Medio Oriente

25 junio, 2019

Irán abandona compromisos del acuerdo nuclear tras nuevas sanciones de EE.UU.

El Gobierno de Teherán informó que el próximo 7 de julio dejará de cumplir con otros dos puntos del Plan Integral de Acción Conjunta firmado en 2015 con seis potencias occidentales. El anuncio llega luego de que EE.UU. -que abandonó el pacto el año pasado- impusiera nuevas sanciones al país persa.

El Gobierno de Teherán informó que el próximo 7 de julio dejará de cumplir con otros dos puntos del Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés) firmado en 2015 con seis potencias occidentales. El anuncio llega luego de que EE.UU. -que abandonó el pacto el año pasado- impusiera nuevas sanciones al país persa.

Ali Shamkhani, secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, declaró este martes que desde el 7 de julio su país aumentará el nivel de enriquecimiento de uranio y suspenderá la modernización del reactor de agua pesada de la central nuclear de Arak. Ambos ítems eran parte del JCPOA.

Cabe recordar que ya en mayo el presidente iraní, Hasan Rohani, había anunciado que la República Islámica comenzaría a reducir sus obligaciones en torno al acuerdo como respuesta a la salida de Washington en 2018 y el recrudecimiento de las sanciones. En ese entonces el mandatario señaló que dejarían de vender, por un plazo de 60 días, uranio enriquecido y agua pesada.

No obstante aclaró que durante esos dos meses, estarían abiertos al diálogo para renegociar los términos. A su vez, se advirtió que si transcurrido ese lapso de tiempo no había avances considerables seguirían las acciones en detrimento del pacto como las que ahora serán puestas en práctica.

Además, estas medidas llegan luego de que el lunes el Gobierno de Donald Trump aporbara sanciones contra el líder supremo de Irán y ocho comandantes de alto rango de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica. En concreto se restringió su acceso a los recursos financieros y bloquearon todos sus bienes en territorio de EE.UU. o bajo control de ciudadanos estadounidenses.

Rohani, consideró las sanciones como “indignantes e idiotas”. Asimismo opinó que estas acciones contra el líder supremo serán un fracaso, porque el Ayatolah Jameneí “no tiene activos extranjeros”.

Las provocaciones estadounidenses

A principios de mayo de este año, EE.UU. anunció el despliegue del grupo de combate del portaaviones USS Abraham Lincoln (capaz de transportar 90 aeronaves), en la región de Oriente Medio. Además envió cuatro bombarderos pesados B-52.

Para que no queden dudas del significado de esa decisión el asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, declaró que se trata de “enviar un mensaje claro e inequívoco” a Irán de que “cualquier ataque contra los intereses estadounidenses o de sus aliados se enfrentará con una fuerza implacable”.

El 3 de mayo se habían anunciado restricciones económicas que impicaban sancionar cualquier tipo de asistencia a la planta nuclear iraní en Bushehr, así como a las exportaciones de agua pesada y uranio enriquecido. Días después, también se aplicaron medidas similares contra la industria metalúrgica.

Apenas dos semanas atrás, tras la misteriosa explosión de dos buques que transportaban combustibles en el golfo de Omán, Washington cargó sin pruebas contra Teherán.

“Irán lo hizo y ustedes saben que lo hizo, porque ustedes vieron el barco”, declaró Trump. Además explicó que encontraron una mina marítima que tenía “Irán escrito por todas partes”. “No vamos a tomarlo a la ligera”, agregó sin dar mayores detalles de que tipo de medida pensaba tomar.

El 19 de junio se dio un nuevo acontecimiento cuando las Fuerzas Armadas iraníes derribaron un dron estadounidense no tripulado. Las autoridades de la República Islámica sostienen que estaba violando su espacio aéreo de forma no autorizada mientras que EE.UU. dice que eso nunca sucedió.

Dron derribado EEUU Iran¿Qué es el acuerdo nuclear de Irán con el G5 + 1?

En julio de 2015, luego de dos años de negociaciones, Irán logró un consenso sobre su plan de desarrollo nuclear con el G5+1 (Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Inglaterra y Alemania). Estos países pretendían que la nación persa no avance en el desarrollo de la bomba atómica.

El primer punto y más importante del acuerdo fue el reconocimiento del derecho de la República Islámica a desarrollar un programa nuclear con fines pacíficos. Es decir que está facultada para realizar el enriquecimiento de uranio y con acceso al ciclo completo para la producción de combustible nuclear.

Por otra parte el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas levantaba todas las sanciones económicas y financieras contra el país. Además serían anuladas todas las restricciones económicas sobre los sectores bancario, financiero, petrolero, gasífero, petroquímico, comercial, seguros y transportes impuestas por la Unión Europea y EE.UU.

En mayo de 2018 Trump decidió desconocer lo acordado por su antecesor, Barack Obama. Fue así que firmó un decreto para retirar a su país del acuerdo y reimponer las sanciones económicas contra Irán sin que este último haya incumplido ningún aspecto del pacto.

A pesar de esta política beligerante de parte de Washington, en su momento tanto Teherán como los otros cinco países, resolvieron continuar adelante con los puntos consensuados.

Santiago Mayor – @SantiMayor

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos