 116 y 24, Berazategui.

Este martes el Tribunal Oral en lo Criminal N°2 de Quilmes a cargo de Félix Romieu dispuso la “condena por unanimidad por homicidio en el contexto de violencia de género agravado por la preexistencia de convivir con la víctima y por ensañamiento”. El fallo respondió al pedido del fiscal Sebastián Videla y de la abogada de la familia Claudia Perugino.

En tanto, el juez Pablo Pereyra sostuvo que “quedó acreditado para este tribunal que Saracho voluntariamente arrojó a Mónica Garnica Luján a las llamas; mintió cuando declaró y eso se demostró en que su preocupación era solo intimidar a testigos para que no contarán la verdad en lugar de asistir a su esposa”.

Mónica Garnica tenía 21 años cuando fue muerta en manos de Saracho. En diciembre de 2017 éste la prendió fuego viva tras incendiar parte de su ropa y, según un vecino que la asistió mientras llegaba la ambulancia, rociarla con alcohol. La joven madre de tres chicos estuvo 18 días internada en el Hospital del Quemado y el 10 de enero de 2018 murió a causa de las lesiones que tenía en más del cincuenta por ciento del cuerpo.

La defensa de Saracho solicitó su absolución alegando que no podía comprobarse que la muerte de la mujer haya sido intencional. Además, dijeron que el contexto de violencia de género era “mutuo” y que el hombre ya había sido condenado por los medios de comunicación.

En sus alegatos finales, el victimario insistió en que se trató de un accidente. Según su versión, ambos estaban discutiendo cuando Mónica sacó su ropa del placard y Saracho la roció con alcohol para prenderla fuego, en ese momento, dijo, ella se arrojó sobre las llamas.  A pesar de la versión del victimario, los magistrados se decidieron por las declaraciones de los familiares y amigos de Mónica quienes coincidieron en que ella era víctima de violencia de género.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos